Imagen Imagen

Integrar estas sencillas actividades a la rutina de cada mañana mejorará su alimentación, energía y estado de ánimo no solo hoy, sino el resto de los días.

6:00 a. m.

Estírese en la cama

Antes de abrir los ojos intente esto: levante un brazo y empiece a estirar cada uno de los dedos; después, la mano, luego la muñeca y la extremidad entera. Haga lo mismo del otro lado. A continuación, extienda los dedos de los pies, los pies, los tobillos y las piernas. Termine con un estiramiento de cuello y espalda que lo impulse a salir de entre las sábanas. Esto hará que los músculos y articulaciones entren en calor y que el flujo sanguíneo en el organismo aumente, a la vez que lleva una dosis de oxígeno a todos los tejidos. Estírese cuan largo es en la cama. Según la psicóloga Amy Cuddy, de la Universidad Harvard, esta “postura de poder” imita a la de los valientes, así que se sentirá con más confianza durante el resto de la jornada. 

Abra las cortinas

Cuando la luz natural del amanecer entra en su habitación, le envía señales al cerebro para que disminuya la producción de melatonina y estimule la de cortisol; con estas dos acciones se espabila. Los rayos solares no solo hacen que se ponga en pie de inmediato. Una investigación de la Universidad Northwestern descubrió que las personas que se exponen a la luz brillante moderada por la mañana, tienen un índice de masa corporal significativamente más bajo que quienes lo hacen a una hora posterior.

Relájese

La meditación, sin importar cuándo la realice, brinda infinidad de beneficios: evita el insomnio, reduce el estrés y la ansiedad, aumenta los niveles de energía, potencia el sistema inmunitario y da claridad mental. Practicarla a primera hora le ayuda a entrar en un estado de paz al instante, por lo que es menos probable que se distraiga. Si es novato, una aplicación como OMG I Can Meditate! [en inglés] es una buena manera de arrancar. (Estas lecciones también están disponibles en YouTube). OMG tiene una función para despertar que hace del sonido de la alarma una sesión de meditación. 

Vea la vida color de rosa

Investigaciones de la Universidad Estatal de San Francisco muestran que concentrarse en los buenos momentos nos hace sentir más contentos con la vida. Michelle Gielan, experta en psicología positiva y autora de un libro al respecto, sugiere que, con objeto de empezar bien sus días, tome dos minutos a fin de anotar todos los detalles que pueda recordar de un suceso gratificante del día anterior. “Los buenos eventos de ayer pueden ser el combustible de la felicidad de hoy”, asevera. Esto también podría repercutir en su salud general: un estudio halló que los pacientes con dolor crónico que realizaron esta actividad por seis meses pudieron reducir su consumo de analgésicos.

7:00 a. m.

Ejercítese antes de comer

Los científicos indican que hacer ejercicio antes de consumir alimentos hace que el organismo queme más grasa y la transforme en energía, en lugar de hacerlo con los carbohidratos provenientes de la comida. En un estudio publicado en Journal of Physiology, los participantes que entrenaron tras desayunar subieron de peso (al igual que las personas del grupo de control que no tuvieron actividad física); en cambio, quienes lo hicieron con el estómago vacío no ganaron kilos. Además, una investigación de la Universidad de Vermont demuestra que hacer ejercicio durante 20 minutos mejora el estado de ánimo, y el fruto de esta acción puede durar hasta 12 horas. Querrá gozar de este impulso a lo largo del día.

No se bañe con agua caliente...

Dúchese con agua fría. Un creciente número de investigaciones demuestra que tolerar temperaturas bajas en la mañana puede hacer que disminuya la grasa corporal, que el sistema inmunitario se fortalezca, que tenga más vigor e incluso una mayor resistencia al dolor en general. 

…ni se vista para triunfar

Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, es conocido por su informal estilo de vestir: siempre usa jeans y una camiseta gris. Él prefiere reservar su brío mental para las decisiones importantes, en lugar de estresarse eligiendo su atuendo, explicó a Independent. Aunque usted no pueda salir de casa en jeans a diario, podría simplificar su guardarropa con conjuntos que combinen. 

Despierte a sus hijos con un abrazo

Cualquiera que tenga hijos sabe que hay pocas situaciones tan estresantes como despertar a un niño. No obstante, es una de las pocas ocasiones en las que un padre puede estar con un ser que aún es vulnerable. Según un experimento de la Universidad de Notre Dame, los infantes que reciben muchas caricias afectuosas conforme crecen, llegan a ser adultos menos ansiosos; estudios anteriores señalan que quienes reciben muchos abrazos lidian mejor con los resfríos y tienen una presión arterial más baja. 

Ponga música

Elija canciones animadas que le gusten a usted y a los demás, y hágalas sonar mientras se arregla. Si alguien toca un instrumento, la mañana es el momento perfecto para practicar, ya que prepara el cerebro para el aprendizaje. Una investigación de la Universidad Johns Hopkins descubrió que tanto interpretar como escuchar música contribuye a fortalecer el rendimiento académico en 16 frentes distintos, incluyendo la concentración y la memoria.

8:00 a. m.

Tómesela bien fría...

No, no una cerveza: agua. Dormir significa estar unas ocho horas sin recibir hidratación; quizá por eso se siente fatigado cuando suena la alarma. “Se ha demostrado que beber agua helada estimula el metabolismo, ya que el organismo necesita llevar al líquido a la temperatura corporal durante la digestión”, puntualiza la nutricionista Erin Palinski-Wade.

…y agréguele limón

La fruta potenciará la acción de la bebida anterior. “La vitamina C presente en el limón y otros cítricos fortalece su sistema inmunitario, lo protege de los radicales libres dañinos, ayuda a mantener la piel sin arrugas y puede mejorar el proceso digestivo. Asimismo, la acidez del jugo de limón fortalece la del estómago, que sirve como una barrera química que impide la presencia de patógenos”, explica Roxanne B. Sukol, especialista en medicina preventiva en el Cleveland Clinic’s Wellness Institute. 

Busque la dulzura adecuada

Todos deben tener cuidado de no consumir azúcar en exceso. Sin embargo, un estudio efectuado en la Universidad de Barcelona demostró que los hombres y mujeres saludables que tomaban una bebida con cafeína y azúcar antes del desayuno tenían mayor capacidad de atención y mejor memoria verbal que quienes iniciaban el día únicamente con cafeína o ingiriendo solo productos dulces. 

Rompa el ayuno dos veces

El desayuno es la comida más importante del día. ¿Por qué no hacerla dos veces? Una investigación publicada en la revista Pediatric Obesity dio seguimiento al peso y a los patrones alimenticios del desayuno de 580 estudiantes durante dos años. Descubrieron que aquellos que se mantenían en ayunas, con frecuencia mostraron mayores probabilidades de padecer de sobrepeso u obesidad en contraste con quienes desayunaban doble (es decir, una vez en casa y otra en la escuela).

Moraleja: si come más en la mañana, será menos factible que se le antoje un tentempié poco saludable en la noche. 

No olvide la proteína

Lo que ingiere también importa. Estudios presentados en la reunión de la Obesity Society 2013 divulgaron que las mujeres cuyo desayuno contaba con más de 30 gramos de proteína consumían 175 menos calorías en el almuerzo que aquellas que solo comían tres gramos del nutriente. El huevo, el yogur griego natural y las nueces son alternativas sencillas y rápidas para hacerlo. 

Dé vuelta la comida

Parece extraño, pero si quiere disminuir su consumo calórico, dé vuelta al pan con manteca o a las papas al horno con sal. El cocinero Devin Alexander dice que “cuando se come el bocado así, el sabor de los alimentos llega a su lengua de inmediato y se disfruta mucho más”. Esto significa que puede deshacerse de la mitad de la sal y manteca que suman calorías para engrosar el abdomen. 

9:00 a. m.

Diviértase

A mucha gente le aterra enfrentar una nueva jornada, comenta Steve Orma, psicólogo clínico. Pero si lo primero que hace es agradable, le será mucho más fácil ponerse en marcha. “Puede ser meditar, tomar café y leer su blog o diario preferido, etcétera. Elija actividades que le permitan iniciar el día con el pie derecho”, sugiere. 

Entérese de buenas noticias

En un estudio llevado a cabo en 2015, los investigadores le pidieron a un grupo de participantes que vieran solamente tres minutos de noticias positivas enfocadas en buscar soluciones (por ejemplo, la historia de un hombre de 70 años que logró aprobar el examen final de secundario tras haberlo reprobado en múltiples ocasiones). Estos participantes tuvieron un 27 por ciento más probabilidades de reportar que su día había sido “feliz” al poco tiempo, en comparación con quienes habían visto noticias negativas en la mañana.

Gielan, autora del experimento, también citó evidencia sustancial sobre la manera en que los estados de ánimo negativos afectan el rendimiento laboral. 

¡Listo! Ha mejorado su humor, su salud y su productividad, todo antes de salir de casa. Ya está listo para arrasar con los pendientes de hoy y con los de toda la semana.  

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen Liz
Liz

Me encantó muy buena informacion

Notas Relacionadas