4 razones que pueden afectar el humor de su gato 4 razones que pueden afectar el humor de su gato

Los gatos son conocidos por ser mascotas poco amigables, acá algunas razones que afectan su ánimo.

Son muchos los motivos por los que algunos gatos son cascarrabias; el temperamento puede verse influido por su crianza o sencillamente puede ser su manera de ser. Sin embargo, aún los gatos más cariñosos y tiernos pueden repentinamente convertirse en criaturas malhumoradas y comportarse de un modo irreconocible. Generalmente el problema se puede resolver, pero será necesario buscar las causas ocultas que dan lugar a estos episodios.


1 Dolor/razones médicas

Los cambios en la conducta de un gato comúnmente pueden ser consecuencia de un problema de salud. El dolor puede ser responsable de que se comporten de un modo diferente, y es fácil pensar erróneamente que se trata de un problema de conducta cuando en realidad se debe a un tema médico. En caso de advertir un cambio significativo en el comportamiento de su gato, una visita al veterinario es lo más recomendable como primer paso. Controlar si se producen cambios en sus hábitos para comer, beber o hacer sus necesidades. Estar atento también y observar si el animal se esconde o evita que lo toquen. Informar todos estos cambios al veterinario. Existen muchos problemas de salud en los gatos que se pueden tratar de inmediato para aliviar los síntomas y el dolor que experimenta el animal.


2 Convivir con otros gatos

Vale la pena tener presente que a los gatos no les gusta compartir ni esperar turnos. Compartir “recursos” como cajas de arena y recipientes de comida puede provocar estrés y ansiedad en muchos gatos. Siempre es buena idea proporcionar a cada gato su propia caja y cama, y sus propios recipientes de comida y agua. Una caja de arena para cada gato y alguna otra adicional es aún mejor, al igual que varios lugares para dormir y múltiples postes para arañar.

La falta de espacio para esconderse de otros gatos o evitarlos, la competencia por el territorio y la carencia de atención individual también pueden empeorar la fricción hogareña y generar problemas. Cuando un gato se siente ansioso, ofrecerle un lugar elevado para sentarse, como un árbol para trepar, puede resultar muy beneficioso.


3 Cambio de circunstancias 

Mudarse a una nueva casa, la llegada de un bebé, la incorporación de nuevas mascotas y otros tipos de cambios pueden impactar seriamente en el comportamiento de los gatos. Son criaturas de hábitos y tienden a ser territoriales, por lo que cualquier cambio en la rutina puede hacerlos reaccionar de diferentes formas, incluso replegarse en sí mismos o volverse agresivos. Intentar mantener el entorno lo más tranquilo posible y asegurarse de que cuenten con lugares donde puedan sentirse a salvo. Muchas veces, limitarlos a una sola habitación con una caja de arena, espacio para dormir y demás comodidades puede ayudarlos a calmarse.


4 Personalidad

A algunos gatos sencillamente no les gusta que los toquen ni los agarren. Se trata habitualmente de animales que sociabilizaron muy poco con humanos cuando eran cachorros. El ambiente ideal para estos gatos son hogares tranquilos y sin niños; son criaturas que necesitan comprensión y paciencia para desarrollar confianza.

4 razones que pueden afectar el humor de su gato

¿Sabía que de los gatos…?

Arañar y rasguñar son conductas naturales para los gatos. De esa forma el animal se deshace de las capas exteriores de sus garras y no se puede impedir que lo haga. Se recomienda entonces, ofrecerle un poste macizo para arañar y rasguñar que le permita estirarse y sentirse cómodo. Para enseñarle a usarlo, practicar juegos que lo alienten a clavar sus garras en el poste hasta que domine la actividad.


¿Qué hacer y qué no cuando tiene un gato?


NO use sus manos como juguete. Hacer movimientos con los dedos frente a un gato puede ser una buena forma de llamar su atención e iniciar un juego, pero envía al animal el mensaje de que es correcto perseguir sus dedos y morder su mano. Las conductas de acecho son normales, ya que así es como los gatos cazan a sus presas, ¡pero nadie quiere que el botín sea su mano!


use distintos juguetes, como una esfera para lanzar o plumas y sogas atadas a una vara. Estos elementos permiten mantener a salvo sus manos y son formas divertidas de ofrecerle al animal juegos interactivos.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas