¿Fan de las gratiplantas? Haga esquejes en un santiamén ¿Fan de las gratiplantas? Haga esquejes en un santiamén

Los esquejes lo ayudarán a ahorrar dinero y a reproducir sus plantas favoritas. Aprenda cómo hacer el corte preciso.

Para hacer esquejes, seleccione el método más conveniente según el tipo de planta.

Necesitará:
Un cuchillo, una tijera de podar, bolsas de plástico, hormona enraizante, macetas que contengan una mezcla de abono a base de marga, junto con arena, pedregullo y un desplantador

Esquejes blandos

Antes de mediados del verano, corte las puntas suaves y sedosas de los brotes no florecidos, que tengan cuatro o cinco pares de hojas cada uno. Corte el par inferior y el par superior, apenas debajo del nudo. Rellene la maceta y cúbrala con una bolsa plástica. Mantenga los esquejes en un lugar cálido, hasta que comiencen a crecer.

Esquejos basales

A comienzos de la primavera, escarbe el suelo alrededor de las bases de las plantas y corte los brotes nuevos. Rellene una maceta como para esquejos blandos y asegúrese de que al plantarlos queden espaciados. Utilice este método para especies como altramuces, crisantemos y delphiniums.

Esquejes semiduros

Tome los esquejes de brotes que han comenzado a endurecerse en la base, a fines del verano. Prepare los esquejes blandos e introdúzcalos en hormona enraizante antes de plantarlos. Ideal para hebes y otros arbustos. En las clemátides, haga el corte entre los nudos de los tallos y no apenas debajo.

Esquejes leñosos

Tome los esquejes de brotes jóvenes, en invierno. Corte a unos 25 o 30 cm y haga un fino tajo transversal en cada una de las bases. Introdúzcalos en hormona enraizante y, luego, en maceteros grandes o en un surco poco profundo, cubierto con arena gruesa o arenisca. Ideal para rosales.


Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas