Imagen Imagen

Una historia real que cuenta cómo un domingo cualquiera puede transformarse en una pesadilla.

Viernes a la noche. Llego a mi casa molido después de una semana en que parecía que todas las sucursales de la empresa, de todo el país, se hubieran puesto de acuerdo para no dejarme respirar un minuto.

—Hola querido, ¿cómo estás? —pregunta, sonriente, mi esposa.

—Fundido, destrozado, aniquilado, destruido —contesto con equilibrio.
Ella, con su sonrisa, continúa:

—Hace un rato llamó Valeria. Nos invita para ir este domingo a su quinta a comer un asado.

—Mirá… En realidad este domingo tenía ganas de no hacer nada, mirar el partido por televisión, descansar un poco, no sé, lo vemos.

—Ya le dije que sí —responde sin que la sonrisa se le mueva un milímetro.

O sea que no vemos nada, no debatimos nada. Nada de nada. Ella ya aceptó y cuando ella organiza un programa incluye a los chicos, al perro… y a mí. No tanto en mi rol de esposo y amante, sino de changarín y chofer.

Finalmente ese domingo, en lugar de quedarme en la cama hasta que los ravioles estuvieran a punto, tuve que levantarme temprano, pelearme con los chicos que el sábado se habían acostado a cualquier hora y a la mañana sólo querían que los dejaran en paz. Y, además de todo esto, buscar y preparar las cosas para el Gran Evento Familiar (GEF).


Al regresar a la ciudad, me estaría esperando allí el lunes que siempre aparece acechando en la noche del domingo.


A las once, mientras los chicos dormitaban en el asiento trasero, Manchitas movía la cola y mi esposa disfrutaba de salir para compartir con su amiga un día de sol, yo sentado frente al volante, observaba que adelante mío, atrás mío y a los costados míos había 2.750.000 coches con hijos, perros y esposas a bordo, que intentaban llegar a algún lugar con pasto en los alrededores de la ciudad, donde sobre una parrilla, un choricito los estaba esperando.

Choricito que iba a seguir esperando un rato largo, porque esa masa compacta de chatarra que quema combustible caro, no renovable y contaminante, apenas si se movía a base de pequeños espasmos.
Mientras se me acalambraban las piernas de tanto apretar pedales, no podía dejar de pensar en que si así era la ida, no quería ni imaginar como podría llegar a ser el regreso, encima con un choricito chamuscado atravesado en el estómago a causa de los nervios. Para colmo sabía que, al regresar a la ciudad, me estaría esperando allí el lunes siguiente, que siempre aparece acechando en la noche del domingo anterior.

Mientras tanto ella seguía sonriente, imaginando todo lo que iba a conversar con su amiga Valeria mientras yo, seguramente, me tendría que encargar del asado porque este segundo —o tercer— marido de Vale es nacido y criado en Finlandia, y de asados sabe tanto como yo de la cría del reno.

Es más, mientras todo se recalentaba arriba de la autopista, observaba a los demás coches, y en todos había una esposa de copiloto charlando animadamente con los chicos, o con la nona, o con el perro, mientras que a su lado había un tipo tenso, aferrado al volante, mirando al frente con mirada asesina y las mandíbulas apretadas como para empujar todos los dientes y meterlos adentro de las encías.

Me sentía hermanado con esos tipos cuyas mujeres les organizan el fin de semana en la creencia de que el mejor programa para un domingo es salir a la ruta para comer asados, sin tener en cuenta que hoy en día escaparse de una ciudad de diez millones de personas, cuando los diez millones de personas quieren hacer lo mismo, provoca mas estrés que caminar por una cornisa con los ojos vendados… y con la cornisa llena de gente.

Mientras estoy en medio del embotellamiento, me imagino a mí mismo, en la ciudad desierta, tirado en la cama, escuchando música y leyendo el diario, y créame, me dan ganas de bajar del coche y salir corriendo para la casa de mi mamá.

 

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen bruno
bruno

muy linda la nota y creo que mas de uno (como en mi caso) nos sentimos identificados con el protagonista . por querer disfrutar un dia de descanso terminamas agotados que nunca pero queda la alegria de haber compartido el dia con la familia y los amigos que es muy valioso FELICES FIESTAS.

Imagen silvia
silvia

Tener invitados a comer siempre trae aparejado trabajo, los dias "libres" del trabajo oficial se dedican generalmente a ponerse al dia con la casa y entonces uno termina mas cansado que en un dia normal, pero todo es parte de nuestra vida y si le ponemos ganas y entusiasmo, logramos disfrutar lo que

Imagen ROSA
ROSA

Tenes razon en todo, la verdad que no habría que hacer planes para el finde, y que se de lo que sea,¡¡ siempre algo va a surguir y creo que lo no planeado sale mejor¡¡¡¡

Imagen teresita
teresita

QUE BUENA NOTA!!! ES VERDAD LO QUE SE CUENTA AQUI, PERO ES BUENO CONVERSAR, DIALOGAR PARA PONERSE DE ACUERDO. HOY POR TI MAÑANA POR MI.ESTARIA ¿NO?

Imagen Melina
Melina

Muy buena la nota!!!

Imagen aida
aida

increible, esta nota,,, esta excelente

Imagen viviana
viviana

la verdad... no está nada lejos de la realidad!

Imagen Adriana Graciela
Adriana Graciela

Hay que buscar el equilibrio, a veces es bueno quedarse en casa pero tampoco hay que encerrarse. El famoso asadito de los domingos, parece que otro día no es lo mismo!!!! ...... salir también nos cansa, pero si nos juntamos con gente agradable es placentero y vale la pena el esfuerzo, jajaj .....

Imagen Noemí
Noemí

Muy buena la nota.A nosotros no nos pasa porque vivimos en un pueblo y generalmente los de la ciudad vienen a casa a pasar un día de campo. Lo importante es pasar un día agradable, ya sea en familia o con amigos.

Imagen Mario Ariel
Mario Ariel

jajajaja la verdad de todas las verdades

Imagen delia elvira
delia elvira

jajaj muy bueno

Imagen monica graciela
monica graciela

BUENISIMO!

Imagen Blas agustín
Blas agustín

Yo tengo la suerte de ir los sabados al tigre con mi amigo y nunca tuvimos un fin de asi.

Imagen Jorge Nelson
Jorge Nelson

que mala suerte che!

Imagen Carina
Carina

jajaja muy divertido !!! Excelentes estas notas de Varela !!

Imagen norma
norma

jajaja buenisimo!!!!

Imagen Mario
Mario

Buenisimo !!

Imagen marta
marta

Me encantó!!!!!!

Imagen Mariana Edith
Mariana Edith

buena nota

Imagen Graciela
Graciela

Muy bueno!!

Imagen Marcela
Marcela

Excelente la nota

Imagen Lelia
Lelia

¡Muy buena!

Imagen Graciela
Graciela

Jaja muy buena!!!

Imagen Norma
Norma

muy buen articulo!

Imagen roberto eduardo
roberto eduardo

Muy bueno!!!

Imagen Graciela Silvia
Graciela Silvia

JI-JI-JI MUY BUENA LA NOTA!

Imagen enzo
enzo

Y YO QUE CREIA QUE ESO ME PASABA SOLO A MI. MAL DE MUCHOS CONSUELO DE TONTOS NO??? JAJAJA

Imagen claudia alejandra
claudia alejandra

A mí me pasó más de una vez...jajajajaja...

Imagen eva
eva

jaja suele suceder

Imagen jose luis
jose luis

y da gracias que no te multaron en el camino

Imagen natalia
natalia

Ja ja muy buena !!!! Nos pasa a todos...

Imagen Alicia Lidia
Alicia Lidia

Qué historia!!!

Imagen Lihuen
Lihuen

¡Muy bueno!

Imagen Lihuen
Lihuen

Es divertido porque es real.

Notas Relacionadas