Imagen Imagen

Reflexiones de Julio Bevione sobre los efectos de aparentar lo que no somos.

Mantener una imagen duele. Este pensamiento me vino a la mente mientras hojeaba revistas en la sala de espera del dentista. En ellas había fotos de celebridades muy sonrientes, aunque los títulos aludían a la caótica vida de algunas de ellas. ¿Por qué sufren si, aparentemente, han cumplido su sueño y lo tienen todo para estar felices?

Deduje que, en general, es porque luchan por sostener una imagen, porque intentar ser lo que uno no es causa dolor, y eso puede ocurrirnos a todos. Aparentar lo que no somos duele. Es como querer usar zapatos que nos quedan chicos y nos aprietan los dedos; hay que soportar la molestia y hacer esfuerzos constantes, lo cual nos produce cansancio y dolor.

No soy una estrella como las de las revistas, pero confieso que muchas veces he caído en la tentación de querer ser lo que no soy. He fingido ser “otro” para lidiar más fácilmente con el mundo, pero sabía que eso era insostenible y que tarde o temprano empezaría a molestarme, a causarme dolor. Por eso, ese día hice un recuento de las lecciones que he aprendido y aquí lo comparto con ustedes:

  • Cuando tratamos de complacer a toda costa las expectativas de otros, sufrimos. Las exigencias sociales no siempre coinciden con nuestros deseos y, a veces, la sola idea de desafiarlas nos provoca miedo. Muchas personas se quedan calladas cuando les pregunto qué alimentos preferían en su niñez. Guardan silencio porque jamás pensaron realmente en lo que querían; se limitaban a comer lo que había en casa. Es cierto que hay situaciones en las que no podemos elegir, pero no son la mayoría. La vida a veces nos ofrece muy pocas opciones, pero casi siempre nos permite escoger otra manera de vivir.
  • Cuando defendemos una opinión sin hacer concesiones, nos enojamos. He visto a personas defender una idea apasionadamente, y a otras que se ponen violentas y hasta llegan a caer enfermas con tal de defender una opinión. La diferencia es que las primeras expresaban sus creencias con fervor, y las segundas atacaban a quienes tenían ideas distintas. ¡Y esa es una gran diferencia! Cuando defendemos una opinión con tanta vehemencia, tendemos a ver como enemigos a quienes la cuestionan. El enojo es una señal de alarma de que nos estamos aferrando a una idea que tal vez sea equivocada y valga la pena cambiar.
  • Cuando nos sentimos obligados a hacer algo, nos pesa. No siempre podemos elegir nuestras acciones. A veces tenemos que hacer cosas que no nos gustan; las sentimos como un lastre y nos agobian todo el día. Para quitarnos ese peso, podemos escribir aquello que nos desagrada hacer, pero en vez de utilizar la palabra “debo”, usemos “elijo” o “quiero”. Tras leerlo varias veces, la molestia irá disminuyendo hasta desaparecer.
  • Cuando solo queremos complacer a los demás, nos cansamos. Nos da mucho miedo reflejar quienes somos porque, en el fondo, tememos el rechazo. No nos atrevemos a decir “no” aunque nuestro corazón nos lo dicte. Es verdad que atender las necesidades de los demás nos da grandes satisfacciones, pero no sin antes ocuparnos de las nuestras.

El cansancio y el dolor nos indican que estamos dejando de ser quienes somos, que peleamos con nuestro ser y con nuestros actos; o sea, que estamos destruyendo nuestra autenticidad, al igual que los famosos que aparecen en las revista.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen gloria marina
gloria marina

Excelente!

Imagen Franco
Franco

necesitamos ser libres y aprender cada dia para hacer cambios y poder ser y hacer felices al otro.

Imagen ROSA
ROSA

que bueno! creo que debemos ser autenticos, cada vez cuesta menos serlo! Debemos defender nuestras ideas y creencias dentro de un limite, ya que debemos aceptar a quienes nos interesan, como son, osea con sus ideas y pensamientos! Cuando queremos a los otros nuestra comprensiòn se amplia y aprende

Imagen liliana
liliana

Cuando se es autèntico, cuando mostramos a nuestro verdadero yo -si es que hemos logrado encontrarlo- y dejamos de escuchar el permanente "griterìo" del ego, ¡¡SOMOS LIBRES Y VIVIMOS EN UN ESTADO DE PAZ PERMANENTE..... LOGRAMOS LA AUTÈNTICA FELICIDAD!!

Imagen claudia alejandra
claudia alejandra

¡Excelente artículo! Dejar de ser uno mismo es privarnos de la felicidad, dejar de lado nuestra esencia, cargar con una carga enorme que no nos corresponde y por ende sentirnos esclavos. SER AUTÉNTICOS NOS HACE LIBRES.

Imagen Elva Natalia
Elva Natalia

Nada como ser auténticos. Creo que todos alguna vez tratamos de mostrarnos diferentes o aparentar lo que no somos, pero lo importante es darse cuenta que no nos conduce a nada, todo lo contrario.

Imagen roberto
roberto

Muy bueno el artículo, claro y práctico. Me encantó. Realmente, la autenticidad está emparentada con la felicidad. No podemos ser siempre lo que otros quieren que seamos sin sufrir alguna consecuencia negativa. Gracias, y me gustaría que alguna vez abordaran el tema del fanatismo. He sufrido en ca

Imagen Ana Maria
Ana Maria

Ser autentico, produce felicidad, interna, gracias

Imagen susana
susana

Buen artículo!!! Me sorprendió lo que contó gervasio!!!

Imagen Graciela
Graciela

Muy buen artìculo, no debemos sentirnos presionados para hacer algo o para complacer a otros, tenemos que pensar tambièn en nosotros.

Imagen lorenzo mauricio
lorenzo mauricio

muy bueno

Imagen eva
eva

Excelentes reflexiones

Imagen gabriel
gabriel

muy buena nota..felicitaciones por la diversidad de temas que tratan..

Imagen Mariano
Mariano

Muy buen artículo.

Imagen emilio
emilio

MUCHOS SOMOS LO QUE NO SOMOS, POR MUCHAS CUESTIONES; Y ES CIERTO, ESO DUELE; A VECES PORQUE NOS SENTIMOS OBLIGADOS Y SINO POR ORGULLO!!

Imagen Omar Anibal
Omar Anibal

¡Excelente artículo! Dejar de ser uno mismo es privarnos de la felicidad, dejar de lado nuestra esencia, cargar con una carga enorme que no nos corresponde y por ende sentirnos esclavos. SER AUTÉNTICOS NOS HACE LIBRES. Estoy totalmente de acuerdo a lo manifestado por CLAL. Me adhiero a sus dicho

Imagen JUAN BAUTISTA
JUAN BAUTISTA

Si muy lindo es perfecto pero por ser como soy, Honesto, responsable y trabajador, estoy sin trabajo...

Imagen Alicia Liliana
Alicia Liliana

Excelente

Imagen Guillermo
Guillermo

Hola!... muy buena nota!... siempre -creo- va a prevalecer la autenticidad por cuanto es un ejercicio que no agobia ni cansa!... uno estara dispuesto de manera tal que demostramos lo que sentimos!... gracias por el articulo....

Imagen maria cristina
maria cristina

Muy buena nota. Hay que aprender a ser uno mismo, a decir que no, y si a los demás les molesta, es problema de los otros. Gracias a Dios, con los años uno va madurando, aprendiendo y cambiando y llega a sacarse de encima ese peso de pretender ser lo que no es, nada mas aliviante!!!

Imagen Gilda
Gilda

Primordialmente no dejar de ser UNO MISMO y QUERERNOS!

Imagen Secuoya
Secuoya

· Cuando pensamos solo en nosotros mismos somos egoístas.

Imagen Maigualida
Maigualida

las máscaras pesan y son innecesarias, cuando una relación se basa en la autenticidad, en el diálogo y en el compartirse, sin esperar que el otro tenga la ardua labor de hacerte feliz, mas solo compartiendo lo que se va siendo, esas relaciones fluyen solas con armonía.

Imagen monica
monica

Lo màs còmodo e inteligente es dejarnos ser quien somos, pero lo que sucede muchas veces es que no estamos seguros de ser quienes somos y entonces creamos una identidad que luego tenemos que sustentar, ya sea en la infancia, o en el estudio o en el grupo de amigos , en la oficina y hasta en nuestra

Imagen jose luis
jose luis

Para ser auténtico en la vida, utiliza sus propias especialidades. Tenemos algo que es especial y único. Cada ser humano tiene alguna cosa que es diferente del otro y, en la medida que utilizamos esto, podemos ser espontáneos y auténticos. Deje que sus pensamientos le guíen, que sus sentimientos

Imagen Alicia Lidia
Alicia Lidia

Excelente

Imagen Romina
Romina

muuuuuy buena nota, me encantooo

Imagen natalia
natalia

Cuanta razón,!!!! Ciento por ciento cierto!!!

Imagen Marcela
Marcela

Qué buen artículo!!! Mi hija de 12 años se enoja mucho conmigo porque a mis 44 años ya muy pocas cosas me abochornan.Si me tropiezo en la calle, me río de mi misma y sigo adelante,antes miraba para todos lados a ver si alguien me vio.Si salgo despeinada le echo la culpa al viento, si tengo algo desc

Imagen jose luis
jose luis

“La paloma que quiso ser colibrí” Era el comienzo de un día que dejaba mostrar toda su belleza….todos los pájaros revoloteaban en las ramas de los árboles, unos buscaban su alimento picoteando frutas, otros escogiendo las semillas preferidas. Todos estaban en sus labores cotidianas cuando una curio

Imagen Arturo Alejandro
Arturo Alejandro

Buena

Imagen Dennis
Dennis

Muy bueno !!!

Imagen maria
maria

muy real,para tenerlo presente siempre

Notas Relacionadas