18 innovaciones, raras y fantásticas que seguro no conocía 18 innovaciones, raras y fantásticas que seguro no conocía

Invenciones raras y fantásticas: desde una bicicleta que anda sobre el agua hasta una almohada que quita los ronquidos, estas 18 innovaciones harán volar su imaginación y su dinero.


Por años, Donna había estado desesperada por dormir bien una noche. El problema: su esposo. Roncaba. Como un tren de carga. Donna intentó los remedios usuales: tapones para oídos para ella (incómodos y poco efectivos), protectores bucales y aparatos nasales para él (igual) y moverlo (igual, igual). Pero luego se enteró de una innovadora solución llamada la Almohada Movediza.

Fabricada por la compañía coreana TenMinds, la almohada cuenta con cuatro bolsas de aire con sensores de presión conectadas a un micrófono exterior que se coloca en una mesa de luz. Cuando el micrófono detecta que su esposo está sacudiendo el techo, infla las bolsas de aire automáticamente y reposicionan su cabeza hasta que deja de serruchar madera. Donna no suele comprar dispositivos caros —los baratos son otra historia— pero cuando escuchó que la Almohada Movediza ganó el Premio Innovaciones 2020 de la Asociación de Tecnología del Consumidor, decidió desembolsar los 378 dólares. ¡Y funciona! De hecho, cuando está molesta con su esposo, imita sus ronquidos para que la almohada le mueva la cabeza como en montaña rusa.

18 innovaciones, raras y fantásticas que seguro no conocía

Ahora los ronquidos de su esposo ya no despiertan a Donna, sino la voz de una mujer extraña: “¡Buenos días, campeona! Recuerda, todos tus sueños pueden realizarse si tienes el valor de perseguirlos!” ¿Quién es esta persona vivaracha tan ridícula? Es el nuevo despertador de Donna. Convertida en una aficionada a los dispositivos, Donna compró Ruggie por 69 dólares. Es el único despertador que la arrastra fuera de la cama, literalmente.

Primero la despierta con música, esas alegres palabras de ánimo o una alarma que puede alcanzar los 120 decibeles, un escándalo tan fuerte como un taladro neumático. Cuando Donna quiere apretar el botón para seguir durmiendo se encuentra con que Ruggie no cuenta con uno. Para apagarlo debe salir de la cama y pararse sobre un tapete de goma espuma —“rug”, de Ruggie, es “tapete” en inglés— hasta por 30 segundos. Para entonces ya está totalmente despierta.

Ahora que ya sabe todos los hábitos de sueño de Donna, debería saber algo más de ella: no existe. Pero todos los dispositivos con los que interactúa en esta historia sí. Algunos todavía están en etapa de desarrollo, pero la mayoría ya están disponibles. Quizá no cambien el mundo o su vida, pero cada uno es encantador a su propio modo. Incluso si no lo beneficiara tener, digamos, un robot diseñado para que lo ayude en el baño (se mencionará más adelante), es muy divertido leer sobre los objetos inusuales que se les ocurren a los comerciantes y a los inventores.

Lo que nos lleva de nuevo a Donna. Resulta que ella tiene alto el colesterol y su debilidad por la panceta no ayuda. Afortunadamente, un profesor de la Universidad de Oxford, en Inglaterra, está desarrollando el Parche de Panceta. Es un parche como de nicotina que se pega en el brazo; al rascarlo despide una fragancia que evoca a un grasoso manjar pancetero. “Los estudios han mostrado que ese aroma puede reducir los antojos”, insiste su creador, Charles Spence. ¿En serio? Eso no convence al olfato de algunos escépticos. “Si yo huelo panceta”, un consumidor fanático declaró al Daily Telegraph, “quiero panceta”.


18 innovaciones, raras y fantásticas que seguro no conocía

En realidad, Donna desayuna un plato saludable nada trascendental de cereal tostado con miel Kernza, de Cascadian Farm. Desarrollado por el Land Institute de Kansas, Kernza es un nuevo grano promovido como una posible salvación para nuestro planeta por el calentamiento global. Por ser perenne —a diferencia del trigo, la avena y la cebada— absorbe los gases que lo provocan del aire y los almacena en sus raíces, igual que un árbol. También absorbe el nitrógeno, un ingrediente de los fertilizantes que ha sido culpado de contaminar arroyos y (¿No le gusta el cereal? Patagonia Provisions fabrica cerveza de Kernza. Para los desayunos de campeones de verdad).

Desafortunadamente, el Kernza es alto en fibra, así que Donna corre al baño. “La ansiedad fecal existe”, dice un portavoz de Charmin, la marca de papel de baño, a CNN. Y Donna está de acuerdo, especialmente cuando se da cuenta que no hay papel de baño. Le habla a su esposo, pero claro, sigue dormido. Entonces abre la app de Charmin de su teléfono y el Rollbot viene al rescate. Con sus sensores infrarrojos, el robot con autoequilibrio y adornado con un rostro de oso de felpa se abre camino llevando consigo un preciado rollo de papel de baño precargado. (Que pena que Charmin haya fabricado un solo robot hasta ahora).

