Imagen Imagen

La muerte de Cristopher Marlowe, dramaturgo inglés del siglo XVI, es más interesante de lo que se cree.

Un altercado iniciado por la cuenta de un día de juerga, en una posada inglesa, culminó en la muerte de Christopher Marlowe, el dramaturgo más promisorio de la Inglaterra del siglo XVI. La verdadera historia quizá sea más interesante y compleja, como lo revelan documentos descubiertos más de tres siglos después.

Mientras en Londres campeaba la peste, cuatro hombres se reunían la mañana de un miércoles para pasar el día comiendo, bebiendo y hablando en la posada de la viuda Eleanor Bull, en Deptford, una aldea cinco kilómetros al sureste de la City, en la ribera opuesta del Támesis. El peculiar cuarteto estaba formado por Ingram Frizer, hombre de confianza cuyas dudosas intrigas lo tenían en litigio perpetuo, Nicholas Skeres, señuelo de Frizer, Robert Poley, agente secreto del gobierno, de torvo carácter, y Christopher Marlowe, de apenas 29 años pero ya considerado el mejor dramaturgo de Inglaterra. La fecha de la reunión era el 30 de mayo de 1593.

Tras un breve paseo vespertino, los cuatro hombres reanudan su juerga. A la noche, después de la cena, Frizer y Marlowe pelean por la cuenta, muy abultada por todo un día de placeres. Skeres y Poley concuerdan en que Marlowe inició la trifulca al tomar la daga de Frizer y arremeter contra él sin haber sido provocado. Luego de recibir dos estocadas en la cabeza, Frizer le quita el arma a Marlowe y acuchilla a su furioso adversario sobre el ojo derecho. El joven dramaturgo cae muerto.

Se llama a los guardias y a la mañana siguiente llega el juez de la reina. Frizer es arrestado por el crimen, pero una indagación lo exonera del delito, pues es obvio que actuó en defensa propia. A fines de junio recupera su libertad. Mientras tanto, el sepelio de Marlowe se lleva a cabo 48 horas después de su violenta muerte.

Esta es la versión oficial, aceptada durante más de tres siglos, sobre el abrupto final de una promisoria carrera. Pero en 1925 se halló el informe del juez en un archivo, donde permaneció 332 años sin ser notado. Una detenida lectura del documento plantea varios interrogantes.

¿Por qué se sepultó a Marlowe tan apuradamente? ¿Por qué la indagación fue tan breve y se aceptó con tanta facilidad el testimonio de los dos testigos? ¿Es que una pelea de ebrios era la única explicación posible del crimen? ¿Acaso los tres hombres conspiraron para matar a Marlowe? Las heridas de Frizer eran tan leves que bien pudo hacérselas él mismo, para simular un ataque. ¿Estos sombríos personajes actuaron por cuenta propia o eran intermediarios de gente poderosa? ¿Se trataba de una conjura para acabar con un hombre que sabía demasiado? Esta última posibilidad merece ser considerada, pues ahora se sabe que el excelso poeta llevaba una vida doble como agente del servicio secreto de la reina.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen joseluis13
joseluis13

Marlowe era el dramaturgo más grosso de la Inglaterra del siglo xvi. Hasta que se murió y el cetro pasó a manos de William Shakespeare.

Imagen 005Quico
005Quico

Bueno

Imagen sandrabordon
sandrabordon

Que raro!!

Imagen takataka
takataka

En todas partes se cuecen habas, lástima que la verdad saltó tan tarde y el culpable zafó, pero tendrá que dar cuentas a la justicia divina, de la cual nadie escapa.

Imagen clavel
clavel

Hola amigos me encanto el relato un beso

Imagen carloscapital
carloscapital

intrigante!!

Imagen 005Quico
005Quico

Bueno

Imagen pepiro
pepiro

Relato excelente

Imagen dbueno
dbueno

Bueno

Notas Relacionadas