Nunca es tarde para iniciarse en el coleccionismo Nunca es tarde para iniciarse en el coleccionismo

La filatelia es el gusto por coleccionar sellos de correos. Conviértase en filatélico y viaje a través de ellos.

Primero: ¡corra la voz!

Amigos, familia, estoy coleccionando estampillas. Las estampillas son pequeñas obras de arte, expresiones de nacionalidad y creadoras de la historia. A menudo valen más que su valor nominal.

Primeros pasos

  • Cuéntele a todos acerca de su nuevo pasatiempo, pídales que guarden cualquier estampilla extranjera o conmemorativa. Las estampillas son frágiles y deben ser tratadas con cuidado; entonces, pídale a amigos y familiares que le envíen las estampillas sin despegar del sobre original.
  • Para colecciones más dedicadas necesitará un álbum, fijasellos o bisagras, pinzas para estampillas, tijeras, lupa, libros de referencia para un correcto cuidado y preservación, y un catálogo reconocido con los valores actuales de las estampillas.
  • Para retirar una estampilla para colección, corte el ángulo de la estampilla desde el sobre (no demasiado cerca) y pase suavemente por agua tibia o deje la estampilla boca arriba sobre papel absorbente o periódico humedecido hasta que se desprenda. Séquela boca abajo sobre papel absorbente y aplánela entre las páginas de un libro antes de montarla.
  • Piense cómo desea clasificar las estampillas –por ejemplo, geográficamente o por temas–. Resulta emocionante conseguir estampillas de países que ya no existen como Abisinia, Zanzíbar, Bechuanalandia, Ceilán, Prusia, Rodesia y otros. Todas tienen algo que contar.  

Cómo comenzar la colección 

  • Los distribuidores y las tiendas de pasatiempos venden estampillas usadas.
  • En las primeras etapas de su colección, compre paquetes con una gran variedad, para establecer las bases de su álbum.
  • Revenda las estampillas que no le interesan.
  • Use Internet con precaución: Los sitios web facilitan la búsqueda y la compra de estampillas. Los sitios de mayor confianza muestran fotos claras, pero no siempre es fácil distinguir la calidad y condición.
  • Únase a un club de coleccionistas: Los aficionados aman compartir su conocimiento y experiencia. Usted puede aprender de ellos y aprovechar para comprar, vender o intercambiar duplicados propios y de sus colecciones.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas