Imagen Imagen

La tradición de mostrar las colecciones para la temporada se inició en 1900.

¿Por qué los desfiles de modas son parte esencial de la industria del vestido?

Durante siglos, París ha sido considerada la capital mundial de la moda y su solo nombre evoca imágenes de espléndidos desfiles de modas. La primerísima casa de alta costura parisina fue fundada en 1858 por un expatriado inglés: Charles Frederick Worth. Abrigaba la idea de preparar de una vez los diseños para una temporada y mostrarlos a los clientes.

La tradición de mostrar las colecciones para la temporada, por medio de un desfile de modas, se inició con la Gran Exposición Universal de París, en 1900, en la que se exhibían mercancías de todo el mundo. Varios países tenían un pabellón y miles de personas desfilaron para ver los artículos que se mostraban. Ninguno atrajo más atención que la sección de modas, donde los diseñadores, incluida la Casa Worth, mostraban sus colecciones de una manera novedosa: con modelos en escenas cotidianas. La presidenta de esta sección, Madame Paquin, modelaba sus propios diseños sentada frente a un tocador. Madame Paquin, quien fue la primera diseñadora en vender en el extranjero sus creaciones, cuando quería imponer nuevos estilos enviaba regularmente a diez modelos, vestidas con trajes idénticos, a las carreras o al casino.

Desde 1900 los compradores de todo el mundo acuden a los esmerados desfiles de temporada que presentan las casas de moda francesas. Estos desfiles se han convertido en una manera amena de presentar los nuevos estilos, a un gran número de probables compradores. Hoy día el trabajo conjunto de compradores de allende el océano, reporteros y fotógrafos de prensa lleva los nuevos estilos de las casas de modas al público en general, en una secuencia planeada con sumo cuidado.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas