Cómo quitar olores desagradables de la heladera… ¡con productos naturales! Cómo quitar olores desagradables de la heladera… ¡con productos naturales!

¿Hace varios días que la heladera tiene mal olor? Con estos productos naturales, podrá hacer que vuelva a oler como nueva en tan solo instantes.

Para las grandes limpiezas periódicas de la heladera, siga las instrucciones del fabricante. Pero, para una limpieza específica que elimine el olor en general, mezcle 1⁄4 de taza de bicarbonato de sodio con agua tibia y limpie el interior de la heladera con una esponja. Asegúrese de llegar a todas las solapas y ranuras del burlete, el sello de goma que rodea el contorno de la puerta para mantener la unidad hermética. Las bacterias se esconden allí.

Enjuague las superficies con una toalla limpia embebida en agua y luego seque. Enjuague los estantes y cajones en la pileta o la bañadera. Séquelos antes de volver a colocarlos en su lugar.


ABSORBA LOS OLORES CON BICARBONATO DE SODIO, CAFÉ O CARBÓN

La primera medida a tomar es la más lógica: ubique rápidamente el origen del mal olor y deshágase de él. Para absorber olores persistentes, lo mejor es el bicarbonato de sodio. Puede colocar y conservar una caja abierta en la heladera para prevenir los malos olores. Pero para deshacerse de un olor que ya está allí, vierta una taza de bicarbonato de sodio en un plato y déjelo en el interior de la heladera durante un día. Para olores más fuertes, llene un plato con café molido y déjelo en la heladera durante algunos días. El café recién molido es mucho más efectivo. Para olores agrios, el carbón es increíblemente útil. Solo coloque algunas briquetas en un plato y déjelas absorber el olor durante algunos días.


VAPORICE CON AGUA CON LIMÓN CALIENTE Y LIMPIE

Si ninguna de las opciones anteriores surte efecto, probablemente haya alguna combinación de comida, moho y bacterias oculta en la heladera. Será necesario limpiar. Primero extraiga todos los alimentos y colóquelos en una bolsa térmica con hielo, de modo que no tenga que preocuparse por ellos. Desenchufe la heladera. Exprima un limón en una taza de agua, coloque también la cáscara y caliente el líquido en la hornalla. Vierta el agua con limón caliente en un recipiente, colóquelo en la heladera, cierre la puerta y espere algunos minutos. Este procedimiento hará desaparecer el olor y, lo más importante, también aflojará los alimentos pegados a las paredes y estantes, lo que permitirá limpiar con más facilidad. 

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas