Imagen Imagen

¿Por qué los hornos de microondas no calientan los recipientes?

Microondas

¿Por qué los hornos de microondas no calientan los recipientes?

Cocine su comida en horno de microondas y minutos más tarde se sentará a comer. La comida estará muy caliente, pero el recipiente apenas se sentirá tibio.

Las microondas, como los rayos X, las ondas de radio, la luz visible y los rayos ultravioleta e infrarrojos, son un tipo de radiación electromagnética. En un horno ordinario, el calor llega a los alimentos principalmente en forma de radiación infrarroja; esta fluye lentamente, por conducción, de la superficie hacia el interior. La radiación infrarroja no penetra más allá de la superficie. Las microondas penetran en los alimentos a una profundidad aproximada de 3,5 cm, y la conducción lleva el calor hacia el interior y exterior de la superficie, lo que acelera el proceso de cocción.

El horno de microondas funciona a una frecuencia de casi 2.450 megahertzios, lo que significa que cada segundo las microondas vibran 2.450 millones de veces, y cambian constantemente de negativo a positivo. Las moléculas de agua y otras semejantes absorben con vigor las microondas. Al igual que un imán, esas moléculas tienen polos positivos y negativos. Los campos electromagnéticos de las microondas cambian con rapidez y empujan y jalan estos polos, provocando que las moléculas vibren a la misma velocidad. La fricción entre moléculas que vibran genera calor.

Los recipientes de alimentos suelen estar hechos de vidrio, cerámica, papel o plástico. Todas estas sustancias, con excepción de unos cuantos plásticos, no contienen agua ni otras moléculas polares. Solo el calor conducido por los alimentos las calienta. La excepción es la melamina, plástico usado en vajillas, que absorbe las microondas y puede calentarse demasiado. El metal refleja las microondas, de modo que los alimentos contenidos en esta clase de recipientes no se calentarán. Los recipientes de metal, enseres metalizados o vidriados dentro de recipientes no metálicos pueden producir cortos eléctricos (arco voltaico) que dañan el horno de microondas. El papel aluminio puede ser usado de vez en cuando sin que provoque un corto.

El uso de los materiales correctos asegura que las microondas calienten la comida, no el recipiente, además de evitar un peligroso cortocircuito.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen negralinda
negralinda

y tambien en tamaño mas pequeño entran mucho mas temas!!! Tan buena definiciòn, es un adelanto fabuloso este cambio!!!! aunque ya està quedando tambien obsoleto, no ja,ja, asi es el avance!!!!

Notas Relacionadas