Imagen Imagen

Nueve secretos que nadie te revelará.

1. Elegir una yerba mate de buena calidad, con proceso de elaboración integrado (¡leerlo en el paquete!).

2. Colocar yerba mate en la calabaza hasta unas 3/4 partes de su capacidad.

3. Cubrir la boca del mate con la mano, invertirlo y sacudir para mezclar la yerba, y para que los componentes más gruesos se ubiquen en el fondo.

4. Al volver, tratar de que la yerba quede ubicada unos 45 grados (en forma oblicua).

5. En el lugar donde quedó poca yerba, verter un poco de agua fría o tibia y dejar que se hidrate la yerba mate.

6. Para lograr espumosidad, agregar un poco de agua caliente (a temperatura ideal de unos 80°C).

7. En ese lugar humedecido colocar con fuerza la bombilla y no moverla más.

8. Cebar, al regar sólo el área ya humedecida.

9. Avanzar de a poco sobre la yerba mate seca sólo cuando la parte húmeda ya haya dejado de aportar sabor y espumosidad (así se aprovechará  toda la yerba y los mates serán más parejos).   

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen Schuldt Sebastian
Schuldt Sebastian

Como no tomar mate con una diosa asi !!!

Notas Relacionadas