Imagen Imagen

Se debe a una combinación de vientos rápidos y baja presión atmosférica.

Los aterradores tornados

Cuando el extremo de un tornado toca tierra, va dejando una huella de destrucción total. Este remolino, con su característica forma de embudo, avanza con un rugido que se ha comparado con el de una escuadrilla de aviones de reacción y puede fácilmente arrancar árboles y derribar edificios enteros. 

El tornado es, en esencia, un torbellino de viento que gira en torno a un núcleo donde existe un vacío parcial. La demoledora combinación de vientos rápidos y de baja presión atmosférica hace de los tornados algo tan destructivo. La velocidad de los vientos suele ser de unos 320 kilómetros por hora, pero se cree que a veces alcanzan los 800. Se sabe de briznas de paja que, impulsadas por tales vientos, han taladrado maderos y troncos de árboles. Un tornado llegó a proyectar un tablón a través de una chapa de hierro de 15 milímetros de espesor. La baja presión hace que los edificios estallen literalmente. Cuando pasa el tornado, el súbito descenso de la presión atmosférica provoca en el aire encerrado en el edificio una expansión tan violenta que puede derrumbar las paredes. El vacío parcial y la fuerte corriente ascendente del núcleo de un tornado han producido curiosos fenómenos. Vagones de ferrocarril enteros han sido levantados de las vías y arrojados a varios metros de distancia. Se cuenta que en una tormenta un frasco de conservas voló 40 kilómetros por el aire y aterrizó intacto.


¿Dónde se suelen formar?

Los huracanes nacen en el mar, pero los tomados se forman normalmente sobre la tierra. Pueden presentarse de vez en cuando en casi cualquier lugar del mundo, pero son mucho más comunes en las llanuras centrales de los Estados Unidos, sobre todo en los meses de la primavera y comienzo del verano. Unos 600 o 700 de estos torbellinos se desarrollan cada año en los Estados Unidos. La zona más afectada, que a veces se conoce con el nombre de "Callejón del Tornado", es una amplia franja que se extiende hacia el norte desde Texas y se prolonga a través de los estados de Oklahoma y Kansas.

¿Qué provoca los tornados?

Aunque los científicos no conocen con exactitud qué es lo que origina estos devastadores remolinos de viento, se sabe que están casi invariablemente asociados a las nubes tempestuosas. Las condiciones para que se produzcan son óptimas cuando una masa de aire cálido y húmedo que se mueve hacia el norte desde el Golfo de México queda atrapada bajo el aire más frío y pesado del norte. En dicha zona de turbulencia se forman nubes y se desarrollan tormentas que a veces culminan en la violenta ascensión giratoria de aire caliente, que se conoce con el nombre de tornado.
Al comienzo el remolino es solo un lóbulo redondeado que cuelga de Ia base de la nube. El lóbulo se va alargando poco a poco y toca finalmente el suelo, con lo que tierra y nube quedan unidas por una columna de vientos que giran velozmente. Blanco al principio por la humedad condensada, el tornado se oscurece y se vuelve negro al absorber polvo y otros restos.

¿Cuánto dura un tornado?


Cuando el tornado toca el suelo, suele desvanecerse al cabo de una hora o algo menos, pero algunos han durado varias horas. En su avance, el tornado abre una brecha de devastación de unos 300 metros de ancho y de hasta 25 kilómetros de Iongitud. Pero algunos de dimensiones gigantescas dejan a su paso una huella de kilómetro y medio de ancho. El 1917, un tornado asoló una franja de 470 kilómetros de longitud.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen negralinda
negralinda

son terrible, nunca he estado cerca pero de verlos por tev me aterra!!!

Notas Relacionadas