Imagen Imagen

¿Recuerda el furor 3D en los 90?. Ir a ver una película en 3D era una experiencia fascinante.

 Muchos nos queríamos llevar esos anteojos a nuestras casas pero, al llegar descubrías, obviamente, ¡que sólo servían dentro del cine!

¿Cómo funcionan las películas y los anteojos 3-D?


Las películas en tercera dimensión (3-D) son una variante de los sistemas estereoscópicos que vemos en los recuerdos para turistas y en los juguetes para niños. Esos aparatos presentan dos imágenes diferentes, una para cada ojo. La imagen de la izquierda sólo se ve con el ojo izquierdo y la imagen de la derecha, con el ojo derecho. Sin embargo, la tecnología de una película en 3-D es mucho más complicada, porque el director debe inventar una forma de hacer que el ojo izquierdo no vea lo que sólo debe ver el ojo derecho, aunque las dos imágenes se proyecten en la pantalla en forma simultánea.

David Gibson, del Museo de Equipos Fotográficos de Eastman Kodak Company, contó la historia de esa tecnología: el primer sistema se inventó en la década de 1890, y las imágenes se llaman “anaglifos”. La imagen que iba dirigida al ojo izquierdo se proyectaba con un filtro rojo sobre la lente; y la que iba destinada al ojo derecho, con un filtro verde azulado. Para ver esas imágenes, se utilizaban anteojos con filtros de esos mismos colores: el filtro rojo del ojo izquierdo hacía llegar a ese ojo la imagen de la izquierda y bloqueaba la de la derecha. Ese sistema también se utilizó para imprimir libros de historietas tridimensionales y experimentar con la transmisión de imágenes estereoscópicas en la televisión a color.

El único problema con esta tecnología es que funciona mejor con imágenes monocromáticas. Los tintes rojos y verde azulados de los anteojos agregan una coloración poco sutil y no deseada a la película en 3-D. En un acto de generosidad, Gibson admitió que la solución provino de la competencia, la empresa Polaroid, que desarrolló un método eficaz de polarización especialmente para las películas en 3-D. La tecnología Polaroid “proyecta dos imágenes con un ángulo de polarización de 90º de una con respecto a otra; de esa manera, se transmite una imagen mientras se bloquea la otra. Éste es el sistema que se utiliza para las películas en 3-D hechas en la década de 1950”. Y usted, ¿llegaste a ver películas en 3D y vivir esa fascinante experiencia?

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas