Imagen Imagen

No esperabas ese olor a quemado cuando empezaste a preparar la cena. Pero el desorden de tu cocina te hizo olvidar la hornalla. Una cocina organizada garantiza mejor...

1. Instalá estantes traslúcidos en los aparadores

Recortá los estantes con una sierra y montalos sobre topes en la estructura del aparador para mantenerlos en su lugar. La parte trasera del estante quedará apoyada contra el fondo del aparador. Ahora podés encontrar la sopa y revisar el inventario de un vistazo.

 

2. Colocá molduras en T para sostener las copas

Las molduras en T, diseñadas para las transiciones entre pisos de madera, pueden convertirse en un perfecto anaquel para las copas. Simplemente cortalas del tamaño necesario, agujerealas y atornillalas a la parte inferior de un estante. Para darle una mejor teminación, usá tornillos de bronce y arandelas.

 

3.  Fijá una caja de pañuelos a la pared de un armario para organizar las bolsas de plástico

Una caja de pañuelos rectangular vacía es un práctico recipiente para las bolsas de residuos, las de las compras y los trapos pequeños. Simplemente, fijala con chinches a la parte interior de la puerta de un armario. Cuando se llene, la podés llevar a la estación de reciclado más cercana.

 

4. Organizá las especias en estantes angulares  

Si tus especias están amontonadas en un cajón con solo las tapas visibles, una estantería en ángulo que se deslice prolijamente en el cajón puede solucionar el problema. Fabricala con sobras de contrachapado de ¼ y ½ pulgadas.

 

5. Colocá una pequeña barra telescópica a manera de estante

Los especieros pequeños son difíciles de encontrar cuando están rodeados de botellas y objetos más altos. Usá una pequeña barra telescópica a manera de estante. Es fácil de instalar y lo suficientemente fuerte para soportar el peso de las especias. También podés usarlas verticalmente entre estantes para organizar placas para horno y tablas de cortar.

 

6. Usá paneles de contrachapado para organizar las ollas y sartenes

La mayoría de los aparadores de cocina no tienen espacio vertical para almacenar elementos grandes y planos como placas para hornear y pizzeras. Para lograrlo, simplemente quitá los estantes inferiores, cortá un panel vertical de contrachapado y sujetalo a la base del aparador con planchuelas y a la parte superior con un listón de madera. Hacé agujeros para los soportes en concordancia con los originales y recortá los estantes para que queden del largo adecuado.

 

7. Vueltas y vueltas

Aprovechá al máximo las esquinas de los aparadores colocando un carrusel para guardar las ollas y sartenes.

 

 

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen dora
dora

Para tenerlo en cuenta ,bueno

Imagen Dennis
Dennis

Se lo digo a mi señora

Imagen Dora Antonia
Dora Antonia

Está bueno el artículo, estaría mejor si hubieran puesto fotos para podes entender mejor; es mi opinión

Notas Relacionadas