Imagen Imagen

Los kinesiólogos son expertos en ayudarnos para que nuestro cuerpo se sienta mejor. Acá algunos de sus consejos.

1

Estar sentado durante largo tiempo puede provocar dolor de hombros y de espalda. Levantarse una vez por hora marca la diferencia. 


2

Los trastornos del suelo pélvico afectan a una de cada tres mujeres y se asocian con dolor, incontinencia y dificultades sexuales. Existen ejercicios específicos que pueden ayudar. 


3

Es posible obtener un reembolso por el tratamiento de kinesiología de parte de su cobertura médica, pero casi siempre debe haber sido derivado por un médico. 


4

Los masajes no deben ser siempre relajantes. Los kinesiólogos están entrenados para manipular los músculos y las articulaciones para aliviar el dolor. Así y todo, un profesional no debería provocarle molestias fuertes. 


5

El dolor de cuello crónico es frecuente en las personas que padecen depresión y viceversa. “Realizar estudios para detectar problemas de salud mental puede ayudar a definir cómo se tratará el dolor”, afirma Jasdeep Dhir, de la Asociación Canadiense de Fisioterapia. 


6

Su capacidad para recuperarse de una lesión no está relacionada con la intensidad del dolor. Lo que los investigado- res llaman “autoeficacia del dolor” —la confianza en que recuperará por completo la capacidad de hacer las cosas— es un fuerte predictor de éxito. 



También te puede interesar: 9 consejos para estar bien hidratado

Imagen

7

¿Sufrió un esguince de tobillo? 

Podemos evaluar si usted puede recuperarse por sí mismo. Si no se cura, es posible que empiece a mover el cuerpo de modo diferente, lo que puede provocar dolor en otras áreas. 


8

Si sufrió alguna lesión en el pasado, consulte con un profesional antes de comenzar una actividad nueva. “Un kinesiólogo puede asesorarlo sobre cómo evitar lesiones”, afirma Dhir. 


9

¿Tiene problemas en las rodillas? No siempre hace falta someterse a una cirugía. Un estudio de Harvard reveló que la kinesiología era igual de efectiva que la cirugía en el tratamiento de las rodillas con osteoartritis. 


10

No sentir más molestias no significa que la lesión esté curada. En las primeras seis semanas luego de sufrir una lesión, el tejido de la cicatriz se “restaura”, lo cual ayuda a prevenir que vuelva a lesionarse esa zona. Dejar de hacer kinesiología antes de tiempo puede aumentar el riesgo de volver a lesionarse. 


11

Los kinesiólogos se dan cuenta si usted no hizo los deberes. Ellos diseñan planes de ejercicio adaptados a las necesidades de cada organismo. Si usted no trabaja con su cuerpo en su casa, lo más probable es que deba regresar una y otra vez con los mismos problemas.


12

Su mamá tal vez lo molestaba para que se sentara derecho, pero los kinesiólogos creen que no existe algo llamado “mala postura”,simplemente una postura que indica aspectos de la actividad o la lesión que deben resolverse. “Nos vamos dando cuenta de que cada cuerpo adopta posiciones específicas debido a su estilo de vida”,plantea Dhir. “Nos fijamos en las necesidades funcionales de cada uno y en cómo podemos adaptar su rutina de ejercicios para ayudarlo”. 

También te puede interesar: Errores cotidianos y cómo solucionarlos

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen NATALIA
NATALIA

Muy buen resumen.

Notas Relacionadas