Imagen Imagen

¿Cómo reacciona un padre ante unas zapatillas tiradas en el living de su casa?

Cuando mi hijo de 21 años llega a casa con cara de venir caminando desde Kazajistán, lo primero que hace es dejar su mochila, sacarse las zapatillas y saludar con un sonido gutural, mezcla de gruñido e hipo. Hasta aquí todo es medianamente estándar. Como en la mochila lleva cosas de su interés, el tipo la toma y se la lleva a su cuarto. Hasta aquí todo más que bien.

El problema es que las zapatillas quedan desparramadas por el living y por más que se usen para caminar, aún no aprendieron a ir solas al cuarto de su dueño. Ahora sí, todo mal.

Obviamente, dejo de mirar el noticiero y comienzo a gritarle para que se lleve las zapatillas. Como él, enchufado al reproductor mp3 no puede escuchar ni las turbinas de un jet, termino levantándome para ir a reclamarle, en vivo, en directo y con cara de pocos amigos que retire sus zapatillas del living. Mientras mi hijo contesta con la muletilla “ya voy” que es una variación del “ahorita” mexicano, que quiere decir “en algún momento del quinquenio, tal vez, vaya”, mi mujer aporta su granito de arena.

—Esa costumbre la aprendió de vos que siempre dejás las cosas tiradas por ahí.
—¡¿Yo?! ¿Qué cosas dejo yo tiradas por ahí?
—Te cuento: el saco, la corbata, el portafolios, los anteojos de sol y cualquier otra cosa que traigas ese día.
—¡Eso es una infamia! ¡Una vil calumnia! —contesto con mi mejor cara de esposo abnegado e incomprendido por la cortedad de miras de, como van las cosas, mi futura ex esposa.
—Yo no dejo las cosas tiradas. El saco lo dejo en la silla de la cocina para llevarlo después…
—Sí, después de que tome olor a milanesa, y la corbata y el portafolios sobre la mesa para que yo ponga los platos en el sofá…


No sé porque mi hijo deja las zapatillas tiradas: le gusta andar descalzo o disfruta al verme nervioso, o son ambas cosas.


Como es evidente que mi mujer no reconoce la diferencia entre dejar algo transitoriamente y dejar algo tirado ad eternum, evito la discusión e intento regresar al noticiero. Pero no puedo. Algo ha cambiado. Más concretamente lo que cambió son mis valores de presión arterial, de bilirrubina, y con seguridad, los del colesterol malo.

Todo por culpa de la manía de mi hijo de dejar las zapatillas tiradas. La pregunta del millón es: a) ¿lo hace porque disfruta andar descalzo?, b) ¿lo hace por que disfruta interrumpir mi descanso y le encanta sacarme de las casillas?, o c) ¿lo hace por ambas cosas?

Recurro entonces a mi libro de cabecera “Como convivir con su hijo sin necesidad de estrangularlo” y leo que al hacer estas cosas los chicos tratan de comunicarse con nosotros, de decirnos algo.

Es probable que el libro tenga razón. La incógnita es por qué si se quiere comunicar conmigo no me lo dice personalmente, o por teléfono, o por mensaje de texto, o por mail, o por pasacalles, o por carta documento…

Pero no, el mensaje me lo envía a través de sus zapatillas tiradas y créame, si hay algo que me resulta casi imposible es entender qué me quiere decir esa zapatilla olorosa, más aún cuando además suele tener la boca tapada por una media.

Dura la vida del padre…

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen María Cristina
María Cristina

Buenísima la nota, aunq' yo no tengo hijos varones, tengo un nieto q' en su dpto hace lo mismo q' el hijo de Santiago.

Imagen Melina
Melina

Muy buena la nota, yo no tengo hijos pero reniego lo mismo con mi novio, no puede ser tan desordenado... y yo que tengo una mania con la limpieza en mi casa es una pelea nueva todos los dias :)

Imagen ROSA
ROSA

JA, JA, BUENISIMA LA NOTA, EL DIALOGO DE SANTIAGO CON SU MUJER, ME REFLEJE YO, CON MI ESPOSO!!!.- NO TENEMOS HIJOS VARONES, PERO SI HIJAS, Y LA MENOR ES UN DESASTRE CON EL ORDEN!!! PARA ELLA DA IGUAL DEJAR LA CAMPERA SOBRE LA MESA QUE EN LA PERCHA COLGADA, CUAL ES LA DIFERENCIA?????? TE ENCARA CON

Imagen Jorge Nelson
Jorge Nelson

Dura la vida de los padres? durísima! Todo un tema para tratar. A mis hijos pequeños les tratamos de inculcar el orden siendo nosotros más ordenados, es decir con el ejemplo, pero cuesta mucho el aprendizaje. Paciencia, es lo que tenemos que tener los papás. Excelente nota, tiene siempre vigencia e

Imagen Noemí
Noemí

A todos nos pasa lo mismo. Siempre hay un desordenado en la casa. Habrá que tener paciencia, ya van a ser padres.

Imagen Blas agustín
Blas agustín

Tengo unos primos que sus hijos nunca dejan nada tirado ni fuera de lugar ya que su mamá los enseño asi pero tanto ella como el marido son muy cuidadosos y ordenados. No saben cuanto los envidio.

Imagen graciela
graciela

por suerte,mi hija y mi hijo,aprendieron de niños a mantener todo en orden,empeze a enseñarle que los juguetes,cuando se iban sus amigos,se debian guardar en orden,me fue bien++++++++

Imagen Carina
Carina

Excelente articulo !! Me gusto leerlo !!

Imagen norma
norma

exelente articulo!!!

Imagen ANA
ANA

en casa las medias las deja mi marido, jajaja

Imagen Nelba
Nelba

Tengo 2 hijos. ¿desordenados? totalmente. Ya irán a cambiar o darse cuenta cuando sean padres.

Imagen Mario
Mario

Muy buen articulo !! Me gusto !!

Imagen graciela
graciela

lindo articulo

Imagen marta
marta

Que realidad!!!!!

Imagen Mariana Edith
Mariana Edith

muy buena la nota

Imagen Norma
Norma

muy buen articulo

Imagen Rubén
Rubén

muy buena nota

Imagen Marlene
Marlene

Jaja buena nota, pero esa es la realidad!!

Imagen Dennis
Dennis

LINDA NOTA !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Imagen eva
eva

jajaja muy real

Imagen Víctor
Víctor

Somos padres mayores de 45 y tenemos un hijo de 8. Afortunadamente pudimos darle con el tiempo un cuarto para él solo (tiene dos hermanos adolescentes que están mas o menos encarrilados dentro del ritmo familiar). Su pieza parece Kozobo o Vietnam o algún otro lugar arrasado por la fatalidad. Es impo

Imagen natalia
natalia

Ja ja debe ser así, mi nena por ahora con dos añitos es muy ordenada, a vces gasta demasiado, pero seguimos de cerca esta rutina para que continúe....muy linda nota!!!!

Imagen Alicia Lidia
Alicia Lidia

Ah! no. Yo siempre les hablé "de igual a igual", es decir, les hice notar que a mí me quedaba la espalda y la cintura a la miseria después de limpiar el baño, por lo tanto lo debían dejar como lo encontraron, después de bañarse. Lo mismo con la ropa sucia, al cesto correspondiente. Pero sin gritarlo

Imagen jose luis
jose luis

Hay que hacerles ver que es necesario el orden pero no debe permitir que estas diferencias le incomuniquen con sus hijos o que lleguen a puntos donde es difícil regresar. Puede tratar de destacar lo bueno de sus hijos, que son sanos, inteligentes, que tienen valores, que son selectivos al momento de

Imagen Arturo Alejandro
Arturo Alejandro

Ja-ja

Imagen Cristina
Cristina

Yo tengo cuatro hijos ahora tres ya estan en pareja,pero en casa queda el mas chico que tiene 22 años el si que es terrible con el desorden,para entrar a su cuarto hay que sortear miles de cosas tiradas por el suelo solo tiene la cama libre,pero saben un dia me dio una gran leccion,aprovechando que

Notas Relacionadas