Imagen Imagen

Si usted tiene sangre normal y se corta, diminutas células conocidas como trombocitos o plaquetas llegan al rescate.

Si usted tiene sangre normal y sufre un corte, diminutas células conocidas como trombocitos o plaquetas llegan al rescate. Estas células en forma de discos, las más pequeñas del torrente sanguíneo, se aglutinan en segundos para sellar la herida.

Pero antes de entrar en acción necesitan que algo haya sido dañado, como por ejemplo cualquier pared de un vaso sanguíneo.

Las primeras plaquetas que detectan un hoyo en la pared de un vaso sanguíneo se vuelven pegajosas, de manera que puedan adherirse a los lados del orificio. Al hacerlo, cambian su forma, convirtiéndose en esferas con espinas que las ayudan a mantenerse juntas, y emiten señales a otras plaquetas para que ayuden a llenar el hueco.

Cada gota de sangre suele contener unos 115 millones de plaquetas, de modo que la ayuda siempre está a mano. Si la herida no es grave, esta unidad de urgencia la controla y todo vuelve a la normalidad casi sin sentirlo.

La etapa final en el proceso de cerrar una herida es la coagulación: el endurecimiento de la sangre para formar un sello resistente. En una serie de complejas etapas conocida como cascada de coagulación, la sangre forma una proteína viscosa llamada fibrina, el principal componente de los coágulos. Las moléculas inactivas del plasma súbitamente entran en acción, desatando progresivamente una reacción en cadena. En cuestión de segundos, una molécula activa puede estimular a otras 30.000.

Las deficiencias en la sangre pueden causar que fluya lentamente o que coagule sin motivo. Otras anomalías, como la falta de plaquetas, pueden evitar la coagulación y causar hemofilia. Los médicos prueban la capacidad de coagulación de la sangre por medio de la punción de la piel, en la oreja o el antebrazo y tomando el tiempo que tarda en dejar de sangrar. El promedio es de 3 a 8 minutos.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen ROSA
ROSA

bueno saber todo esto!!!!!! y una vez mas volvemos a lo mismo, tener una buena dieta y hacer deportes, osea vivir a pleno pero bien!!!

Imagen Blas agustín
Blas agustín

Muy buenas informaciones

Imagen Elva Natalia
Elva Natalia

No solamente las plaquetas intervienen en la coagulación de la sangre, sino también enzimas como la tromboplastina y la protrombina

Imagen Elva Natalia
Elva Natalia

Son varios los elementos intervinientes en la coagulación.

Imagen Dennis
Dennis

Bueno

Notas Relacionadas