Imagen Imagen

Te levantaste con la predisposición de arreglar el jardín. Juntaste los materiales y te pusiste el atuendo indicado… Pero recordaste que no ten&...

Son pocas las veces que la poda beneficia al árbol, pues los cortes pueden infectarse. Sin embargo, a veces es necesario quitar las ramas más bajas para realzar la copa, o quitar aquellas de la copa para que la luz pase mejor.

- No podes el árbol si está produciendo hojas o si éstas se están cayendo.

 

- Dejá que un profesional se encargue de podar aquellas ramas que se encuentren muy alto. No intentes quitar las ramas que no puedas alcanzar desde el suelo.

 

- Utilizá una podadora, usá guantes y lentes de protección. No utilices una motosierra para este trabajo a menos que sepas usarla.

- Asegurate de que el área donde caigan las ramas se encuentre despejada.

 

- Cortá la rama al ras del tronco o dejá un pequeño borde que tenga, por lo menos, un tercio del diámetro de la rama que estás cortando.

 

- Cortá un tercio de la rama desde abajo, a 3-5 cm del tronco, usando una podadora. Luego, cortá desde arriba, a 3-5 cm de distancia del tronco. De esta manera, la rama no se desgarrará del árbol. Luego, cortá la rama en forma oblicua, de forma tal que quede alineada con el tronco y ligeramente en punta.

 

- Si emerge sabia del corte, no vendes la rama, pues podrías obstaculizar el proceso de sanación natural.

 

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas