6 trucos para ser astuto al comprar un auto 6 trucos para ser astuto al comprar un auto

Comprar un auto puede ser una decisión difícil. ¿Hasta que punto confiar en las concesionarias y cuanto en sus conocimientos? Trucos para hacer valer su plata y llevarse el mejor rodado.

1. Pida una prueba de manejo

Una vez que ya se decidió el automóvil que va comprar, que vio todos los detalles interiores, como los asientos, el volante, los pedales o el cinturón de seguridad, y que está seguro de que pactó un precio razonable con el vendedor, pida una prueba de manejo. Algunas veces, las agencias cuentan con autos de prueba en el mismo lote, y en otras es necesario concertar una cita. Que no le dé pena; es normal que quiera asegurarse de que el auto que eligió, que va a usar a diario durante varios años, es de su total agrado. Además, cabe mencionarlo, tiene derecho a ella.

2. Averigüe todo sobre la garantía y el seguro de su vehículo nuevo

La venta de garantías extendidas y de seguros es un buen negocio para las agencias automotrices. Pero, antes de firmar el contrato, lea bien las letras chiquitas. Verifique lo que incluye la garantía extendida y recuerde que por lo general —al contratarla y mientras sea válida—usted debe hacerle el servicio a su coche en las agencias autorizadas. Además, la mayoría de los autos nuevos están garantizados por 50,000 km o 36 meses, lo que es más que razonable. En México, casi todos los autos nuevos se venden con un seguro de cobertura completa, obligatorio si adquiere el vehículo a plazos. Ahora bien, si lo paga de contado, no está obligado a adquirir el seguro que le ofrece la agencia; usted es libre de contratar el que le parezca mejor.

3. Revise el tipo de llantas de su auto nuevo

El vendedor no se lo va a mencionar, pero algunos modelos del año se venden con llantas de“alto desempeño”, diseñadas para lograr mayor estabilidad en rutas secas y a muy altas velocidades (que usted nunca alcanzará…). Estas llantas pueden llegar a costar el doble que las convencionales, y muchas veces no tienen garantía. Debido a que su precio se incluye en el costo total del coche, es posible que no se dé cuenta de lo que compró hasta varios años después, cuando las tenga que reemplazar. Así que, por si acaso, averigüe qué opciones de llantas tiene el modelo que planea adquirir.

4. Compre su auto en octubre


Éste es el mes —a veces antes— en que los nuevos modelos se empiezan a distribuir. Los vendedores están ansiosos por liquidar los modelos “viejos”, y usted puede aprovechar la situación. Los descuentos serán mayores en enero y febrero, pues los modelos anteriores ya no serán del año. Visite la agencia cualquier día, de lunes a viernes, de preferencia a finales de mes.

5. Haga saber que hizo un estudio de mercado

¿Alguna vez se ha preguntado lo que pasa cuando un vendedor de autos le dice que tiene que ir a “hablar con el gerente”? Un vendedor nos lo explicó, con la condición de que no reveláramos su identidad: planifican juntos una estrategia para venderle el auto al mayor costo posible. Este mismo experto nos sugirió la mejor forma de comprar un auto al precio más bajo, y que —pese a ser obvia— casi nadie la aplica. Antes que nada, decida bien el modelo, las opciones y el color que busca. Después visite cinco diferentes agencias y dígales lo que busca; también coménteles que va a ir con otros cuatro competidores y que regresará con ellos al siguiente día para escuchar su mejor oferta, así, sin tapujos. Nuestro informante nos asegura que ésta es la manera más efectiva y rápida de cerrar un buen trato.

6. Conozca la letra chica de los préstamos

Los vendedores que desean deslumbrarlo con los beneficios de los préstamos para comprar un auto nuevo esperan que no les dé una segunda revisada a sus documentos. Pero existen varios factores que pueden influir para que el “trato del siglo” no sea tan atractivo como parece. He aquí algunas preguntas que los pondrán en aprietos:
• ¿El préstamo exige una cuota final muy alta o es equivalente a las demás?
• ¿El precio del auto es el mismo para las personas que lo adquieren con financiamiento o préstamo?
• ¿Hay un plazo razonable para pagar el préstamo?
• ¿El préstamo lo obliga a pagar extras que no desea, como una garantía extendida?
• ¿Tendrá usted que renunciar al descuento inicial ofrecido por el vendedor?

Antes de acercarse al escritorio de la persona encargada de otorgar los créditos o algún financiamiento, averigüe exactamente cuál es su historial crediticio, y vaya armado con datos sobre las tasas de intereses del mercado. ¡Ah! Y no se olvide de formular la pregunta más importante: ¿el crédito es de interés fijo o de interés variable?

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas