Imagen Imagen

Ordene su equipaje de una manera adecuada

Claves para ordenar el equipaje 

En el baúl de la camioneta se amontonan bolsas de viaje, elementos de camping y una sombrilla. Los asientos traseros están rebatidos. La pasajera tiene los pies apoyados sobre el panel de instrumentos. Pero, de pronto, el viaje se termina: el auto choca contra un muro. La chapa se hunde, las ventanillas se hacen añicos y saltan los airbags. La sombrilla sale disparada por el parabrisas. Las valijas y la heladera portátil empujan los respaldos hacia delante, atrapando al conductor y a la pasajera contra el panel. El material de camping los golpea con fuerza. Y después, el silencio…

Los accidentados no son personas reales, sino maniquíes del laboratorio de ensayo de choques de ADAC, el Club Alemán del Automóvil. Manejar con una carga suelta es peligroso. ¡Así que intentemos hacerlo mejor!

1. NO LLEVE SOBRECARGA

El permiso de circulación del vehículo especifica la carga útil del vehículo. Corresponde a la carga admitida para equipaje y pasajeros, y generalmente se encuentra entre 350 y 500 kilos.

La diferencia entre el peso en vacío y el peso total se calcula para la versión básica del vehículo (es decir, sin equipamiento complementario): por tanto, es posible que la carga realmente autorizada sea ligeramente inferior. “Si lleva una caravan o un remolque, debe tener en cuenta la carga de apoyo”, explica Pascal Berchtold, director del servicio técnico y económico del Touring Club de Suiza.

Un cálculo aproximado permite evaluar la carga máxima admitida: cuente aproximadamente 20 kilos por maleta, añada 25 por el conjunto de los pequeños objetos y por último, el peso de los pasajeros. No se olvide del peso de las bicicletas y de cualquier otro accesorio (la carga del techo autorizada de su vehículo debe figurar también en el permiso).

2. REPARTA LA CARGA

Reparta de igual manera la carga en el eje delantero y en el trasero. Si el peso se acumula detrás, los ejes delanteros están menos cargados. “Esto puede tener efectos considerables en la estabilidad del vehículo al manejarlo”, afirma Pascal Berchtold. Su consejo: “en la medida de lo posible, coloque los objetos más pesados en el centro del auto y en el suelo”. Eso permite bajar el centro de gravedad. Porque cuanto más alto está el centro de gravedad, más difícil es de controlar el auto.

3. ASEGURE LA CARGA

En Youtube, un video del ADAC muestra cómo una sombrilla puede transformarse en un peligroso proyectil. Concretamente, explica en términos crudos Pascal Bertchtold: “Cuando se produce un violento choque frontal, si la tablet colocada sobre la bandeja trasera del vehículo se proyecta hacia delante y golpea la cabeza del conductor, ciertamente se acaba el viaje”. Por tanto, coloque las bolsas y maletas voluminosas en el baúl y los objetos pequeños en los compartimentos destinados a dicho efecto. 

4. OTRAS FIJACIONES

Los respaldos de los asientos traseros hacen de barrera contra el equipaje cargado en el baúl. En ausencia de pasajeros, abroche igualmente los cinturones de seguridad. 

Si maneja una suburban, envuelva el equipaje e inmovilícelo con cinchas o redes en el baúl. “Todos los vehículos nuevos o casi todos, disponen de anillos de fijación en el baúl para las cinchas”, subraya Pascal Berchtold. Numerosos fabricantes de vehículos proponen también, como opción, una red que permita inmovilizar los objetos que estén situados sobre la bandeja del baúl.

5. ¿Y LOS ANIMALES?

La ley de tráfico y seguridad vial considera los animales como equipaje, sin especificar las condiciones particulares para su transporte. Meta a sus amigos de cuatro patas en una jaula prevista a tal efecto, en el baúl. También puede encontrar a la venta arneses especiales que permiten atar a los perros al asiento trasero.

6. ECHE UN VISTAZO A LA PRESIÓN DE LOS NEUMÁTICOS

A fin de que los neumáticos se adhieran a la ruta de forma óptima, aumente su presión.

“Cuando el vehículo es muy pesado y la presión de los neumáticos está muy baja, el vehículo pierde estabilidad en los virajes”, explica Monika Gass, del ADAC.

La presión recomendada según el peso de carga está indicada en el manual del vehículo o en el cierre del depósito de combustible.

“Cuando se descarga el auto, conviene bajar de nuevo la presión al nivel normal”, recuerda Monika Gass. 

 ¡Buen viaje!

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas