Imagen Imagen

Se recomienda aplicar la fragancia allí, el calor generado por el pulso intensifica el impacto del perfume.

Cuando pasamos por el mostrador de cosméticos de una gran tienda, vemos que las mujeres se prueban el perfume en la muñeca y lo huelen intensamente. ¿Por qué no lo huelen en los dedos? ¿En el dorso de la mano? ¿En el brazo? ¿En las axilas? ¿Qué saben ellas que los hombres desconocen?

Una encuesta rápida hecha a varias mujeres indicó que la mayoría no tiene idea de por qué se pone el perfume en las muñecas. Pero en la locura hay cierto método. Irene L. Malbin, de la Asociación de Cosméticos, Productos de Tocador y Fragancias, explica lo siguiente: "Las mujeres se ponen perfume en las muñecas porque ése es un punto de pulso. Esos puntos se ubican en lugares donde los latidos se perciben muy cerca de la superficie de la piel. El calor generado por el pulso intensifica el impacto del perfume".

Malbin enumera otros puntos de pulso: detrás de las orejas, en la nuca, el pecho, la parte interior del codo, detrás de las rodillas y en los tobillos. Resulta más fácil para la clienta aplicarse el perfume en la muñeca que detrás de la rodilla. Todo parece muy lógico. Pero, entonces, ¿por qué los hombres no se ponen colonia en las muñecas? ¿O lo hacen?

También te puede interesar: 3 elementos indispensables para el guardarropas

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas