Imagen Imagen

¿Sabías que una aspirina no solo sirve para eliminar el dolor de cabeza? Cuidar tu jardín, quitar manchas, arreglar tu cutis y tu cabello son ...

1. Reviví baterías de auto muertas: si te ponés tras el volante sólo para descubrir que la batería de tu auto ha pasado a mejor vida, y no hay nadie alrededor para darte un empujón, podés encender tu vehículo introduciendo dos tabletas de aspirina en la batería. El ácido acetilsalicílico de la aspirina se combinará con el ácido sulfúrico de la batería para producir una última carga. Sólo conducí hasta la estación de servicio más cercana.

 

2. Eliminá manchas de transpiración: antes de abandonar toda esperanza de quitar esa mancha de transpiración de tu mejor camisa blanca de vestir, probá esto: Triturá dos aspirinas y mezclá el polvo en 1/2 taza de agua tibia. Mojá la parte manchada de la prenda en la solución por dos a tres horas.

 

CUIDADO. Alrededor del 10 % de las personas con asma grave también son alérgicos a la aspirina y a los productos que contienen ácido salicílico, ingrediente esencial de la aspirina, incluyendo algunos medicamentos para el resfrío, frutas, condimentos y aditivos para alimentos. Ese porcentaje se eleva con rapidez de 30 a 40 % en asmáticos mayores que también padecen sinusitis o pólipos nasales. También se ha observado sensibilidad aguda a la aspirina en un pequeño porcentaje de la población general sin asma, sobre todo en personas con úlceras y otras condiciones hemorrágicas. Consultá a tu médico antes de usar cualquier medicamento, y no apliques aspirina por vía externa si sos alérgico a ella.

 3. Restablecé el color del cabello: nadar en una piscina con cloro puede tener un efecto notorio, y a menudo desagradable, en el color de tu cabello si es un cabello claro. Pero por lo general puede devolverse su tono anterior disolviendo seis a ocho aspirinas en un vaso con agua tibia. Frotá la solución a fondo en tu cabello y dejá la solución de 10 a 15 minutos.

 

4. Secá granos: aun aquellos de nosotros que ya no somos adolescentes podemos tener granos ocasionales. Poné fin a esas imperfecciones molestas triturando una aspirina y humedecela con un poco de agua. Aplicá la pasta al grano y dejala un par de minutos antes de lavar con agua y jabón. Reducirá el enrojecimiento y calmará el dolor. Si el grano persiste, repetí el procedimiento hasta que se quite.

 

5. Tratá callos duros: suavizá los callos duros en tus pies moliendo cinco o seis aspirinas hasta hacerlas polvo. Agregales 1/2 cucharadita de jugo de limón y 1/2 cucharadita de agua. Aplicá la mezcla a las áreas afectadas, luego envolvete el pie con una toalla tibia y cubrila con una bolsa de plástico. Luego de tener en reposo los pies unos 10 minutos, quitá la bolsa y la toalla, y limá el callo suavizado con una piedra pómez.

 6. Controlá la caspa: ¿tu problema de caspa te deprime? Mantenela a raya triturando dos aspirinas hasta hacer un polvo fino y agregándolo a la cantidad normal de champú que usá cada vez que lavás tu cabello. Dejá reposar la mezcla en tu cabello por 1 a 2 minutos, luego enjuagate muy bien y lavá de nuevo con champú simple.

 

7. Aplicá en picaduras de insectos: controlá la inflamación causada por picaduras de mosquito o abejas mojando tu piel y frotando una aspirina sobre el punto. Por supuesto, si sos alérgico a las picaduras de abeja, y tenés dificultad para respirar, presentás dolor abdominal o sentís náuseas después de la picadura, acudí a un médico de inmediato.

 

8. Ayudá a que las flores cortadas duren más: es una forma comprobada para mantener frescas por más tiempo las rosas y otras flores cortadas: poné una aspirina triturada en el agua antes de poner las flores. Otros artículos caseros que se ponen en el agua para extender la vida de sus arreglos florales son: un multivitamínico, una cucharadita de azúcar, una pizca de sal y bicarbonato de sodio, e incluso una moneda de cobre. No te olvides de cambiar el agua del florero cada pocos días.

 

9. Usala como auxiliar en el jardín: la aspirina no sólo es esencial en el botiquín familiar, sino también en tu jardín. Algunos jardineros la muelen para usarla como agente para arraigar, o la mezclan con agua para tratar hongos en el suelo. Pero tené cuidado al usar aspirina alrededor de las plantas; demasiada causa quemaduras u otros daños a tu paisaje verde. Al tratar el suelo, la dosis típica será media o una tableta de aspirina en 1 litro de agua.

 

10. Quitá manchas de huevo de la ropa: ¿te cayó algo de huevo crudo en tu ropa mientras cocinabas o comías? Primero, limpiá tanto como puedas, y luego tratá de quitar con esponja el resto con agua tibia. No uses agua caliente, fijará el huevo. Si esto no quita por completo la mancha, mezclá agua y cremor tártaro hasta lograr una pasta y agregá una aspirina triturada. Extendé la pasta sobre la mancha y dejala 30 minutos. Enjuagá bien con agua tibia y el huevo desaparecerá.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen Andres Favio
Andres Favio

No hay que olvidar que la aspirina es un farmaco y aunque es de venta libre su uso prolongado deberia ser verificado por un medico

Imagen jose luis
jose luis

interesante

Imagen Dennis
Dennis

Muy bueno

Notas Relacionadas