Imagen Imagen

El basurero del Golfo es el nombre que se le da a este lugar.

El guardaparques y naturalista William Botts tiene a cargo la patrulla de 160 kilómetros de playas vírgenes en Corpus Christi, en el estado de Texas, en los Estados Unidos. El área que protege Botts pertenece al Golfo de México y está ubicada a unos cientos de kilómetros debajo del pozo que por estos días mana petróleo inconteniblemente. Vive entre tortugas marinas y aves migratorias de Sudamérica provenientes de las corrientes del Golfo.

Conoce de la contaminación en el agua, la que sufren los animales y la que se vislumbra en la playa.

Durante el último rastrillaje de limpieza, él y sus colaboradores recogieron unas 120 toneladas de basura entre las que se incluyen lavarropas oxidados, plásticos en todas sus densidades, latas, botellas y recipientes con restos de los agroquímicos que se utilizan en los sembradíos. Para su disgusto trabaja en la zona que se ha dado en llamar “el basurero del Golfo” por los desperdicios que se acumulan provenientes de miles de kilómetros. Tamaña nominación viene desde antes del derrame y sirve para mencionar el estado más visible de la degradación que caracteriza al Golfo de México, el noveno cuerpo de agua más importante del mundo y de cuyos recursos se sirven tres países: Estados Unidos, México y Cuba.

El hombre tiene 40 años de experiencia y desde hace diez lidia con las condiciones que lega de la agricultura a gran escala, las poblaciones pegadas al mar (Estados Unidos se caracteriza por tener los litorales más urbanizados del mundo) y otras suciedades originadas por los copropietarios del Golfo. “La salud del Golfo no tiene fronteras”, dice terminante debajo del ala de su sombrero.

Y su tono es más grave cuando anuncia que se preparan para establecer barreras de contención en caso de que las corrientes cálidas desplacen el petróleo y éste afecte las aguas en superficie que le toca custodiar.

En los últimos dos meses es su obsesión de cada mañana: sube al mirador no bien aclara y otea el horizonte en busca de la temible mancha negra. Él sabe lo que eso puede acarrear: tortugas empetroladas, la mortandad de cientos de especies, la negritud sobre la playa y la soledad ante la espantada general que produce el cuadro en los turistas ávidos de aguas lozanas y arenas claras para descansar.

El escenario del derrame es el mismo donde murió la tortuga más grande conocida en el mundo —más de 900 kilos— al confundir trozos de plástico con las medusas con las que se alimentan. También el espacio donde se aloja una zona muerta, equivalente a la superficie del estado de Massachusetts, ubicada en la desembocadura del río Mississippi.

 


 

En esa porción de mar efectivamente ya no hay vida de ningún tipo, pues los tóxicos diseminados en el cuerpo de agua mataron a las algas y los microorganismos vitales para el desarrollo del ecosistema.

 


 

“En el Golfo, el medioambiente y la economía coexisten y compiten encarnizadamente”, nos deja dicho el guardián. Esa frase me retumba el resto del día que paso frente a la playa y me remite directamente al Harte Institute, un moderno espacio de investigación que nuclea a los principales especialistas en la salud del Golfo de México.

Los investigadores en jefe Larry McKinney y Richard McLaughlin lo caracterizan acabadamente, explican su significancia en términos económicos y las pérdidas originadas antes del derrame de petróleo que nos ocupa.

En el Golfo de México se levantan 6 de los 10 puertos más importantes de los Estados Unidos. Alberga el 50 por ciento de todos los humedales de la nación, el 90 por ciento de todos los pastos marinos y el 30 por ciento de los manglares. La mitad del gas natural y el 44 por ciento de la producción total del crudo de Estados Unidos provienen de allí, y el 85 por ciento de la producción de camarón sale del escenario del derrame.

La mayoría de las especies de pesca está en retroceso y con peligro real de perderse por la sobreexplotación. El drenaje de aguas servidas y el desarrollo sin medida causan el 50 por ciento de las pérdidas, según el Instituto Harte.

Los estados costeros de Alabama, Lousiana, Mississippi y Texas son responsables de la descarga de productos químicos tóxicos en aguas superficiales. En Texas reside el Instituto Harte y a la vez anida el núcleo de la negación del cambio climático en el país; por lo tanto descreen que los daños al medioambiente sean tan ciertos como muestra la evidencia, por contundente que sea. “Es una situación frustrante”, dice uno de los profesores del Harte y el otro asiente con la cabeza. Y continúa: “el primer paso es que las personas acepten los hechos. Uno puede tener sus propias opiniones pero no sus propios hechos. Tenemos que convencer al público de que hay una realidad… hasta ahora los huracanes resultan ser el único elemento que a las personas les hacen ver que hay cambios. Hace falta discutir qué entendemos por desarrollo y, desgraciadamente, los recursos naturales no se han incorporado nunca a las variables que se plantean en el mundo de los negocios.

Pero ya es hora de comprender los costos de las decisiones que tomamos”, cierra reflexivo McLaughlin como atendiendo la premisa del instituto donde trabaja: “Pensar profundamente en las personas y el medioambiente relacionando la ciencia, la economía y la política”.

Las perforaciones en alta mar posiblemente nos sigan acompañando durante las próximas décadas. Minimizar los riesgos y garantizar la sanidad del entorno natural es una tarea primordial que les compete a la industria y a los gobiernos. Escuchar y apoyar a los científicos, y aun a los hombres apasionados que salen por las mañanas a ver el estado del mar, es un deber que las sociedades futuras les agradecerán.   

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen Ricardo Lorenzo
Ricardo Lorenzo

No quiero sonar tragico, ni apocaliptico, pero todo lo que he leido, desde revistas oficiales de BP hasta informes realizados por organismos "independientes" por llamarlos así. me dan a entender que lo que está sucediendo es el principio del fin sobre la vida del mar. Y el mar según mis estudios es

Imagen Blas agustín
Blas agustín

Es una vision que demuestra lo grave del problema,pero nuestro CREADOR si aun no es el tiempo no lo permitira.por suerte yo probe el agua de mar y me sabe muy salada,y la de los rios y riachuelos del tigre sin savor

Imagen Graciela
Graciela

Es tremendo el daño ecológico que este derrame produjo en el golfo de México!!!!!! Dios quiera que se pueda minimizar un poco el daño y que no sea permanente!

Imagen CLAUDIO GABRIEL
CLAUDIO GABRIEL

ESTO DEMUESTRA QUE YA ES HORA DE BUSCAR ENERGIAS ALTERNATIVAS Y LIMPIAS PARA TODOS

Imagen ROSA
ROSA

Es una pena esto que ha sucedido!!!!

Imagen graciela
graciela

Es un desastre tremendo,lo ocurrido y muy desesperante,ver a los peces,delfines,aves y tiburones,morir sin poder ayudarlos,tienen que tomar conciencia,los que ocasionaron esto.

Imagen Alicia
Alicia

realmente muy lamentable lo que sucedió

Imagen claudia
claudia

la verdad es lamentable saber y darse cuenta que nosotros los humanos somos responsables de nuestra propia destruccion. debemos cambiar nuestra manera de ver las cosas darle un poco mas de importancia a este planeta que estamos habitando... señores empresarios piensen un poquito menos en la gananci

Imagen DARIO
DARIO

Es muy lamentable lo que esta sucediendo y es tiempo que tomemos conciencia de lo que sucedio y sige sucediendo y buscar una solucion a este tema urgente.

Imagen paola
paola

Me gusto mucho este articulo ya q si bien a pesar de esta gran desgracia nos damos cuenta q hay peronas cuyo trabajo es preservar nuestro medio ambiente....y conocer la pasión con q lo hacen...... que esto nos lleve a reflexionar Qué podemos hacer desde nuestros hogares para contribuir con un grani

Imagen Shirley Fanny
Shirley Fanny

Este evento genero un daño ecológico importante, espero que busquen solución y hagan la re mediación del daño realizado, los empresarios pueden solventar económicamente la solución, solo tienen que ganar un poquito menos nada mas. A futuro que las perforaciones en el mar sean con mayor exigencia an

Imagen SILVIA
SILVIA

Realmente es un desastre ecológico, ambiental. Los gobiernos deberian preocuparse por un mayor control a los empresarios, quienes no reparan en los daños al ambiente, solo les importa incrementar sus arcas.

Imagen Nancy Shirley
Nancy Shirley

Debemos preservar el ambiente, debemos tomar conciencia que este es el lugar que vivimos, es nuestro hogar...estos desastres ocurren, por no tomamos conciencia que estamos dañando nuestro hogar.

Imagen Emilio
Emilio

Este hecho ecológico que esta pasando en el Golfo de México destruye nuestro medio ambiente, que lamentable y desastrozo que todo esto este sucediendo, ¿Cuando aprenderemos a vivir y respetar nuestro hogar (la tierra) y no destruirla si no cuidarla?

Imagen tomas
tomas

es orriblemente serio todo este gran material perdido

Imagen Norma
Norma

muy buen articulo

Imagen graciela
graciela

Lo que sucedio es muy lamentable,y es un horror que mueran tantas especies,de animales que quizas no se puedan recuperar nunca,por estar todo contaminado

Imagen Elva Natalia
Elva Natalia

Es increíble el daño que se hace a la naturaleza, la flora y la fauna por descuido , negligencia e irresponsabilidad. Ojalá esto que se ha difundido tanto, sirva para los que tiran descuidadamente latas, botellas o cualquier basura al agua, tomen consciencia y sean más cuidadosos a la hora de desech

Imagen Miguel Angel
Miguel Angel

¡¡¡La Nota imperdible!!! Una vez más mi cálida adhesión a la tarea del Sr.Sergio Elguezábal; y a gente apreciadísima como el Sr.William por su copioso corportamiento con el cuidado del medio ambiente. Deseo de corazón que algún día asumanos "todos" que la negligencia y la irresponsabilidad son causa

Imagen graciela
graciela

yo me pregunto ¿aquellos que hacen daño a nuestro planeta no forman parte de el ?todo vuelve, cuidado

Imagen Simple
Simple

Todos deberían pensar en sus descendientes.

Imagen Simple
Simple

Todos deberían pensar en sus descendientes.

Imagen Marlene
Marlene

Muy triste esta realidad..

Imagen Dennis
Dennis

LINDA NOTA !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Imagen Alicia Lidia
Alicia Lidia

Una realidad que no admite justificativos, se le hace mucho daño al planeta

Imagen jose luis
jose luis

muy buena nota

Imagen natalia
natalia

Coincido con takataka, cuando tomaremos conciencia de nuestros actos!

Imagen jose luis
jose luis

EFECTOS DEL USO DEL DISPERSANTE COREXIT ¿Ésta es la nueva forma de limpieza de los derrames de petróleo, el uso de dispersante Corexit? Un reciente Informe detalla los devastadores efectos a largo plazo que produce este dispersante en la salud humana y en los ecosistemas del Golfo de México, tras e

Notas Relacionadas