SEGUINOS EN: Imagen Imagen Imagen
Imagen Imagen

Cada fibra de lana está cubierta por escamas microscópicas que se sobreponen y cuando se calientan o se agitan (por ejemplo, dentro de un lavarrop...

La lana encoge por dos razones: en primer lugar porque se trata de una fibra naturalmente flexible y el trabajo de tejerla o hilarla la alarga; pero la lana tiende a recuperar su forma original, lo que se conoce como relajamiento por contracción. La segunda razón tiene que ver con la estructura de sus fibras. Cada fibra de lana está cubierta por escamas microscópicas que se sobreponen, y cuando se calientan o se agitan (por ejemplo, dentro de un lavarropas), las fibras se rizan y se cierran; ese es el principio de la elaboración del fieltro.

Una vez que esto ocurre, es imposible separar las fibras y devolverle a la prenda su forma original sin ocasionar un daño grave. La investigación moderna ha descubierto los recubrimientos de plástico que cubren estas escamas y evitan que se enreden, se espesen y encojan; sin embargo, incluso las prendas de lana presentadas como preencogidas requieren de cuidados especiales para su limpieza.


 ¿Por qué da más calor la lana que el algodón?

La flexibilidad que provoca que la lana se rice y se contraiga contribuye también a su darle su volumen y calor. El aire queda atrapado entre las fibras elásticas y forma una capa aislante. Un volumen parecido de algodón sería igual de caliente, pero carece de elasticidad y tiende a aplanarse, perdiendo gran parte del calor. Imaginemos una colcha de lana y algodón. Estaría esponjada a la hora de acostarse, pero a la mañana siguiente las fibras se habrían aplanado y muy probablemente habrían perdido gran parte de su calor. La textura de una prenda depende del tipo y espaciamiento del hilo de su trama. Los hilos lisos fuertemente torcidos forman una tela con pocos espacios de aire en torno a las fibras y a la superficie de la prenda. Al levantar los extremos de las fibras sueltas, por procedimientos como el cepillado, se aumenta el número de terminaciones de fibras capaces de formar una capa aislante. Entonces, los hilos esponjosos, como los de franela fina y el velour, se sienten al tacto más calientes que los tejidos lisos como el satín.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen takataka
takataka

Si sabré que encojen poniendo en el lavarropas las prendas de lana! Actualmente ya no hay muchas prendas de lana pura, por lo que no hay tanto drama.

Imagen 005Quico
005Quico

Buena

Notas Relacionadas