Imagen Imagen

Anton van Leeuwenhoek decidió probar el microscopio que acababa de fabricar y se puso a observar el sarro de sus dientes.

Un día del año de 1674, en Delft, una ciudad holandesa, Anton van Leeuwenhoek decidió probar el microscopio que acababa de fabricar y se puso a observar el sarro de sus dientes. Con gran asombro vio unos diminutos animálculos moviéndose activamente; eran bacterias que por primera vez aparecían ante los ojos del hombre. Leeuwenhoek no pudo saber nunca la relación que tienen algunas con las enfermedades. Cuando informó de tan sensacional hallazgo a la Sociedad Real de Inglaterra, una prestigiada organización científica, algunos se negaron a creerle, pero terminaron por aceptarlo e incluirlo en la Sociedad. Sus estudios posteriores le dieron fama mundial y le atrajeron visitantes como la reina de Inglaterra y el zar de Rusia.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen ROSA
ROSA

Y creo que la desnutriciòn està ligada a la poca falta de interes de los gobiernos! Desgraciadamente esta enfemermedad es progresiva, si los chicos no son bien alimentados cuando pequeños, por mas que se alimenten grandes ya no hay vuelta atras, no pueden estudiar y su cerebro no funciona bien!, y

Imagen Elva Natalia
Elva Natalia

Es increíble el beneficio que ha traído a la ciencia y a la humanidad toda, el descubrimiento de este hombre. Siempre pasa que cuando alguien descubre algo buena parte de los de mayor jerarquía, se muestran reticentes y desconfiados aún sin probar si es algo que funciona o no, eso hace que se demore

Imagen Blas agustín
Blas agustín

Estoy de acuerdo con Los comentarios anteriores

Notas Relacionadas