Salvada por el robot, Donna sigue preparando su día. Abre el cajón de su tocador y saca un par de Medias Inteligentes Sensoria. Las medias (199 dólares) tienen una ranura para un chip microelectrónico inalámbrico que envía datos de su cadencia, paso, ritmo cardíaco, a una app del teléfono de Donna. No se puede usar zapatillas de baja tecnología con medias de alta tecnología, así que Donna también compró un par de zapatillas deportivas de 400 dólares que se ajustan solas, las Adapt BB 2.0, que Nike creó para los atletas. Donna solo debe meter su pie a la zapatilla y unos sensores digitales hacen el resto, deducen la talla de su pie y se cierran automáticamente.

Quizá Donna está en forma, pero sus mascotas regordetas necesitan ejercitarse más. Le compró a su perro iFetch (155 dólares), una pequeña máquina azul y blanca que se pone en el piso y automáticamente lanza una pelota de tenis hasta nueve metros de distancia. El perro trae la pelota y la suelta en el agujero superior, y el iFetch la lanza otra vez.

Cuando los gatos sueñan, se ven a sí mismos merodeando el Serengueti y acechando ñus. Así que Donna le compró a Kitty el Dron para Gatos ProFlight Panthera. Como su nombre lo sugiere, es un dron, pero este invento de 100 dólares vuela por toda la habitación con un pequeño juguete colgante para que el gato lo persiga. Incluso tiene una cámara para que Donna pueda vigilar a Kitty por medio de su teléfono. A Donna no le preocupa los daños que el dron pueda causar al volar adentro porque en certapet.com le aseguraron que “los sistemas de seguridad, incluyendo los de evasión de colisiones y de altitud automática, evitan que el dron choque contra su gato o su entorno”.

Antes de salir de casa, Donna se detiene a escribirle una nota a su esposo. Toma una libreta y su pluma favorita de la vida, la Air-Ink de Graviky. La pluma literalmente escribe con el aire contaminado de las emisiones de carbono que captura. Un dispositivo cilíndrico llamado KAALINK es colocado alrededor del escape de un auto y captura hasta 99 por ciento de sus partículas que después convierte en tintas y pinturas. “La contaminación es algo malo”, declaró el cofundador de Graviky, Anirudh Sharma, a la revista Time. “Pero resulta que la contaminación tiene muy buena materia prima para fabricar tintas”.

Donna abre la puerta hacia un bello día. Si estuviera usando el Lente Mojo, un lente de contacto inteligente de realidad aumentada (RA) de Mojo Vision, sabría que afuera hacen 22 grados porque se lo diría. Donna ha codiciado uno por algún tiempo, pero aún no está a la venta. El lente se activa con el movimiento del ojo y es alimentado por una minúscula batería integrada al cristal. Tiene un sistema electrónico miniatura que proyecta imágenes en su pantalla, la más pequeña del mundo. Los usuarios pueden buscar información, leer texto e incluso ver videos.

Como “la tecnología se atenúa cuando se quiere poner atención tus alrededores”, según el director ejecutivo de Mojo Vision, Drew Perkins (el lente oculta la proyección de la pantalla), es posible caminar por la calle con seguridad, a diferencia de cuando usted va poniendo atención al celular. Lo que, por suerte, Donna no está haciendo en este momento, o la hubiera atropellado una valija a exceso de velocidad que se acerca a ella a 10 kilómetros por hora.

Así es: Creada por una compañía china llamada ForwardX Robotics, la Valija Ovis (640 dólares) es un equipaje de mano con propulsión propia que usa cámaras, tecnología de reconocimiento facial y un algoritmo de rastreo para desplazarse con junto a su propietario sin necesidad de cargarla, para encontrar un camino entre las multitudes y evitando colisiones. “Esencialmente”, dice Nicholas Chee, fundador y director ejecutivo de ForwardX, “le pusimos un par de ojos y un cerebro al portafolio Ovis”.

Es como tener equipaje y una mascota a la vez, sin la necesidad de limpiar los desechos de la valija.

18 innovaciones, raras y fantásticas que seguro no conocía

La Ovis da una vuelta en U y regresa hacia Donna, ahora acompañada de su dueño, un turista alemán. Este, toma dos audífonos Ambassador con micrófonos integrados y traductores automáticos. Mete un audífono en su oído y le ofrece a Donna que haga lo mismo con el otro. Le pregunta, entonces, en alemán, cómo llegar a la estación de tren, pero Donna escucha la pregunta en español. Responde en español y él asiente al entenderlo todo ya que sus palabras son traducidas al alemán. Podrían hablar en japonés o hebreo: los Ambassador traducen 20 idiomas y 42 dialectos. Donna le dice auf wiedersehen al turista y a su Ovis, camina hasta su restaurante favorito y se sienta en una mesa.

Minutos después, una amiga suya entra al lugar vistiendo unas modernas gafas oscuras. “¡Elaine!”, la llama Donna. Elaine se acerca y toma un asiento sin que nadie la ayude, algo excepcional, ya que es ciega. Desde que le pusieron el Sistema de Prótesis Visual Cortical Orion, de Second Sight, ha llevado una vida más activa.

Esas gafas tan modernas están equipadas con una cámara y una unidad procesadora de video (UPV). A Elaine le implantaron un chip diminuto con 60 electrodos en la corteza visual del cerebro. La UPV inalámbrica convierte las imágenes de la cámara a impulsos eléctricos y los transmite a los electrodos del cerebro que entonces descifra lo que Elaine está viendo. Las personas y los objetos aparecen como puntos de luz. “Ni siquiera debes tener ojos para usar el dispositivo”, dice el doctor Nader Pouratian, un neurocirujano del Centro Médico Ronald Reagan de UCLA que ha realizado el implante del dispositivo en pacientes. Elaine se convenció cuando se enteró por onezero.medium.com que el participante de una prueba clínica pudo “ver las velas de su torta de cumpleaños por primera vez en más de siete años”.

La moza se acerca y Elaine ordena una Hamburguesa Imposible. Tentada por una hamburguesa con queso y panceta de la mesa de al lado, Donna vuelve a desear tener el Parche de Panceta. En vez de eso, pide una ensalada y las dos conversan. Elaine presume las vacaciones que tomó su hijo: cruzó un lago en una bicicleta.

Bueno, no precisamente. Manejó una Bicicleta Manta5 Hydrofoiler XE-1, a la que digitaltrends.com llama “el fruto impío de un bote, un aeroplano, y una bicicleta eléctrica”. (El precio también es impío: 8.990 dólares). En lugar de ruedas, la Manta5 está “equipada con un juego de hidrodeslizadores que esencialmente actúan como alas en el agua. Al pedalear e impulsar la bicicleta hacia delante, el agua pasa por estas alas y la eleva, de una manera muy similar a las alas de un aeroplano”. La reseña de un cliente promete, “¡en realidad es como volar en el agua!”

Después de almorzar, Donna deja a Elaine para ir a hacer un encargo. Al cruzar la calle recibe un mensaje de texto de su esposo: “¿Cómo apago el @$%*^ iFetch?!” Con la mirada fija en el teléfono, responde, “¡voy camino a casa!” Donna es una “transeuntextora” sin remedio, alguien que escribe mensajes de texto mientras camina, y esta vez no es una valija, sino un auto lo que por poco la atropella.

Sabe que es un hábito peligroso —han aumentado las muertes de transeúntes—, pero la alegra la protección que viene en camino. Fred Jiang, profesor asistente de ingeniería eléctrica de la Universidad de Columbia está afinando los últimos detalles de sus Audífonos Inteligentes. Cuando sean perfeccionados, cuatro micrófonos miniatura “diferenciarán a los autos del resto de los sonidos de la calle”, según mashable.com, se sincronizarán con una app para calcular la distancia y posición de los autos y así alertar a los usuarios cuando estén en peligro de ser atropellados. A Donna le parece fantástico.

18 innovaciones, raras y fantásticas que seguro no conocía

De regreso en casa, apaga el iFetch y se sienta con su exhausto esposo en el sillón a ver televisión. Pero, ¿dónde está la pantalla? Donna presiona un botón en un control remoto y una pantalla de 65 pulgadas se desdobla de una caja rectangular sobre una plataforma. Es una versión prototipo de la LG OLED TV R9 Especial que aún no está disponible. Sostenida por varias barras horizontales delgadas y un par de brazos de soporte en la parte trasera, la pantalla puede desdoblarse unas 50.000 veces antes de que se descomponga por el uso, según LG.

El esposo de Donna la rodea con el brazo. Invadida por su amor hacia él, con todo y que ronca, quiere decirle cómo se siente. Pero sus asistentes visuales inteligentes, como el Amazon Echo y Google Home, pueden estar escuchando, así que abre un cajón de la mesa de café y saca el Brazalete de Silencio y se lo coloca en la muñeca.

Invento de Ben Zhao y Heather Zheng, un matrimonio de profesores de ciencias de la computación de la Universidad de Chicago, este aditamento de una “armadura digital”, como lo llamó el New York Times, que “bloquea al Echo o algún otro micrófono cercano y evita que escuchen las conversaciones del usuario”. Aún no disponible, el torpe y voluminoso grillete está cubierto de 24 bocinas pequeñas que emiten señales ultrasónicas imperceptibles para bloquear a los micrófonos chismosos.

Después de susurrarle dulzuras a su esposo en el oído, Donna activa Amazon Prime Video y ordena un clásico, Casablanca. A veces las cosas viejas siguen siendo las mejores. 

18 innovaciones, raras y fantásticas que seguro no conocía
Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas