Imagen Imagen

Son difíciles de diferenciar a simple vista, pero hay datos sobre los gemelos que nos sorprenden.

¿Tienen los gemelos huellas dactilares idénticas?

Los gemelos idénticos son el resultado de un óvulo fertilizado que se divide, y la madre gesta dos embriones separados. La clave para la creación de gemelos idénticos es que la división ocurra después de la fertilización. Los gemelos idénticos son el producto de un único óvulo y un único espermatozoide, por lo que tienen el mismo ADN, es decir, la misma estructura genética. Como el ADN de los gemelos idénticos es exacto, siempre son del mismo sexo, tienen el mismo color de ojos y el mismo grupo sanguíneo.

Por el contrario, los mellizos nacen de dos óvulos separados que son fertilizados por dos espermatozoides distintos. Su ADN no será más parecido que el de cualquier otro par de hermanos de los mismos padres. Los mellizos no tienen necesariamente los mismos rasgos físicos, y pueden ser de distintos sexos y tener diferente grupo sanguíneo.

De cualquier manera, aunque los gemelos idénticos compartan el mismo ADN, no son un calco. Los padres y sus amigos más allegados pueden diferenciar un gemelo de otro sin mucha dificultad. Es posible que tengan una personalidad totalmente diferente; y también son distintas sus huellas digitales.

Ahora bien, si la genética no es la responsable de estas diferencias, ¿a qué se debe que las huellas digitales de los gemelos idénticos no sean… idénticas?

El entorno del embrión que se está gestando en el útero juega un papel importante en la determinación de una huella digital. Por eso es que los genetistas hacen una distinción entre los “genotipos” (el conjunto de genes que hereda una persona, el ADN) y los “fenotipos” (las características que conforman a una persona después de que el ADN es expuesto al medio ambiente). Los gemelos idénticos siempre tienen el mismo genotipo, pero sus fenotipos difieren porque la experiencia que tienen dentro del útero es distinta.

Edward Richards, director del Programa de Derecho, Ciencia y Salud Pública de la Universidad Estatal de Luisiana, lo explica así: En el caso de las huellas digitales, los genes determinan las características generales de los patrones que se usan para su clasificación. A medida que la piel de la yema de los dedos se va diferenciando, va expresando esas características generales. Sin embargo, como es un tejido superficial, también está en contacto con otras partes del feto y del útero, y su posición con respecto al útero y al cuerpo del feto varía a medida que el feto comienza a moverse por sí mismo y en respuesta a los cambios de posición de la madre. En consecuencia, el microambiente de las células en desarrollo de las yemas de los dedos fluctúa continuamente, por lo que apenas difiere de mano en mano o de dedo en dedo. Es este microambiente el que determina el delicado detalle de la estructura de las huellas digitales.

Mientras que las diferencias que produce el microambiente entre los dedos son pequeñas y sutiles, su efecto se ve amplificado por el proceso de diferenciación celular, lo que provoca las diferencias macroscópicas que permiten que las huellas digitales de los gemelos idénticos se diferencien. Influencias tan dispares como la nutrición de la madre, la posición en el útero y la presión sanguínea contribuyen también a la diferenciación de las huellas digitales de los gemelos idénticos.

Richards señala que las diferencias físicas entre los mellizos se acrecientan a medida que éstos envejecen: “En la edad madura y en la vejez, los gemelos idénticos parecerán mellizos”. El dos por ciento de los recién nacidos son mellizos, y sólo un tercio de ese porcentaje son gemelos idénticos. Pero las huellas digitales de los gemelos son como los copos de nieve: podrán verse similares a primera vista, pero bajo el microscopio, las diferencias se hacen evidentes.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas