¿Comer mucha azúcar provoca cáncer? ¿Comer mucha azúcar provoca cáncer?

Todo es verdad hasta que un experto lo aclara. Deje de creer en los mitos más repetidos por las personas.

Al envejecer necesitamos menos horas de sueño.

¡MITO! Los adultos mayores suelen dormir menos debido a las enfermedades crónicas propias de la edad y a los efectos de los medicamentos con que las tratan. Sin embargo, esto no significa que requieran descansar menos. Si bien esta necesidad cambia de persona a persona, los Centros para el Control y Prevención de los Enfermedades de Estados Unidos aconsejan que todos los adultos reposen al menos siete horas con el propósito de conservarse en estado óptimo.


El azúcar causa cáncer.

¡MITO! Es verdad que el azúcar es el combustible de las células cancerosas; sin embargo, eso no significa que dejar de consumir dicho ingrediente sirva para prevenir o retrasar el avance del padecimiento. Si redujera su ingesta de azúcar, el cuerpo sintetizaría glucosa, eliminando así el supuesto beneficio de su esfuerzo. Aclarado el punto, la obesidad es un factor de riesgo para ciertos tipos de cáncer; por lo tanto, alejarse de galletitas y helados sí podría tener un efecto preventivo indirecto.



La soja en exceso puede ser cancerígena para ellas.

¡MITO! Dado que esta leguminosa contiene estrógenos de origen vegetal, algunos expertos supusieron que el alimento podría alterar el equilibrio hormonal de las mujeres y propiciar cáncer de mama. En realidad, hay varias investigaciones las cuales indican que podría reducir la incidencia de esta enfermedad; no obstante, aún es necesario indagar más en la materia.



Puede dar por concluido el tratamiento antibiótico apenas remitan los síntomas.

¡MITO! Aunque ya se sienta como nuevo, siga tomando el fármaco tal y como se lo indicaron. A veces, los síntomas desaparecen, pero la infección permanece latente; por lo tanto, existe la posibilidad de sufrir una recaída; además, por si fuera poco, esta vez la infección podría ser resistente al antibiótico.


Debe enjuagarse la pasta tras el cepillado. 

¡MITO! Al enjuagarse la boca con agua o productos sin fluoruro, se elimina el flúor que previene la caries; esto impide que surta su efecto. Si necesita enjuagarse, utilice un poco de agua para eliminar el exceso de espuma dentífrica y luego escúpala,
tal como lo recomiendan ciertos estudios; además, así el mineral quedará en sus dientes.


Correr es malo para las rodillas.

¡MITO! Según distintos experimentos, correr con fines recreativos no incrementa el riesgo de desarrollar síntomas de reumatismo en las rodillas u otros problemas ortopédicos. “De hecho”, explica el doctor James Smoliga, director del Laboratorio de Fisiología y Biomecánica Humana de la Universidad High Point, “hacerlo fortalece los músculos que estabilizan la rodilla, lo cual podría prevenir la aparición de lesiones y reumatismo articular”.


Las vacunas causan autismo. 

¡MITO! Algunas personas han expresado preocupación ante la posibilidad de que sustancias utilizadas en concentraciones mínimas en las vacunas (por ejemplo, formaldehído, sales de aluminio y tiomersal, un conservador a base de mercurio) pudieran causar autismo. Sin embargo, no ha podido demostrarse que estos compuestos, presentes en dosis bajas, resulten nocivos. Tampoco existen indicios de que las vacunas múltiples o combinadas, como aquellas diseñadas para blindar a la población infantil, debiliten al sistema inmunitario y propicien el desarrollo de autismo, como creen algunos.


Tras una conmoción cerebral, lo mejor es no dormirse.

¡REALIDAD! Después del golpe, lo ideal es mantener al paciente despierto varias horas a fin de observar su evolución. Hecho esto, tomar siestas y dormir lo suficiente por la noche ayudará a la recuperación.



Toser demasiado podría provocar vómito.

¡REALIDAD! Los niños pequeños son propensos a devolver tras un acceso de tos debido a que sus reflejos faríngeos son hiperreactivos; no obstante, lo anterior también puede ocurrirles a los adultos. Aunque por lo general no se trata de algo grave, si el malestar no cede, acuda a una consulta.


El cáncer colorrectal debe preocupar a mujeres y hombres por igual.

¡REALIDAD! De todos los tipos de cáncer, el colorrectal ocupa el tercer lugar en frecuencia entre los varones y el segundo lugar entre las mujeres. El riesgo general para ellos es ligeramente mayor. Por desgracia, alrededor de 1 de cada 22 hombres y 1 de cada 24 mujeres tendrá este mal.


El alcohol mantiene el calor corporal cuando hace frío.

¡MITO! Es posible que el whisky lo haga entrar en calor e incluso que lo ruborice; esto se debe a que el alcohol dilata los vasos sanguíneos, con lo cual la sangre se desplaza hacia la piel. Sin embargo, esta sensación de calor también interrumpe el reflejo de tiritar, lo cual disminuye la temperatura corporal aún más.


La cafeína es buena para el corazón.

¡REALIDAD! Pareciera que cualquier cosa capaz de acelerar el corazón impondría una excesiva carga de trabajo a este órgano; sin embargo, las pruebas indican lo contrario. Según distintos estudios, beber tres tazas de café al día podría reducir la propensión a problemas cardiovasculares. Quizá los antioxidantes del café tengan algo que ver; además, es posible que la cafeína acelere los procesos celulares de reparación cardíaca.



Los grillos son sustitutos saludables de la carne.

¡REALIDAD! Según un artículo científico publicado en European Journal of Clinical Nutrition, los insectos comestibles son tan saludables como la carne vacuna o pollo. Hasta podrían tener ciertas ventajas, como un mayor aporte de calcio, por ejemplo. Durante un estudio, el desayuno tradicional produjo más marcadores de inflamación en el intestino que la comida a base de grillos.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen guillermo
guillermo

¡no estoy de acuerdo con los grillos¡

Notas Relacionadas