Imagen Imagen

Muchos deciden no mantener recuerdos en Internet de su ser querido cuando fallece, pero otras descubren que las redes sociales les permiten compartir añoranza...

Las siguientes historias revelan las complejidades del duelo y el poder de las redes sociales para cambiar la manera en que conmemoramos a nuestros difuntos.

“Siento que aún estoy en contacto con mi mamá”
Bolivia Williams

Apenas nos dijeron que mi mamá Rynn se había suicidado, publiqué en Facebook: “Descansa en paz, mamá. Te amaré siempre”. De inmediato sentí una especie de liberación.
Pensé que sería una forma fácil de hacer saber a todos lo que había pasado. Poco después, muchas personas me ofrecieron apoyo y compartieron anécdotas sobre mi mamá, algunas de ellas desconocidas para mí. En ese momento, el círculo de personas en quienes podía confiar creció.
Me gusta visitar el perfil de mamá para contarle las cosas que hago, ver sus fotos y leer lo que otros escriben acerca de ella. Cuando le escribo, siento que aún estoy en contacto con ella.
Al principio no estaba segura de cómo afrontar su muerte, pero he crecido y lo he superado. No he visitado la página de mi madre en siete u ocho meses, pero la extrañaría si no estuviera allí. Su perfil es la prueba tangible de que ella existió.
En cierto sentido, su perfil me permite pensar que sigue aquí, lo que en ocasiones me consuela. Mucho tiempo después de la muerte de mamá, yo seguía visitando su perfil para ver sus fotos, lo que hacía que me sintiera muy triste. Ahora, cuando visito el sitio, sonrío con más frecuencia de la que lloro.
Bolivia, de 17 años, vive en la Ciudad de Nueva York y estudia en el Bard College.

“Borré el perfil de mi esposa”
Levi Williams

Mi esposa, Lori, murió 11 días después de dar a luz por cesárea a nuestra hija, Lily, a causa de una infección cardíaca. Mientras esperaba en el hospital con Lily a que mi familia nos pasara a buscar, revisé mi celular y vi que nuestros amigos ya estaban escribiendo comentarios sobre la muerte de Lori en su página de Facebook. “No lo puedo creer” y “Ya te extraño” eran los más comunes. Fue muy perturbador para mí. Quise borrar la página en ese instante pero no recordaba la contraseña de mi esposa.
Al llegar a casa, lo primero que hice fue entrar a su cuenta de Facebook y borrar su perfil. Me pareció lo correcto. A Lori le encantaban las redes sociales. Pensé que si ya no estaba viva, tampoco su perfil en Facebook debía seguir allí.
Sentía una gran impotencia ante la muerte de Lori. No quería ser un simple espectador mientras otras personas se adueñaban de su página con sus comentarios y fotos. Deseaba tener un poco de control.
Publico cientos de fotos de Lily en mi página de Facebook, tengo algunos contactos que no saben nada de Lori. Comentan sobre las fotos y preguntan cómo nos va, entonces respondo enviándoles mi número de teléfono celular para que me llamen.
Cada persona sobrelleva el duelo a su manera. Hay quienes atesoran las pertenencias de un ser querido por 20 años. Yo ni siquiera pude dormir en mi cama cuando murió Lori. Borrar su página de Facebook fue el primer paso en mi proceso de duelo: una forma de empezar a dejarla ir.
Levi, de 34 años, es maestro y un dedicado padre viudo. Vive en Jackson, Mississippi.

“Crear la página conmemorativa de mi mejor amigo me ha ayudado a sanar”
Jason Lambert

Sean Misner y yo éramos como hermanos. Tenía 26 años cuando murió. Un día después de enterarme de que mi mejor amigo era uno de los bomberos que murieron en un incendio forestal en Arizona, en junio pasado, creé una página conmemorativa en Facebook. Pronto sus amigos publicaron fotos en ella. También solicité donaciones para la esposa de Sean, Amanda, que estaba embarazada.
En el primer par de días la página conmemorativa de Sean consiguió 2.000 “Me gusta”. Hoy cuenta con más de 27.000, cada uno de alguien que conocía a mi mejor amigo o que supo de su deceso, una persona más que estaba orgullosa de él.
Fue muy consolador ver que tanta gente mostrara interés. Desconocidos enviaban mensajes ofreciendo cunas y ropa a Amanda, y recaudamos unos 10.000 dólares para la educación de su hijo, Sean Jaxon. Recibimos un mensaje de un niño de Nevada que, tras escuchar acerca de Sean, expresó su deseo de ser bombero cuando crezca. Eso me conmovió profundamente. La gente escribe sobre el heroísmo de mi amigo. Hay mucho amor en esa página de Facebook. Un gran aliciente para mí es que algún día, cuando Sean Jaxon tenga la edad suficiente, podrá visitar la página y ver lo respetado y querido que era su padre.
Cuando extraño a Sean, visito la página y me hace sonreír. Para mí, es una forma de mantener vivo su recuerdo. Aunque él ya no está aquí, es mi manera de compartir alegrías con él.
Jason, 26 años, es asesor financiero de Morgan Stanley y vive en Santa Ynez, California.


RECUADROS PARA MANTENER ACTIVO UN PERFIL EN FACEBOOK
Si no hace nada, el perfil de la persona fallecida seguirá apareciendo en “Personas que quizá conozcas” y en otras secciones. Convertir el perfil en una página conmemorativa elimina las actualizaciones hechas por la persona fallecida y permite el acceso a la cuenta solo a sus amigos y familiares. Para hacer conmemorativa una página, escribí “Solicitud de cuenta conmemorativa” en la barra de búsqueda y seguí las instrucciones (mirá el recuadro final).

PARA ELIMINAR UN PERFIL
Iniciá una sesión en la cuenta de Facebook de su ser querido utilizando su contraseña (sin esta, no se puede eliminar la página). Tecleá “Borrar mi cuenta” en la barra de búsqueda, en la parte superior de la página. En la sección “Seguridad”, hacé clic en ‘Eliminar mi cuenta’ para borrar permanentemente la página, incluidos todos los mensajes, fotos y actualizaciones. Para descargar el contenido de la cuenta antes de eliminarla, hacé clic en “Configuración”, en la parte superior derecha de la página y seleccioná “Configuración de cuenta”. Hacá clic en “General”, y luego en “Descarga una copia de tu información” para crear un archivo personal.

PARA CREAR UNA PÁGINA CONMEMORATIVA
Iniciá una sesión en Facebook y hacé clic en “Crear un grupo”. Tipeá un nombre para la página conmemorativa que deseás crear. Establecé la configuración de privacidad: “Abierto” (acceso libre al grupo, a los miembros y a todos los mensajes), “Cerrado (acceso al grupo y a los miembros, pero solo estos pueden ver los mensajes), o “Secreto” (accesible solo para los miembros del grupo). Hacé clic en “Crear”. Para añadir un botón de donación a la página, buscá “Creador de botón de donación”. Escribí un nombre de institución o persona, hacé clic en “Instalar en la página de Facebook” y luego en “Agregar Creador de Botón de Donación”.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen jose luis
jose luis

yo con mi vida privada soy muy reservado.. solo lo comento en el facebook!!

Imagen natalia
natalia

Gracias por la info!

Imagen Dori
Dori

Muy buena, no está demás saber esos datos!!!

Imagen Elva Natalia
Elva Natalia

Muy bueno tener en cuenta esos datos y no que cualquiera se meta en tu cuenta y husmee acerca de tu vida. Personalmente no pongo información personal, pero algunos lo hace en forma exagerada y eso me parece no es bueno, ya que se dan a conocer demasiados datos a los delincuentes que están a la pesca

Imagen erica elizabeth
erica elizabeth

MUY BUENA NOTA TE AYUDA A SAER YO EN MI FACEBOOK PONGO TODO DE MI VIDA¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Imagen Olga
Olga

NO SE SI ME GUSTARÍA TENER UNA PÁGINA DE UN SER QUERIDO QUE YA NO ESTA ,YO EN PARTICULAR ,AL LEER LOS COMENTARIOS DE ESTAS PERSONAS ME DOY CUENTA, QUE CADA UNA PONE LO QUE SIENTEN POR ESE SER QUERIDO ..........

Imagen Veronica
Veronica

Hace unos meses fallecio mi prima, a ella le encantaba el faceboock, publicaba todas sus actividades en el.Murio de cancer, mientras estaba en su casa y podia sentarse en la compu, publicaba algun comentario y muchos de sus amigos respondian con palabras de aliento y la ayudaron a seguir adelante.Pa

Imagen Veronica
Veronica

Su pagina sigue estando presente, como ella lo esta en nuestros corazones.

Imagen Blas agustín
Blas agustín

No me gusta

Notas Relacionadas