Conozca cómo actuar ante un principio de incendio Conozca cómo actuar ante un principio de incendio

Tener el extintor correcto y saber utilizarlo te permitirá acabar con el fuego cuando recién comienza.

¿Cuál es el extintor más adecuado para tu hogar? 


• Extintores de agua: 
Para incendios de papel, madera o materiales blandos, puede utilizar extintores de agua, aunque sean difíciles de manejar.
Para líquidos inflamables como gasolina y fibra sintética en muebles y carpetas, utilice extintores que formen una película acuosa.
Para líquidos o electrodomésticos en llamas puede utilizar extintores de dióxido de carbono que no causarán ningún daño.
No utilice para sartenes en llamas: El chorro del extintor esparcirá el fuego. 

• Extintores de polvo: Útiles para todo tipo de incendio, menos en espacios reducidos, por el peligro de inhalación del polvo. También, producen un gran desorden y daños. 

• Para incendios en cocinas con aceite o para incendios localizados use extintores químicos. Estos hacen que se forme una capa de espuma.

 La etiqueta en el extintor explica el tipo de incendio que puede sofocar y ofrece instrucciones de uso. Trate de aprender esta información antes de verse en la situación de tener que usarlo.

Incendios hogareños más comunes

Incendios por electricidad

Las instalaciones eléctricas defectuosas pueden provocar electrocución o incendios. Manténgalas en condiciones óptimas haciendo chequeos frecuentes y esté atento a signos de fallas como fusibles quemados, luces que parpadean y enchufes calientes. El mejor consejo para evitar estos incendios es desconectar los electrodomésticos que estén fuera de uso.
Si es posible y no corre peligro, corte el suministro de electricidad. No intente desenchufar el electrodoméstico problemático hasta cortar la electricidad. Utilice una cubierta protectora de llamas o un extintor de polvo seco o de dióxido de carbono para combatir un incendio localizado. Sino, evacue la casa los más rápido posible y llame al servicio de emergencias.

Incendios en la cocina

Más de la mitad de los incendios domésticos se producen en la cocina. Si una sartén se prende fuego alrededor de la hornillas, no trate de quitarla. Baje el fuego de la hornillas o corte la fuente de energía (gas o electricidad). Salga de la cocina y cierre la puerta. Evacue la casa y llame al servicio de bomberos.
Nunca utilice agua en incendio con aceite porque propaga el fuego, es preferible un extintor. El consejo de los bomberos de la vieja técnica de cubrir la satén con un paño húmedo para apagar las llamas, es muy arriesgado. Incluso las cubiertas protectoras de llamas no son aconsejables. Pida ayuda a profesionales.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas