Prepare su jardín para construir su propia huerta Prepare su jardín para construir su propia huerta

Cumpla el sueño de tener su propia huerta. Puede parecer complicado, pero es cuestión de empezar e ir aprendiendo de los errores y aciertos.

Opciones:

Puede plantar vegetales casi en cualquier lugar de su jardín, sobre los laterales o en macetas. Sin embargo, si cuenta con el espacio suficiente, una parcela tradicional dará mejores resultados y será más fácil de mantener. Las camas de siembra, que disminuyen la necesidad de cavar, son excelentes para cultivar vegetales.

Espacio:

Un lugar donde dé el sol es vital. Trate de que dicho lugar se encuentre a reparo del viento, pues este impide que las plantas crezcan. El cultivo será mejor si el suelo tiene buen drenaje, por eso necesitará contar con generosas cantidades de materia orgánica si el suelo es muy arcilloso, arenoso o calcáreo. Es esencial que se pueda acceder al agua con facilidad. 

Por considerar:

Necesitará uno o dos contenedores para el abono, buen espacio para poder caminar con facilidad, para almacenar herramientas, abono u otro tipo de materiales voluminosos, tales como capas de hojas. Si cuenta con un jardín pequeño, compre contenedores de abono que sean altos, pues ocuparán menos espacio.

Qué plantar

Comience cultivando aquellos vegetales que suele comer, y búsqueles espacio en su jardín. Lechugas y espinaca pueden ser un buen comienzo. En una parcela pequeña, elija aquellos vegetales que puedan cultivarse cerca el uno del otro, tales como lechugas, ajo y cebollas. Plante en bloques en vez de hileras.

Cómo plantar

Divida la parcela en cuartos y programe rotar los cultivos para evitar el surgimiento de plagas y enfermedades. Cada un año, cambie de posición los cuatro tipos de cultivo principales: leguminosas (chícharos y frijoles), brassicas (tales como brócoli y col), papas, hortalizas y cebollas.

#Tips de HORTICULTURA

• Para una mayor variedad, cultive pequeñas cantidades de diversos vegetales.
• Haga un cronograma de cultivo para cosechar durante todo el año.
• Cultive mayores cantidades de aquellos vegetales que logren pasar el invierno, y se puedan comer frescos o conservar congelados.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas