Cambie la cara a sus ambientes sin pintar Cambie la cara a sus ambientes sin pintar

Los motivos con stencils o vinilos dan al hogar un verdadero toque personal. Otorgan vida a los muebles viejos y transforman una pared lisa.

Antes de comenzar

  • Defina el diseño que quiere para decorar su espacio. ¡Es ideal para habitaciones de niños y adolescentes, más descontracturadas!
  • Practique sobre papel para perfeccionar la técnica. Trabajar desde los bordes hacia el centro ayuda a evitar que la pintura se corra por debajo del esténcil y pierda definición.
  • Cuando retire el esténcil, limpie todo el exceso de pintura.
  • Asegúrese de que el esténcil esté limpio y seco antes de reutilizarlo.

Materiales

  • Esténcil
  • Cinta de enmascarar
  • Pintura
  • Cepillos para esténcil (con cerdas ajustadas y rígidas)
  • Esponja sintética para una terminación suave o esponja natural para una terminación más texturada.

El método del cepillo

Consiste en pinchar y puntear utilizando el cepillo. 

  • Limpie y prepare la superficie antes de utilizar el esténcil. 
  • Líjela con suavidad, de ser necesario, para quitar toda pintura vieja o suelta y alisar las imperfecciones.
  • Sostenga el cepillo de forma perpendicular a la superficie y comience a puntear –es decir, aplicar color con golpecitos repetidos suaves–. 
  • El color se obtiene gradualmente, mezclando los tonos en lugar de cambiando abruptamente.
  • Use un cepillo diferente para cada tono.

El método con esponja

Este método le da un buen control sobre la textura de la pintura.

  • Doble o corte la esponja para hacer una almohadilla pequeña, mójela en la pintura y dele unos golpecitos sobre un paño viejo o papel absorbente para retirar el exceso.
  • Aplique con golpecitos directos o en forma de espiral.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas