5 trucos para mejorar la memoria 5 trucos para mejorar la memoria

Además de tener una dieta saludable y resolver juegos mentales. Estos son hábitos no tan conocidos que ayudan a que su memoria se ejercite. 

1. Siéntese derecho

Cuando estamos tristes o asustados, tendemos a colapsar o encogernos. Estudios demuestran que también ocurre lo contrario: cuando nos encorvamos, la posición de derrota hace que, en efecto, nos sintamos deprimidos o ansiosos, lo que dificulta recordar cosas y pensar con claridad. En un estudio de 125 estudiantes universitarios, a 56 por ciento le resultó más fácil resolver problemas matemáticos cuando estaban sentados derechos que cuando su postura estaba descompuesta. Al parecer, estar erguido mejora la memoria porque potencia el flujo de sangre y oxígeno al cerebro hasta en 40 por ciento según las estimaciones.

2. Ejercítese 

¿Se le olvidan las caras de la gente? ¡Sude! Durante un pequeño experimento, investigadores de la Universidad de Iowa mostraron imágenes de rostros a gente mayor (67 años, en promedio) en dos jornadas separadas y después de dos tipos de ejercicios. En un día pedalearon una bicicleta estática durante 20 minutos a una velocidad que era lo bastante intensa para acelerar la respiración, pero que permitía conversar. En la siguiente sesión estuvieron sentados 20 minutos en una bicicleta automática. En promedio, la gente recordó mejor las caras después de la actividad intensa. Además, la mejora mnemónica después de ese único ejercicio fue similar a la obtenida al cabo de tres meses de ejercicio constante.

3. No vea tanta televisión

Todo padre y todo abuelo ha escuchado que demasiado tiempo frente a la pantalla puede dañar el desarrollo cognitivo de un niño. ¿Pero qué pasa con aquellos al otro extremo de la vida? Para descubrirlo, científicos de la University College de Londres, Inglaterra, analizaron la información de más de 3.500 individuos mayores de 50 años sin demencia senil como parte de un estudio a largo plazo. Considerando la actividad física, el estado de salud y factores demográficos como la educación, encontraron que la gente que veía televisión más de 3,5 horas al día por 6 años experimentó una mayor baja en los puntajes de las pruebas de memoria verbal (disminución promedio de 8 a 10 por ciento) que quienes veían menos (4 a 5 por ciento). 

En una noticia relacionada, otro estudio encontró que ver programas violentos eleva las hormonas del estrés, las cuales afectan la memoria.

4. Garabatear

Investigadores de la Universidad de Waterloo, Canadá, reclutaron a un grupo de participantes jóvenes y otro de adultos mayores, les dieron una serie de 30 palabras y les pidieron que las dibujaran o las anotaran. Tras un breve descanso, les solicitaron a ambos grupos recordar tantos vocablos como pudieran. En ambos conjuntos, aquellos que los dibujaron recordaron más. El efecto era más evidente en los voluntarios veteranos. 

De acuerdo con uno de los artífices de la prueba, esto ocurre porque mientras que unas partes del encéfalo ligadas a la facultad de evocar se deterioran con la edad, las regiones de procesos visuales no se desgastan. Por lo tanto, dibujar puede ayudar a los adultos de cualquier edad a mantener una memoria tan lúcida como la de los estudiantes universitarios.

5. Caminar de espaldas

La próxima vez que intente acordarse de algo, no solo retroceda el tiempo, también hágalo en el espacio. En una serie de experimentos, los participantes vieron la escenificación de un crimen en video, una lista de palabras o un conjunto de imágenes. Después se imaginaron andando hacia atrás y hacia adelante, vieron un video que simulaba dicho movimiento o avanzaron y retrocedieron de verdad; otros se quedaron sentados. 

Retroceder, sin importar si la acción se ejecutaba en la realidad, la imaginación o visualmente, ayudó a recordar mejor la información a quienes realizaron el desplazamiento, al compararlos con sus contrapartes estáticas, y, en la mayoría de los casos, mejor que quienes avanzaron. Puede ser que el caminar de espaldas le haga retroceder en el tiempo mentalmente hasta el momento exacto en el que aprendió algo. 

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas