Imagen Imagen

Mussolini cambió sus planes de viaje caprichosamente porque, según dijo, cierto pasajero tenía un ojo diabólico. 

Eduardo VII, rey de Inglaterra de 1901 a 1910, era extremadamente supersticioso, al grado de que no toleraba que le hicieran la cama o cambiaran las sábanas los días viernes. Según reza un viejo adagio, si se cambian las sábanas ese día, el diablo tendrá control sobre nuestros sueños durante toda la semana.

Benito Mussolini y Adolf Hitler eran fanáticamente supersticiosos. Se dice que, en una ocasión, Mussolini cambió sus planes de viaje caprichosamente porque, según dijo, cierto pasajero tenía un ojo diabólico. Hitler creía que el número 7 tenía poderes especiales, y con frecuencia pedía consejo a los astrólogos y a los adivinos. Era tan grande la creencia de Hitler en la astrología, que los oficiales de los Aliados consultaban a sus propios expertos, con la esperanza de anticipar de qué manera el horóscopo del dictador podría influir en la guerra.

Pero la superstición durante la Segunda Guerra Mundial no estaba solo en un bando. El primer ministro de Inglaterra, Winston Churchill, portaba su "bastón de la buena suerte" y rara vez fallaba al golpear a un gato negro que le saliera al paso.

Por otro lado, en el Nuevo Mundo, Moctezuma Xocoyotzin, último emperador azteca, pese a dominar un poderoso imperio que llegaba hasta lo que hoy es Honduras y Nicaragua, se rindió ante los conquistadores españoles dirigidos por Hernán Cortés. El Emperador estaba convencido de que habrían de llegar, por donde sale el sol, hombres rubios y barbados que serían dueños de sus tierras. El dios Huitzilopochtli le había predicho todo esto, por eso Moctezuma se entregó sin ofrecer resistencia, con lo que el imperio azteca quedó bajo el mandato de la Corona española.

En el siglo XIX, en México hubo casas inundadas, ataques de indios en el norte del país, el paso de un cometa, una aurora boreal y una epidemia de cólera: todo ello como castigo divino, según los miembros del partido conservador, por haberse atrevido el gobierno a tratar de abolir los privilegios de la Iglesia y de suprimir las órdenes monásticas.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen takataka
takataka

Interesante lo que puede suceder cuando sometemos nuestra mente a ese tipo de cosas. Alguien dijo que eso sucede sencillamente porque mentalmente estamos predispuesto y es como si fuéramos caminando hacia ellas. Pobres los aztecas que se sometieron pensando que la llegada de los hombres rubios sería

Imagen pepiro
pepiro

Tambien creo que DIOS no castiga, somos los humanos con nuestras acciones.

Imagen joseluis13
joseluis13

Woody Allen y Alfred Hitchcock. Ambos directores de cine han hecho populares sus supersticiones entre las que destaca el pánico hacia los huevos del autor de 'Psicosis' y el temor a la luz del sol, a los niños y a las habitaciones pequeñas del cineasta de Manhattan.

Imagen apza
apza

Muy entretenido

Imagen 005Quico
005Quico

Bien

Imagen natylehmann
natylehmann

Que linda nota!

Imagen takataka
takataka

Ahora entiendo en parte las atrocidades que cometió Hitler

Imagen katrix
katrix

adolff gustav hitler era abusado por su padre,quien terminòs iendo su propio abuelo,a lo largo de la historia se han dicho muchas cosas aberrantes de èl,ya desde niño era muy temperamental

Imagen raularmandoz
raularmandoz

Falta el caso de Rodolfo II de Habsburgo, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico entre el final del siglo XVI y principios del siglo XVII, llamado el "Emperador de los alquimistas", pos su fe ciega en todo tipo de magos, adivinos, astrólogos, etc.

Imagen pepiro
pepiro

Interesante

Imagen nonita1948
nonita1948

muy interesante

Imagen Naniel
Naniel

Interesante nota.

Imagen panchoval
panchoval

Buena

Imagen princesaluz
princesaluz

Qué curiosodades, eso de cambiar las sabanaslos viernes nunca lo había escuchado.

Imagen pepiro
pepiro

Buenos informes

Imagen chanchan
chanchan

Increíble!

Imagen dbueno
dbueno

Bueno

Notas Relacionadas