Imagen Imagen

El barniz, la madera, la forma y sus dimensiones son factores clave.

Stradivarius, inimitable 

Las probabilidades de hallar un violín Stradivarius genuino dentro de un estuche en el ático de una casa son tan remotas como ver a un hombre de las nieves en el desierto del Sahara. Pero, dado que solo se sabe la ubicación exacta de 635 violines de esa clase, la esperanza y también las falsificaciones abundan.

En 1666, cuando Antonio Stradivari firmó por primera vez uno de sus violines, se acostumbraba latinizar los nombres de los fabricantes. Por eso el violín Stradivarius es más conocido que su creador. En total, desde ese primer instrumento hasta el último, hecho en 1737 cuando Stradivari contaba con 93 años de edad, el maestro italiano fabricó alrededor de 1.100 violines, 12 violas y 50 violonchelos. De las tres grandes familias que hacían violines en Cremona -los Amati, los Stradivari y los Guarneri-, Antonio Stradivari es el experto reconocido.

No se conserva ningún retrato de Stradivari, pero sus contemporáneos lo describen como un hombre alto y delgado que "rara vez se apartaba de su trabajo". Stradivari trabajaba en la planta baja de un edificio de tres pisos ubicado en la Piazza San Domenico de Cremona. Utilizaba el techo del edificio, que era plano, para secar los violines ya barnizados. Tuvo 11 hijos en sus dos matrimonios, y solo 2, Francesco y Omobono, se dedicaron al oficio de su padre.

La casa natal de Stradivari fue demolida en 1928, y el cementerio donde estaba sepultado quedó destruido algunos años más tarde. Un pequeño museo en Cremona, una lápida que él mismo grabó en 1730 y 635 de sus famosos violines es todo lo que queda.

Músicos, "Iauderos", coleccionistas, científicos e ingenieros acústicos han tratado de analizar qué es lo que hace que un violín Stradivarius sea tan especial. Pero ni los especialistas, ni las herramientas o los modelos del mismo Stradivari, que están en el museo de Cremona, han revelado el secreto. La edad de los instrumentos no es un factor decisivo, pues estos violines eran famosos ya en su tiempo. Los expertos señalan que la madera, el barniz, las dimensiones y la forma de los instrumentos son factores clave. Al igual que un gran compositor, que utiliza elementos básicos para crear sus obras maestras, Stradivari construyó violines que desafían cualquier intento de imitación.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas