Imagen Imagen

Un cepillo de dientes viejo, una maquinita de afeitar sin filo y unas medias rotas pueden tener una segunda vida con otra finalidad. Te enseñamos a darles un uso distinto a esos objetos desechables para facilitarte algunas tareas del hogar.

Cáscara de banana para pulir plata

¿Vas a empezar las tareas domésticas del fin de semana y acabás de comer una banana para tener energía? No tires la cáscara; procesala en la licuadora con un poco de agua. Luego, humedecé un paño con la pasta resultante y pulí tus objetos de plata (¡te encantará el aroma frutal!). Por último, poné a remojar en agua las piezas para eliminar dicha pasta.

 

Cepillo de dientes para limpiar choclos

Desinfectá un cepillo de dientes viejo (podés meterlo en el lavavajillas) a fin de convertirlo en una herramienta de cocina. Podés darle un nuevo uso como auxiliar para quitarles la barba a los choclos. 

 

Agua de cocción como alimento para plantas

Si tenés la costumbre de tirar el agua con la que cocinás los alimentos, no vuelvas a hacerlo. Siempre y cuando el agua no contenga sal disuelta, tus plantas se sentirán felices de beberla una vez que se haya enfriado. Tanto los huevos duros como las verduras al vapor dejan valiosos minerales en el líquido y lo convierten en una fuente de nutrientes para su jardín.

 

Medias elásticas para atar el cabello

No hay motivo para que las medias rotas terminen en la basura. De cada pierna de la media cortá aros de 1,3 centímetros de ancho, paralelos a la línea de la cintura, y usalos como gomitas para recoger el cabello sin dañarlo.

 

Máquina de afeitar para limpiar suéteres 

Una maquinita de afeitar sin filo puede usarse para quitar las pelusas de los suéteres. Si notás esas molestas bolitas de lana en las mangas, el frente o la espalda de las prendas tejidas, pasá la maquinita de afeitar suavemente sobre ellas. La hoja removerá las pelusas sin dañar los suéteres.

 

Envase de kétchup para glaseado

Decorá más fácilmente las tortas usando una botella limpia de kétchup para añadir el glaseado. Es más sencilla de utilizar que una manga pastelera, y con ella podés dibujar flores, guirnaldas y otras figuras.

 

Cáscaras de limón como desodorante desechable

Aprovechá el fresco aroma de esta fruta cítrica frotando las cáscaras contra las paredes interiores del cesto de basura. Hacer esto ayuda a neutralizar los olores desagradables y a limpiar los residuos de grasitud.

 

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen ximena
ximena

Algo que agregar, el agua de cocción. Para alimentos, también pueden ocuparse para sopas, arroz, etc.

Notas Relacionadas