Consejos para cuidar bien a los perros  y gatos ancianos Consejos para cuidar bien a los perros  y gatos ancianos

Un poco de preparación nos sirve para estar más seguros y felices.



De la misma manera que aumenta la esperanza de vida de los seres humanos, nuestros perros y gatos también viven más tiempo, en gran parte debido a una mejor alimentación y atención médica. En general, se considera que los gatos y los perros ya son mayores a partir de los ocho años. 

Las razas de perros grandes se consideran mayores a una edad más temprana, entre cinco y siete años. Estos consejos lo ayudarán a saber cómo cuidar las mascotas mayores. 


Dieta

Las mascotas mayores necesitan una dieta equilibrada baja en calorías, proteínas y grasas, pero con mayor contenido de fibra. Las croquetas secas pueden a veces resultar demasiado difíciles de masticar por lo que si nota que a su mascota le cuesta masticarlas, intente cambiarlas por un alimento más suave, o ablandarlas empapándolas en agua o en caldo. Pregúntele al veterinario cuáles son las necesidades dietéticas de su mascota de edad avanzada.


Ejercicio y peso 

Es importante que los perros se mantengan activos y hagan ejercicios suaves en sintonía con su salud y capacidad. Su amigo de cuatro patas que disfrutaba de aquellas excursiones enérgicas puede que ahora sea más feliz disfrutando de paseos más cortos y lentos. No es raro que los perros y gatos ganen o pierdan peso a medida que envejecen. 

El sobrepeso puede predisponerlos a enfermedades cardíacas y diabetes, además de contribuir a la osteoartritis. Controle el peso y avise al veterinario si nota cualquier cambio significativo.


Cambios en el comportamiento y en la salud

Las mascotas inevitablemente disminuyen su ritmo a medida que envejecen, pero estos cambios a veces pueden ser síntoma de otros problemas subyacentes. Esté atento a todos los cambios como por ejemplo que beba y/o orine excesivamente, modifique sus hábitos en casa o presente dificultad para levantarse, subir escaleras o entrar en el coche. Además, la aparición de bultos o protuberancias, mal aliento y encías sangrantes, diarrea o vómitos, así como cambios en los patrones de sueño, pueden ser motivos de preocupación. Las mascotas pueden sufrir enfermedades similares a la demencia a medida que envejecen. Si su mascota parece confundida, se le olvidan cosas básicas como el control de esfínteres, comienza a ladrar o aullar o se vuelve agresiva, el primer paso que debe dar es ir al veterinario para un chequeo.


Confort general

Los perros de edad avanzada son menos capaces de hacer frente a las temperaturas extremas, así que procure mantenerlos confortables y ventilados en los días más calurosos y lejos de la humedad y de las corrientes de aire durante los días más fríos. 

El aseo personal sigue siendo importante además de ser también una oportunidad ideal para detectar protuberancias o bultos inusuales, pulgas, problemas de piel o úlceras por presión. 

Su veterinario podrá recomendarle una dieta y tratamientos para asegurar que su “mejor amigo” siga disfrutando de una vida cómoda y se sienta feliz. 


La Dra. Katrina Warren es veterinaria en Sydney, Australia. Ha presentado varios programas de televisión sobre mascotas en Australia y en el canal Animal Planet en los Estados Unidos

Qué hacer para que las mascotas mayores se sientan más cómodas

  • Pregúntele al veterinario qué medicamentos alivian el dolor de las articulaciones y la rigidez muscular.
  • Ayude a su gato a asearse, especialmente por debajo de la cola y alrededor de las patas traseras.
  • Si su perro tiene problemas de movilidad, una rampa puede ayudarle a entrar y salir del coche.
  • Coloque alfombras donde descanse su perro para que pueda reincorporarse sin problema si el suelo es resbaladizo.
  • Revísele bien las uñas ya que, debido a la falta de actividad puede que ya no se desgasten de forma natural y haya que cortarlas.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas