3 consejos para que su ropa dure más 3 consejos para que su ropa dure más

Con estas recetas, el cambio de temporada o el archivo de ropa dejará de ser una pesadilla. ¿Qué espera para ponerse manos a la obra?

Si se ha tomado la molestia de lavar, planchar y doblar sus prendas y toda la ropa de cama, también deseará que se mantengan en condiciones prístinas después de que las ha guardado. No hay nada más frustrante que abrir el placard para sacar su vestido favorito o sus sábanas preferidas y descubrir que están completamente llenos de pequeños agujeros. Olvídese de las polillas y mantenga su guardarropa a salvo con estas preparaciones.

 1.      Repelente de polillas instantáneo

Mezcle proporciones iguales de aceites esenciales de lavanda, romero, clavo y limón en una pequeña botella. Despeje el armario o el clóset y frote las estanterías, los cajones y todo el interior con una toallita humedecida con unas gotas de la mezcla de aceites. También puede rociar algunas bolitas de algodón y colocarlas en el armario, la cómoda o el placard cada vez que cambie la ropa.

2.      Bolsas repelentes de polillas

Aproveche las propiedades repelentes naturales de polilla que tienen muchas hierbas y especias comunes y arme bolsitas de tela de aproximadamente 13 centímetros de diámetro para colocar en el interior de los cajones o colgar de los percheros del guardarropa. Cuanto más fuerte sea el aroma, mayor la protección contra los insectos.

3.      Bolitas aromáticas

Las bolitas aromáticas o almohadillas perfumadas son pequeñas pelotas de perfumes y especias aromáticas que desde el siglo XIV al XVII se utilizaron para disimular los olores desagradables y alejar las enfermedades en tiempos de peste. Se cree que se originaron en Francia, país donde fueron especialmente populares con el nombre de pomme d’amber. Se pueden colgar en las habitaciones o llevarse en cadenas, anillos y cintos. Cuando se hacen en una naranja y el ingrediente principal es el clavo, como en esta receta, también se les conoce como naranjas claveteadas.

Ingredientes:

1 naranja de piel delgada no muy grande

25 a 30 g de clavo entero

1 cdta. de polvo de raíz de lirio (se consigue en tiendas de productos naturales o de manualidades)

1 cdta. de canela, de clavo y de nuez moscada molida

cinta para atar la naranja dos veces y para colgar, si se desea

cinta adhesiva del diámetro de la cinta

alfileres palillos

Paso a paso:

1 Marque la naranja en cuartos con la cinta adhesiva (una vez que la naranja se seque, la cinta será sustituida con la cinta decorativa).

2 Inserte los clavos a intervalos de 3 a 6 mm. Si tiene problemas al introducirlos, con un palillo o aguja haga un pequeño agujero antes de insertarlos. Puede introducir los clavos formando un diseño o aleatoriamente. Conforme la naranja se seque, ésta se encogerá y se llenará el espacio entre los clavos.

3 Retire con cuidado la cinta cuando todos los segmentos estén cubiertos con clavos.

4 Mezcle la raíz de lirio y las especias en un pequeño tazón o en una bolsa de papel. Haga rodar la naranja en la mezcla de especias, barnizándola (haga este paso durante las primeras 24 horas para evitar que se forme moho).

5 Deje la naranja en el baño de especias de 2 a 4 semanas, en un lugar seco y cálido, hasta que esté seca y dura.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas