Imagen Imagen

La vida en el continente helado es verdaderamente escasa, pero existe. 

Excepto por los pingüinos que llegan por millones para anidar en sus costas y algunas otras aves, la vida en el continente helado es verdaderamente escasa, pero existe. Aquí y allá aparecen musgos de lento crecimiento, líquenes y algas que han conseguido arraigar en el suelo desnudo o en las rocas de las que absorben calor en los días soleados de verano. Incluso se ha encontrado un tipo especializado de líquen que vive bajo la superficie porosa de la piedra arenisca (los filamentos del hongo invaden los diminutos espacios o poros de la roca). La escasísima vegetación terrestre ofrece alimento y refugio a unos cuantos animales tan resistentes como insectos y ácaros diminutos, entre ellos un tipo de mosca sin alas que tiene sólo 5 milímetros de largo.

También hay algunos seres acuáticos. Se han descubierto densas masas de algas que crecen en el agua helada y cubren de orilla a orilla el fondo de los lagos profundos permanentemente cubiertos de espesas capas de hielo. La fauna de las charcas temporales formadas por la nieve fundida incluye microscópicos rotíferos, tardígrados y otras clases de invertebrados. Estos diminutos animales, asombrosamente adaptados al frío antártico, pueden permanecer helados en las charcas durante años y volver a la vida tan activos como siempre en cuanto se deshiela el agua.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen Blas agustín
Blas agustín

Linda nota

Imagen coronel
coronel

muy buena nota

Imagen Dori
Dori

Muy bueno

Imagen delia elvira
delia elvira

muy buena nota

Imagen Elva Natalia
Elva Natalia

Muy buena información

Imagen Dennis
Dennis

Bueno

Notas Relacionadas