Juegos clásicos que traspasan generaciones Juegos clásicos que traspasan generaciones

Algunos juegos, como trepar a los árboles o el famoso "teléfono descompuesto" nunca pasan de moda. Páselos de generación en generación.

Jugar en "la casa del árbol"

Como adulto responsable, primero, eche un vistazo al árbol y asegúrese de que tenga suficientes ramas que le sirvan de soporte.
• No deje que los niños trepen árboles húmedos –son resbaladizos–.
• Asegúrese que utilicen calzado con buen agarre.
• Siga la regla de tres pasos: mantenga los pies y una mano, o ambas manos y un pie, en el árbol de modo que lo sostengan.
• Párese sobre ramas que crecen hacia arriba y tan cerca del tronco como pueda.
• Si una rama se ve seca, o muy delgada para su peso, evítela.
• Para bajar, repita los pasos que hizo con cuidado.
• Verifique que su pie esté seguro, antes de apoyar sobre él todo su peso.

Juegos clásicos que traspasan generaciones

Jugar al Teléfono descompuesto

Aquí está la explicación para este juego maravilloso y sencillo.
Pase el mensaje:
• Un grupo de, digamos, 12 personas se sienta en círculo.
• El juego comienza cuando una persona susurra un mensaje breve al oído de otra –solamente una vez– a su izquierda que, a su vez, susurra el mismo mensaje a la persona que tiene a su izquierda y así sucesivamente.
• Una vez que la onceava persona ha pasado el mensaje, la última persona del círculo tiene que decir en voz alta lo que creyó oír.
• Si el mensaje original sigue intacto, felicítense.
• Lo más probable es que parte del mensaje se pierda en algún pase – dando resultados muy graciosos.
• Si el número de participantes es suficiente, se pueden formar dos equipos.
• Se elige una frase al azar de un libro o una revista y se la muestra al primer jugador de cada equipo.
• Luego, se debe pasar el mensaje lo más rápido posible entre los jugadores del equipo.
• Se obtendrán más puntos por velocidad, precisión o un ejemplo divertido de falta de comunicación.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas