Imagen Imagen

Naturalmente cuando decimos que los loros hablan nos referimos a este fenómeno: los loros simplemente repiten de forma mecánica sonidos de su entorno.

El fenómeno de la "imitación" se da, de hecho, en varias aves de la naturaleza

¿No sería genial que si estuviera perdido en las junglas de Belice, un loro de cabeza amarilla lo auxiliara con un oportuno “Doble a la izquierda”? ¿Genial? Sí. ¿Probable? De ningún modo. Por lo que se sabe, las aves de la selva, incluso las charlatanas, como los loros y mainates, no imitan el habla humana, pero sí imitan otros sonidos, en especial a otros pájaros. En estado silvestre, las aves son imitadoras por varios motivos. Según las circunstancias, las aves que falsifican el canto de otras especies pueden atraer a ejemplares del sexo opuesto, hacer que depredadores poco hábiles crean que está cantando otra especie, o repeler a otras que compiten por el alimento o el territorio.

Puesto que lo seres humanos suelen notar la diferencia entre el canto de un imitador y el canto del pájaro original, es probable que la actuación tampoco engañe a otras aves (cuya audición es mucho más sensible que la nuestra). Pero, al igual que las personas, las aves prefieren evitar la confrontación o la competencia más que enfrentarse directamente; y la imitación funciona. Las aves son criaturas gregarias. Estar cerca de su propia especie es esencial para la supervivencia de los loros: mientras un loro se dedica a buscar comida, otros están atentos a los depredadores.

También te puede interesar: Trivia Argón

¿Qué pasa cuando estos "loritos" están domesticados?

Cuando se lo saca de la selva para llevarlo a una casa, el pájaro se aferra a sus dueños humanos. La imitación parece ser un modo de fomentar la cercanía con su “bandada humana”. Así lo explicó Todd Lee Etzel, de la Sociedad de Criadores y Exhibidores de Loros: Al ave que se tiene como mascota le quedan grabadas las vocalizaciones humanas y, por eso, tiene lugar la imitación, debido al deseo del pájaro de ser parte de una “bandada”, aunque no se trate de un grupo natural. No hay que olvidar que la mayoría de las especies de loros son muy sociables, y la necesidad de interacción social es tan intensa que la conducta innata se modifica para adaptarse a la situación.

También te puede interesar: ¿Cómo migran las aves?

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas