¿Cómo curar el dolor de espalda rápidamente? ¿Cómo curar el dolor de espalda rápidamente?

Con estos trucos y ejercicios moderados que cualquiera puede hacer, usted podrá aliviar y hasta quitar esos molestos dolores de espalda.

Si bien es difícil diagnosticar el dolor de espalda, la causa más común es una tensión de los músculos, los ligamentos y los tendones que rodean la espina dorsal. Sin embargo, el dolor también puede estar ocasionado por los propios discos, por la presión que ejerce el disco o el hueso sobre el nervio, o bien ser un síntoma de osteoartritis, e incluso tener raíces genéticas. Por suerte, esta afección tiene cura. Existe una amplia gama de opciones que lo ayudarán a aliviar y quitar el dolor.

Ejercicios moderados contra el dolor de espalda

  • Scooping: El método Pilates es un ejemplo excelente de un entrenamiento diseñado para estabilizar la zona central del cuerpo, lo que, a su vez, favorece la función de la espalda. El concepto más importante que hay que incorporar al practicar Pilates es el de contracción y ahuecamiento abdominal (scooping). El método Pilates reside esencialmente en fortalecer y controlar el torso, en particular, la banda lateral de los músculos abdominales transversos. Estos músculos rodean la cintura de adelante hacia atrás y, cuando se tensan, traccionan los músculos de la pared abdominal hacia la columna. La acción de contraer y ahuecar el abdomen atrae los músculos de la pared abdominal hacia la espalda. Durante este proceso se debe cuidar que el cuerpo no se incline hacia adelante ni sobresalgan las caderas. Para practicarlo bien, debe pensarse en "ombligo a la espalda" y visualizar el ombligo llevado en línea recta hacia la columna. Practique esta sencilla técnica en cualquier lugar para mejorar la postura y la respiración, tonificar la panza y fortalecer la zona central del cuerpo. Esto servirá también para estabilizar la espalda (especialmente, la zona inferior), aplacar el dolor y minimizar el peligro de lesiones.
  • Estiramiento matinal: Cada mañana, antes de levantarse, ubíquese boca arriba y lentamente estire los brazos sobre la cabeza (cuidando de evitar movimientos rápidos y bruscos). Suavemente, lleve las rodillas hacia el pecho, una por vez. Para levantarse, "ruede" hasta el borde de la cama, gire hacia un costado, lleve las rodillas hacia el borde y ayúdese con un brazo para levantarse, mientras los pies cuelgan hasta llegar al piso. Una vez de pie, ponga las manos sobre los glúteos e inclínese hacia atrás muy despacio para estirar la columna.

  • Explore terapias posturales: Si los dolores lumbares se vuelven rebeldes, será necesario adquirir el hábito de mantener la columna y la pelvis flexibles (y los músculos de sostén, firmes). Los tratamientos que ayudan a la restauración funcional y a la mejora postural son las técnicas de Feldenkrais y de Alexander. Existen también muchas pruebas de que mantener firmes los músculos abdominales es clave para prevenir los dolores de espalda.
  • Masajes paliativos: hágase masajear la zona dolorida por algún compañero o amigo. Si desea utilizar una crema o ungüento de venta libre, tenga en cuenta que estas cremas de uso externo pueden causar irritación cutánea luego de algunas aplicaciones. Como complemento a un sencillo masaje de espalda, introduzca algunas pelotas de tenis en una media larga, asegure el extremo con un nudo y hágalas rotar hacia arriba y abajo por la espalda. 


Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas