Imagen Imagen

Vayamos al grano: con un poco de delicadeza, reciclar regalos puede ser tan personal como regalar algo recién comprado.

Primero, ¡gracias!

Sé agradecido con el que te dio el regalo originalmente. Si sabés que tal vez quieras cambiar un artículo, podés preguntarle dónde lo compró. Muchos negocios aceptan hacer devoluciones sin un comprobante de compra. 

Conocé los límites

Herencias de familia, regalos hechos a mano, y cualquier otra cosa que un pariente o mejor amigo pueda pedirte que uses o muestres en el futuro son malos candidatos para reciclarlos. Y nunca recicles regalos solo para deshacerte de ellos. Marcá cualquier artículo que consideres tiene potencial para ser reciclado con una nota adhesiva que diga quién te lo dio y con qué motivo, y así quedará listo para la persona adecuada.

¿Tiene sentido?

Elegí un artículo que se encuentre en perfecto estado y que valga la pena tener, pero que simplemente no era para vos. Puede que sea perfecto para alguien más. Pensá en ropa que no es de tu estilo, pero que se vería bien en algún amigo, o un utensilio de cocina que ya tenías y sabés que a tu pariente le encantaría. 

Convertilo en algo único

Envolvé nuevamente el regalo para que sea aun más especial y agregá algo. Por ejemplo, si estás reciclando un libro de cocina, incluí algún utensilio para acompañar. 

Revisá dos veces el regalo

Siempre desenvolvé los regalos por completo y envolvelos otra vez para la nueva ocasión. De esta manera podés asegurarte de que no hay notas ocultas, grabados, o pedazos de papel de regalo que quedaran pegados. También revisá las etiquetas, recibos y cualquier otra cosa en el interior del empaque que podría avergonzarte tanto a vos como al destinatario.

Organizá una fiesta para reciclar regalos

Olvidate del estigma de reciclar regalos por vos mismo y organizá una fiesta de reciclaje de regalos. Estas son las reglas que debés seguir: 

  • Cada invitado lleva a la fiesta un regalo reciclado envuelto.

  • Los invitados sacan un número.

  • El invitado con el número más bajo elige un regalo y lo abre.

  • La persona con el siguiente número más bajo puede tomar el regalo abierto o elegir un nuevo regalo envuelto para abrirlo.

  • Esto continúa hasta que cada persona haya abierto un nuevo regalo o tomado alguno de los que se han abierto.

  • Si alguien toma un regalo de otra persona, esa elige inmediatamente un nuevo regalo para abrir, él o ella puede tomar de otra persona un regalo ya abierto.

  • Cuando se hayan abierto todos los regalos, la persona con el número más bajo puede intercambiar con alguien o quedarse con el regalo que ya tenga.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen Elva Natalia
Elva Natalia

Suelo hacer ese tipo de reciclados,los que me sacan de apuros a veces.

Notas Relacionadas