Consejos para saber cómo aprovechar al máximo el freezer Consejos para saber cómo aprovechar al máximo el freezer

Una de las frases más escuchadas hoy en día es: “No tengo tiempo”. Algo de verdad tiene, pero para no caer en la tentación del delivery o de cocinar algo poco nutritivo. 

Contamos con la inestimable ayuda de nuestro amigo, el freezer. ¿Qué opciones de comidas son útiles para tener en el freezer?

  • Salteado de vegetales: se pueden agregar en las pastas, sándwiches, rellenos, tortillas, etc. 
  • Vegetales cocidos: se pueden preparar hervidos o al vapor y cocinarlos hasta que estén tiernos. Escurrirlos correctamente y guardar en el freezer. Entre los más comunes están: brócoli, coliflor, repollitos, espinaca, acelga, chauchas, hongos, salsas de tomate caseras, verduritas grilladas, morrones asados. Otra opción es blanquearlos (hervirlos unos pocos minutos) para guardarlos.
  • Legumbres: remojarlas y cocinarlas en cantidad, lo que no se consume va al freezer. Agréguelas a sopas, ensaladas o prepare untables.
  • Hamburguesas y milanesas caseras: de legumbres, de calabaza, zucchini, zapallitos, berenjena, carne, pollo, o pescado.
  • Pan o masa de tarta o pizza caseras (mejor integrales).
  • Frutas: las que se están poniendo feas pueden congelarse para hacer helados naturales.

¿Cómo conservar mejor lo alimentos en el freezer?

  • Cerrar bien los alimentos para que no se dañen por el frío: usar bolsas de freezer o contenedores con tapa.
  • La duración es variable: rotular y calcular tres meses, para que no pierdan sus características organolépticas.
  • Los alimentos frescos siempre son más nutritivos pero tenerlos congelados nos salva de apuros.

Consejos para saber cómo aprovechar al máximo el freezer

Bonus: receta de pan casero

6 unidades

Ingredientes: • Harina blanca: 150g (aprox. 1 taza chica) • Harina integral: 350g (aprox. 2 tazas y ¼ chicas) • 1 cda. sopera de sal • 5g de azúcar (1cdita.) • 25g de levadura fresca • 300 cc de leche (se puede usar agua) • 2 cdas. de aceite (cualquiera)

Preparación:

  1. Mezclar las dos harinas con la sal y el azúcar. Agregar la levadura desmenuzada y volver a mezclar. Añadir el aceite en el centro e ir agregando, de a poco, la leche o el agua tibia, integrando a la harina.
  2. Amasar hasta que quede una masa lisa y no pegajosa. Dejar levar 20-30 minutos. Estirar bien la masa en forma rectangular y desgasificar. 
  3. Plegar como si fuera un arrollado presionando la masa luego de cada pliegue (unas 3 veces) y colocar en una budinera aceitada. Dejar levar 30 minutos en un lugar cálido. 
  4. Cocinar en horno moderado durante 20 minutos. Una vez listo, cortarlo en porciones y congelarlo. 

Más consejos

• Si no tiene budinera, darle forma, dejar levar y cocinar en cualquier placa para horno.

• Esperar hasta que se enfríe, cortarlo en rodajas, ponerlo en un recipiente plástico o bolsa para freezer.

• Rotularlo con fecha.
• Para consumirlo, sacarlo del freezer y ubicar las rodajas en la tostadora.

• Dura unos tres meses

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas