Imagen Imagen

En materia de parejas ¿hacemos bien en creer en "la horma de nuestro zapato" o "en el Príncipe Azul"? ¿Cuál es tu opinión al respe...

Quién soy…

Pocas veces me cuestionaba las cosas; durante mucho tiempo hice lo que se suponía “debía hacer”. De chica, frente a todas las cosas malas que me sucedían siempre pensaba: “bueno… en algún momento algo bueno va a llegar porque me lo merezco”, y de ese modo, un poco resignada y un poco crédula, depositaba en esa confianza mi felicidad.

Poco a poco, la vida comenzó a golpearme más duro y a mellar esa confianza, poniéndome muchas veces cara a cara con la depresión. Entonces empecé a preguntarme: por qué. ¿Por qué toqué fondo?, ¿por qué dejar que las cosas pasen sin hacer nada? Desde ese momento, y sin saber bien cómo, empecé a tener más confianza en mí; a proponerme que los problemas, las personas, la vida no iban a vencerme. 

A través de esta pelea por salir adelante me fui conociendo; descubrí que contaba con una energía y una fuerza muy sólidas, y que la frase “después de cada tormenta sale el sol”, aunque suene a cliché, encerraba mucha verdad. Aprendiendo a conocerme y con la ayuda de personas que fueron apareciendo en mi camino, pude ir sorteando los problemas; me enfoqué en aceptar estos “malos tragos” y en tratar siempre de sacar de ellos algo positivo. Y así me fui ordenando. Claro que los problemas no desaparecieron, solo que ahora yo contaba con más herramientas para afrontarlos y con la convicción de que yo podía superarlos y que la base de toda confianza sale básicamente de uno mismo. 

A partir de entonces brotó en mí la necesidad  de poder ayudar a otros, de orientar a aquellas personas que no cuentan con alguien que las escuche o les brinde ayuda y a quienes, en definitiva, mi experiencia podría inspirar para salir adelante. Por eso, desde hace varios años, soy Coach Motivacional y mi misión es asistir a quienes deseen desarrollar una mayor eficacia personal y, estén dispuestas a luchar por tomar el control de sus vidas. Quiero ayudarlos a lograr un cambio entre lo que son y lo que quieren llegar a ser, trabajar en conjunto y compartir la alegría de vivir.

El tema de la semana: "Yo no creo en la media naranja" 

 Desde pequeños vamos incorporando la idea que en algún lugar está esa persona especial que nos va a completar y que va a dar significado a nuestras vidas. El "Príncipe Azul" para algunos, “la horma de nuestro zapato”, para otros. En fin…  “Nuestra media naranja”.

 Es entonces cuando comienza la búsqueda inconciente del reflejo de aquello que sentimos que nos está haciendo falta, pero muchas veces terminamos eligiendo a nuestro compañero de vida por motivos equivocados. Al estar "incompletos", creemos que juntos nos completaremos y seremos uno, y así habremos logrado nuestro anhelado objetivo: un alma gemela estará junto a nosotros y seremos felices y comeremos perdices.

Sin embargo, a medida que transcurre el tiempo nos vamos dando cuenta de que no todo es un cuento de hadas y que las diferencias, ocultas por esos primeros pasos de conquista, comienzan a aparecer hasta provocarnos frustraciones y desilusiones.  Lo que antes nos atraía, ahora ya no nos gusta. ¿Qué nos pasó? ¿Quién cambió? ¿Qué fue de nuestra  media naranja? Al parecer, el Príncipe Azul, se destiño durante el primer lavado. 

 Lo que a menudo ocurre es que depositamos nuestras inseguridades, nuestros miedos y deseos en alguien más, y no en nosotros mismos. Cuando tenemos un vacío en nuestro interior, nadie ni nada podrá cubrirlo o rellenarlo, por más que nos engañemos creyendo que una persona que nos ama pueda hacerlo.

 Pero ¡atención!, no nos preocupemos, esa persona especial sí existe y va a aparecer  en el momento en que sepamos más sobre nosotros mismos.

Por eso, es esencial primero conocernos, sentirnos completos, amarnos y respetarnos.  Y así, una vez que encontremos esa armonía y esa paz interior -sin mantener asuntos no resueltos de nuestro pasado-, estaremos realmente preparados para encontrarnos con esa otra persona -también consciente de su propio ser, de sus virtudes y de sus defectos-, con la cual poder compartir la maravillosa experiencia de vivir.

Si dos personas se vuelven una, entonces solo obtendremos “dos medias personas”. Propongo que cada uno de nosotros lleve su potencial al máximo, se reencuentre con su ser más íntimo, haga valer su persona y encuentre, para compartir el camino de la vida, a otra persona que también esté plena y lista para avanzar junto a nosotros. 

Imaginemos a estas dos personas, felices y sin mochilas que cargar,  juntas, iluminadas, acompañándose en la risa, en el cariño, en la adversidad y elevándose mutuamente a través del tiempo. Ambos serán dos naranjas enteras, listas para emprender un nuevo camino de a dos, y preparadas para ir creciendo juntas y afrontar las adversidades que la vida nos va regalando... sí, regalando. 

En la próxima entrega:  "S.O.S. ¡necesito organizarme!"


Podés conocer más acerca de Mariana en:

Su sitio Web

Facebook

Su arte: www. marianaautilio.com.ar


 

 




Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen claudia alejandra
claudia alejandra

¡Excelente artículo! Estoy completamente de acuerdo. No existe "la media naraja", cada uno de nosotros somos "una naranja entera". En todo caso, como dice Jorge Bucay, "somos compañeros de ruta". Gracias, Mariana, por este maravilloso artículo.

Imagen Nancy Shirley
Nancy Shirley

Muy bueno el artículo. Yo creo que Dios nos pone la persona ideal para que camine a nuestro lado para siempre. Eso si nosotros debemos guiarnos por Dios y no quedarnos con los brazos cruzados y que nos caiga del cielo la persona ideal, debemos hacer nuestra parte.

Imagen ROSA
ROSA

muy buen articulo!! y asi es, somos todos personas completas, no necesitamso a un otro! pero obvio que es hermoso compartir con un compañero en la vida! pero es para eso compartir el viaje no cargar con èl o que el cargue con nosotros!

Imagen Ana Maria
Ana Maria

Muy bien por este articulo, cada persona es un ser completo .-

Imagen Guillermo
Guillermo

Hola!... me parece "genial" tu propuesta Mariana!.... Apta totalmente para el buen debate y exposicion de pensamientos!.... Creo fundamentalmente en la existencia del ser humano como "ser completo"; pero, a todos "siempre" nos va a faltar una "oreja" que nos escuche; una "lengua" que nos hable; y ma

Imagen susana
susana

Muy bueno!!!

Imagen Valeria
Valeria

Todos los dias aprendemos algo nuevo.

Imagen Mariana
Mariana

gracias por dejar sus comentarios. Es importante como dice (eldelsion) crear espacios para el debate, en donde podemos compartir opiniones y luego cada uno se lleva lo que le parece. Creo que no hay 1 sola verdad , sino la verdad de cada uno. Para mi la vida es mucho mas linda y completa de a dos.

Imagen Graciela Lidia
Graciela Lidia

Estoy de acuerdo con vos. Somos naranjas completas, compañeros de ruta... Yo cumplo 30 años de casada en este mes, y creo que el secreto es reconocernos, comunicarnos, y trabajar siempre en el romance y volver a enamorarnos, una y otra vez. Tenemos 4 hijos, que ya no viven con nosotros. Creo que e

Imagen dominga
dominga

que lindo todo lo que decis pero no todas las personas son iguales ,siempre le va a faltar algo a la otra persona, a veces es dificil saber lo que piensa la otra persona aunque te diga que todo esta bien no es asi, ¿ y como luchas con eso? la inseguridad de saber que esa persona te esta mintiendo co

Imagen Secuoya
Secuoya

Lo que realmente nos completa No creo que lo que nos complete sea realmente la otra persona,sino más bien el amor que puede hacernos sentir una unidad en nuestra alma desde siempre añorada.La media naranja es una expresión adolescente cargada sin embargo de un mito que desde los griegos ( y quiz

Imagen Graciela
Graciela

Muy buen artìculo, cada persona es un "todo", la pareja es un compañero que te complementa.

Imagen eva
eva

Excelente. Recordé una frase La media naranja no existe de John Lennon "Nos hicicieron creer que cada uno de nosotros es la mitad de una naranja, y que la vida sólo tiene sentido cuando encontramos la otra mitad. No nos contaron que ya nacemos enteros, que nadie en nuestra vida merece cargar en l

Imagen Elva Natalia
Elva Natalia

Excelente nota. La vida es una lucha constante, pero a la vez esas luchas van fortaleciendo nuestro carácter y nos van puliendo, nunca podemos esperar que esa otra persona complete lo que nos falta, porque también ella tiene huecos que llenar y si ambos esperamos lo mismo...

Imagen maria del milagro
maria del milagro

muy buena nota. tiene mucha razon en todo lo que dice.

Imagen JUAN BAUTISTA
JUAN BAUTISTA

Estoy en ese camino y esto me abre la mente...y me ayuda

Imagen Mariana
Mariana

Juanbauti: Que alegria comentes eso. Te deseo todo lo mejor. El camino del auto conocimiento es duro y hay que trabajar mucho, pero vale la pena te lo aseguro! Escribime cuando quieras si necesitas puntos de vista. Slds, Mariana

Imagen maria cristina
maria cristina

Me gustó la nota. Muchas veces pasa que lo que te atrae de una persona es justamente lo que después terminas odiando, no sé porqué sera así, me ha pasado. Y también es mentira eso que "se es uno" eso no es sano a mi entender, de esa forma, hay uno que está anulado, y el que dirige la batuta es el

Imagen beatriz
beatriz

Excelente nota.

Imagen jose luis
jose luis

me paso toda la vida buscando mi media naranja para que ahora venga un hijo puta y me la haga zumo

Imagen maria victoria
maria victoria

yo si creo!! y la tengo....o medio limos..como quieran

Imagen natalia
natalia

Yo si creo y por suerte encontre una a mi justa medida....

Imagen Alicia Lidia
Alicia Lidia

Bien por la explicación. No somos la mitad de nadie. Somos seres únicos, completos. Si encontramos a alguien con afinidades, entonces se produce la magia de enamorarse. Pero seguimos siendo nosotros. Me desagrada la frase "media naranja".

Imagen rosa
rosa

yo la estoy esperando. se que vendrá la correcta esta vez.

Imagen rosa
rosa

y llegó a mi vida, a los 57 años, siempre me decía; en algun lugar está, y estaba...

Imagen Sandra
Sandra

Por que eso de media naranja? Yo diria , a veces, limon y entero, !! No somos la mitad de nada, cada uno es una persona y juntas sumamos dos!!

Imagen jose luis
jose luis

Leyenda sobre nuestra media naranja Contaba Aristófanes que, en un principio, la raza humana era casi perfecta. Los seres eran esféricos como naranjas; tenían dos caras opuestas sobre una misma cabeza, cuatro brazos y cuatro piernas que utilizaban para desplazarse rodando. Estos seres podían ser

Imagen Sandra
Sandra

Jose Luis, rebuena la leyenda, no la conocia, y cuanto debemos aprender de ella.

Imagen walter
walter

a mi no me falta mi otra mitad, pero siempre me faltan 5 para el peso :)

Imagen Arturo Alejandro
Arturo Alejandro

Buena

Notas Relacionadas