SEGUINOS EN: Imagen Imagen Imagen
Imagen Imagen

Son uno de los más emocionantes espectáculos celestes.

Atracción fugaz

De todos los cuerpos que iluminan el firmamento nocturno, los cometas son los más raros y fugaces. Sin embargo, estas resplandecientes esferas de largas colas brillantes constituyen uno de los más emocionantes espectáculos celestes. Las órbitas de los cometas visibles son elipses alargadas que algunas veces se extienden hasta más allá de Plutón, para luego regresar hacia el Sol aproximándose a él incluso más que Mercurio.

Origen

Algunos cometas vuelven una y otra vez en períodos previsibles; a otros se les ve una o dos veces y luego desaparecen para siempre. El verdadero origen de los cometas es impreciso. Una teoría sugiere que son restos de la formación del sistema solar y que hay miles de millones de ellos circulando por los confines del sistema. De vez en cuando, alguno se desvía de su órbita y se aproxima al Sol.

Se cree que los cometas son una masa de polvo y gases congelados. Cuando se acercan al Sol, al principio solo se ve una masa resplandeciente, pero al irse aproximando, el cometa desarrolla una cola (que a veces tiene millones de kilómetros de longitud) compuesta de polvo y gas.

Halley

Los cometas suelen recibir el nombre de sus descubridores. El más famoso lleva el nombre de Edmund Halley, astrónomo británico del siglo XVII que calculó con exactitud sus movimientos, que lo acercan a la Tierra cada 76 años. Al cometa Halley se lo vio por última vez -según lo previsto- en 1986 y se espera que visite nuestro firmamento de nuevo en 2058.

¿Qué son las estrellas fugaces?

Mientras que los cometas pueden ser visibles durante semanas o meses seguidos, las llamadas estrellas fugaces cruzan el cielo y se desvanecen en segundos. La mayoría de ellas son una herencia de los cometas, ya que están formadas por los restos que permanecen en el espacio después de que estos han pasado. Cuando esos fragmentos entran en nuestra atmósfera, la fricción los vaporiza dejando estelas luminosas llamadas estrellas fugaces. Otras proceden de restos interplanetarios que arden al entrar en la atmósfera.

Los despliegues más espectaculares de estrellas fugaces se llaman lluvias de estrellas o de meteoritos y son fenómenos predecibles. Se repiten año tras año en las mismas fechas aproximadamente, cuando la Tierra atraviesa la órbita de un cometa que ya ha pasado. En el punto culminante de una de estas lluvias pueden llegar a verse docenas de meteoros por hora, y todos parecen irradiar de una constelación definida. Durante la lluvia de estrellas Leónida, en noviembre, suele verse un gran número de estrellas fugaces en la vecindad de la constelación de Leo, mientras que la lluvia de meteoros Perseida, a comienzos de agosto: se centra en la constelación de Perseo.

¿Llegan alguna vez los meteoritos a la Tierra?

Aunque parezca increíble, pueden caer sobre nosotros fragmentos interplanetarios, y de hecho, así sucede. Centenares de ellos se precipitan sobre la Tierra todos los años, pero la mayoría se hunden en los océanos y además son muy pequeños. Estos desechos cósmicos, llamados meteoroides cuando se encuentran en el espacio exterior y estrellas fugaces cuando atraviesan la atmósfera, se conocen como meteoritos si llegan a la Tierra. Su peso varía desde unos pocos gramos hasta varias toneladas. El más grande de los que se conocen se descubrió en Namibia (África del Suroeste) y pesaba unas 60 toneladas. Otro, mucho más grande, se estrelló en el desierto de Arizona, pero estalló al chocar. Lo único que queda de él es un cráter de unos 1.200 metros de diámetro y de cerca de 180 metros de profundidad.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen negralinda
negralinda

ultimamente se han visto cometas, es algo tanlindo de ver! tambien las estrellas fugaces! Pero tambien hay mucho para ver en el cielo cada noche, siempre que puedo estoy mirando las estrellas en la noche y se ven muchos movimientos en ellas!

Notas Relacionadas