Imagen Imagen

¿Quién dice que sólo puede usar herramientas convencionales en el jardín? Estos objetos comunes en la casa y en los talleres, incluso algunos fuertes candidatos al tacho de la basura, pueden servir para el trabajo de jardinería de forma sorprendente. 

· Pinzas de cocina 

Lleve con usted un par de pinzas de cocina que ya cumplieron su ciclo cuando llegue la hora de cortar ramas, rosales, enredaderas o viñas espinosas. Las pinzas le ayudarán a detener las ramas sin lastimarse mientras las corta con la otra mano. 

·  Papel de lija 

Cuando su serrucho o cualquiera de sus herramientas de metal tengan óxido, líjelas ligeramente. Después acéitelas con aceite de oliva o para motores. 

· Manguera vieja 

Varios pedazos de una manguera vieja le pueden servir para cubrir herramientas puntiagudas o filosas y prevenir accidentes. Corte pedazos del tamaño de la punta de la herramienta que quiera proteger, como un serrucho o una pala. Después rásguelos a lo largo, de modo que entren en la herramienta, y cúbrala con ellos. Asegúrelos con una liga o con una cuerda elástica. 

También te puede interesar: Merienda para la tarde: triangulitos con café

· Picahielo 

Hablando de mangueras viejas, si alguna que todavía usa tiene pequeños agujeros, saque el picahielo del cajón de la cocina. Caliente la punta con una hornalla, hasta que esté al rojo vivo. Después toque con cuidado el punto de la manguera donde se localiza el agujero, para que se funda y quede sellada.

· Cinturón de carpintero 

Adapte su cinturón de carpintero a los exteriores. Cuando consiga cargar en la cintura todos sus implementos de trabajo (la cinta métrica y demás), se ahorrará muchas vueltas de un lado para otro en un día de trabajo en el jardín.

También te puede interesar: ¿Qué pasa cuando bebemos café?

· Jabón

Antes de que sumerja las manos en la tierra, tállese los dedos con un jabón. El jabón que se incrusta bajo las uñas creará una barrera que evitará que se forme una capa de mugre imposible de quitar. Cuando se lave las manos la barrera de jabón se disolverá. 

· Granos de café

Una vez que los granos de café hayan “cumplido con su labor” dentro de la casa, sáquelos para que vuelvan a trabajar. Espárzalos alrededor del jardín, donde se descompondrán y aportarán nutrientes a la tierra. 

· Vasos de Plástico

Si las semillas que acaba de sembrar desaparecen durante la noche, necesita un escudo para protegerlas de plagas como las de gusanos y babosas. Corte la base de los vasos de plástico y colóquelos sobre las semillas para mantener alejados a los bichos hambrientos. 

· Soga para tendedero

Para que el mango de su pala o de cualquier otra herramienta le resulte más cómodo de manipular, envuélvalo con una capa de soga para tender —que sea de algodón— y una segunda capa, pero ésta debe ser de cinta aisladora. Usted se dará cuenta con el tiempo de que el mango será más suave y fácil de agarrar.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas