Primeros auxilios: nuevas técnicas Primeros auxilios: nuevas técnicas

Y a sea en vacaciones, en un campamento, en un asado o mientras se está de viaje, hay situaciones que suelen ser más riesgosas que trabajar en una oficina o pasar tiempo en casa. 

Cuando se trata de curar lesiones, puede que las estrategias que usaban nuestros padres no sean las mejores. En algunos casos, las creencias populares han sido desmentidas; en otros, los médicos han encontrado tratamientos mejores.
“A medida que la ciencia nos enseña cosas nuevas, cambian las directrices y eso es lo que está sucediendo con los primeros auxilios. Ahora tenemos más evidencia de qué es lo que funciona”, dice el doctor Sean McGann, vocero del Colegio Americano de Médicos de Urgencias y profesor adjunto de medicina de urgencias clínicas en la Universidad Thomas Jefferson de Filadelfia.
Si sus técnicas de primeros auxilios no son acertadas, podría terminar provocándote una lesión. En un estudio publicado en la revista Pediatric Emergency Care, 654 adultos contestaron a un cuestionario tipo test sobre técnicas recomendadas de primeros auxilios y ninguno de ellos respondió correctamente a todas las preguntas. Además, solo la mitad sabía la respuesta al 60 por ciento de las preguntas. 
No debería ser así. Para asegurarse de que está al día en las últimas novedades sobre los primeros auxilios, le indicamos qué debe y no debe hacer en distintas situaciones.

Primeros auxilios: nuevas técnicas

Técnicas de primeros Auxilios
Quemaduras en un asado

Coloque la zona quemada bajo agua fría durante al menos 20 minutos para calmar el dolor y frenar el daño en la piel. “Muchas personas no se dan cuenta de que el daño térmico continúa incluso cuando ya no hay contacto con la fuente de calor”, dice el doctor Matt Wilson, director adjunto de medicina de urgencias del Hospital MedStar de Washington. “El enfriamiento inmediato de esa zona es la clave para reducir los daños.” 
Un estudio publicado en 2020 en Annals of Emergency Medicine reveló que el tratamiento de quemaduras con agua fría durante 20 minutos dio como resultado una disminución de la profundidad de la quemadura y muchas menos probabilidades de necesitar un injerto de piel para reparar la piel dañada. (Si no tiene cerca una fuente de agua limpia, utilice una compresa fría, como hielo envuelto en una toalla.)
Después de enfriar la quemadura, séquela. Puede tomar ibuprofeno para el dolor y aplicar crema antibiótica, que ayuda a hidratar la zona, dice el doctor Michael Carius, médico de urgencias en el estado de Connecticut. 

Primeros auxilios: nuevas técnicas

No aplique manteca, clara de huevo o vitamina E

a una quemadura porque podrían contaminar o irritar la carne viva, advierte Wilson. Aplicar hielo directamente sobre una quemadura puede causar más daño en el tejido. Y si se forma una ampolla, no la explote, porque esa burbuja de la piel proporciona una barrera que ayuda a prevenir la infección. Si se explota de forma natural, aplique crema antibiótica y un vendaje limpio. 

Vaya al médico

si sospecha que es una quemadura profunda porque la piel se ve irritada (como la carne cruda) o cerosa: vaya a urgencias.


Primeros auxilios: nuevas técnicas

Astilla clavada por caminar descalzo

Tome una pincita de depilar limpia o unas pinzas pequeñas y tire de la astilla hacia fuera con cuidado pero con firmeza. “Asegúrese de que la eliminar del todo, de lo contrario se convertirá en una posible fuente de infección”, dice Daniel Bachmann,   profesor adjunto de medicina de urgencias de la Universidad Estatal de Ohio. Luego lave con agua y jabón la zona y manténgala limpia.

No sumerja la astilla en agua

Esto hace que sea más susceptible a romperse bajo la piel y más difícil de que salga de una sola pieza, dice Carius.

Vaya al médico

si no puede sacarla y piense si deber ir a urgencias. “La astilla tiene que salir, porque es casi seguro que, si permanece bajo la piel, se va a infectar”, asegura Carius.

Primeros auxilios: nuevas técnicas

Corte por un tropezón

Lave el corte con agua y jabón, asegurándose de eliminar toda la suciedad y, a continuación, aplique presión a la herida usando una toalla limpia para parar el sangrado. Aplique una crema antibiótica, que mantiene la herida húmeda y facilita la curación, y cubra el corte durante 48 horas para prevenir la infección, dice McGann.
No utilice peróxido de hidrógeno para limpiar la herida. “Además de ser doloroso, la aplicación de peróxido puede dañar el tejido sano y ralentizar el proceso de curación”, dice McGann.

Busque atención médica

si la herida está abierta o muy sucia, si hay un cuerpo extraño incrustado en el corte, o si es más larga o profunda de seis centímetros: vaya a urgencias. Tenga en cuenta que el tiempo es importante. “Muchos médicos no cerrarán una herida una vez transcurridas 24 horas por el riesgo de infección que ello conlleva”, dice Carius.
 

Sangrado de nariz

Coloque una toalla o un tapón de algodón bajo las fosas nasales y presione apretando la nariz firmemente, justo debajo del hueso nasal, durante 10 o 15 minutos seguidos. “No compruebe todo el tiempo si ha dejado de sangrar”, dice Wilson. Incline la cabeza hacia adelante para evitar que la sangre baje por la garganta y entre en el estómago, lo que podría desencadenar náuseas.
No se meta algodón en la nariz para bloquear el flujo sanguíneo, porque “esto podría ser una fuente de infección o empeorar la situación”, dice la doctora Bachmann. Además, durante unas horas, evite sonarse fuerte la nariz, para que no vuelva a sangrar.

Vaya al médico

si tras 15 minutos presionando sin interrupción continúa el sangrado. Si sufre algún trastorno hemorrágico o está tomando anticoagulantes, puede ser más difícil parar el sangrado; si no lo consigue, vaya a urgencias, aconseja McGann.

Torcedura de tobillo

Ponga el tobillo por encima del corazón y aplique compresas frías o de hielo, o una bolsa de guisantes congelados de 10 a 15 minutos cada vez, cada dos o tres horas, para reducir la hinchazón, aconseja Carius. Poner en reposo la articulación lesionada y tomar ibuprofeno puede ayudar a aliviar la inflamación y el dolor. “El objetivo es mantener controlada la inflamación, porque eso es lo que causa la mayor parte del dolor”, dice Carius. (Nota: algunos expertos cuestionan los beneficios de aplicar hielo a un esguince y dicen que si se hace durante un tiempo prolongado o con demasiada intensidad, puede ralentizar el proceso de recuperación).
No ponga hielo directamente sobre la piel, porque podría quemarla, dice Wilson. Y no aplique calor durante las 48 horas posteriores a la lesión, ya que esto puede aumentar la inflamación, justo lo contrario de lo que desea.

Vaya al médico

si no puede soportar peso en el tobillo lesionado o si parece deformado, vaya a urgencias. “A veces es difícil diferenciar un esguince de algo más grave, como una fractura”, dice Bachmann.

Alguien con convulsiones

Llame a emergencias y, a continuación, despeja la zona para que no se golpee con nada. “Lo más importante es evitar que se lesione mientras sufre la convulsión”, dice Bachmann. Si es posible, póngala en el suelo y túmbela de lado, de modo que “las secreciones salgan de la boca y no por las vías aéreas”, afirma McGann.
No le meta nada (dedos o una cuchara) en la boca para que no se muerda la lengua, dice Carius. “Es una de las cosas más peligrosas que puedes hacer”. Puede hacer que se rompa los dientes o ahogue.

Pida ayuda médica

para cualquier persona que sufra una convulsión por primera vez. Debe ser evaluada en urgencias para que los médicos puedan determinar la causa y evaluar luego su estado mental, dice Bachmann. 

THE WASHINGTON POST (26 DE JULIO DE 2021) COPYRIGHT © 2021 THE WASHINGTON POST

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas