¿Amante de las mascotas?: consejos para que perros y gatos convivan en armonía ¿Amante de las mascotas?: consejos para que perros y gatos convivan en armonía

Esto es lo que necesita saber para que canes y felinos vivan bien en la misma familia.


La popular frase “pelear como perros y gatos” se usa para referirse a quienes discuten constantemente. Lo cierto es que los perros y los gatos pueden ser grandes amigos. Estas recomendaciones lo ayudarán a disfrutar de un armonioso hogar en el que puedan habitar distintas especies.


Juntos desde cachorros

Lo ideal es conseguir un perro y un gato al mismo tiempo y llevarlos a vivir a casa cuando ambos son pequeños. Esto les ayudará a acostumbrarse el uno al otro en una etapa en la que establecen rutinas regulares, y favorecerá la socialización entre ellos. Si no fuera posible hacerlo al mismo tiempo, las investigaciones sugieren que es más probable lograr resultados satisfactorios si lleva un perro a una casa en la que ya habita un gato, en lugar de llevar un gato a una casa donde ya vive un perro.


Presentación gradual 

Si ya tiene una mascota, es preferible presentar al nuevo integrante muy gradualmente y bajo supervisión. Una presentación amable y lenta es definitivamente más segura que un encuentro apurado y puede ayudar a que sus mascotas se conviertan en buenos amigos. Al llevar por primera vez a casa a la mascota nueva, ubíquela en una habitación y cierre la puerta de modo que su otra mascota pueda conocer a la nueva incorporación a través de la puerta y reducir al mínimo las posibilidades de confrontación. Esto permitirá que se descubran mediante el olfato y el oído, de manera que cuando se vean cara a cara la sensación sea de familiaridad.


Cómo llevar adelante el primer encuentro

Al presentar perro y gatos, generalmente se piensa que es el gato quien afronta el mayor riesgo. Sin embargo, también es preciso cuidar al perro. A los gatos les gusta dejar rápidamente en claro que son los jefes y, a veces, pueden golpear o rasguñar al perro antes de salir corriendo. Evite que el perro persiga al gato apenas se conozcan, ya que esas persecuciones pueden convertirse rápidamente en un hábito. Mantenga al perro tranquilo y siempre tenga a mano algún bocadillo para distraerlo y premiarlo. Preste especial atención al presentar un gatito recién nacido a un perro, ya que los gatos son muy pequeños, juguetones y pueden excitar muy fácilmente a un perro. Siempre manténgalos separados hasta estar seguro de que el gatito estará a salvo con el perro. Si le preocupa la reacción de su perro, asegúrese de que tenga la correa puesta.

Aumente la interacción

Si la relación estuviera evolucionando bien, puede permitir que gato y perro interactúen con mayor libertad. Ofrézcale al gato un lugar adonde pueda ‘escapar’ y sentirse seguro. A los gatos les encanta estar en altura; es ideal un lugar donde pueda posarse y quedar fuera del alcance del perro. Recompense a su perro con premios y bocadillos para favorecer una conducta tranquila cerca del gato.


Comparta el amor

No debe olvidar que, en muchos sentidos, las mascotas son como los niños. Reparta su afecto entre ambas mascotas y asegúrese de que tanto perro como gato sepan cuáles son las reglas para conseguir más atención, por ejemplo, estar tranquilos y quedarse sentados pacientemente.


CONSEJOS PARA MANTENER LA ARMONÍA EN UN HOGAR CON VARIAS MASCOTAS

  1. Presentarlos cuando  son pequeños.
  2. Entrenar a su perro  para que siempre se siente y se quede quieto al oír la orden.
  3. Ofrecer a los gatos un refugio seguro, como una habitación o un espacio donde el perro no pueda entrar ni alcanzarlos.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas