Imagen Imagen

Seacole y Nightingale, dos mujeres excepcionales.

Las dos heroínas de la Guerra de Crimea

Cuando el Reino Unido declaró la guerra a Rusia en 1853, una jovencita se ofreció voluntaria para llevar al frente un destacamento especial de enfermeras que se hiciera cargo de los enfermos y heridos. En octubre de 1854, Florence Nightingale partió hacia Shkodër con 38 enfermeras, llegando justo a tiempo para atender a los cerca de 10.000 heridos que había causado la batalla de Inkerman.

El grupo de Nightingale, falto de medios y de personal, trabajó incansablemente para mejorar las condiciones de los heridos; la guerra de Crimea terminó abruptamente en 1865, y, cuando regresó a su país, Nightingale se encontró con que era famosa.

Sin embargo, Nightingale no estuvo sola en la heroica labor desarrollada en Crimea. Entre las mujeres que quisieron trabajar a su lado se encontraba Mary Seacole, una jamaicana de 48 años que tenía una notable experiencia como "doctora" y en el tratamiento de las enfermedades que estaban diezmando las tropas de Crimea.

Pese a ser rechazado su ofrecimiento, Seacole partió para Crimea en 1854. Habiéndose instalado en las afueras de Balaklava, se dedicó a vender todo tipo de artículos a los soldados, desde pasta de dientes hasta zapatos, y luego empleó los beneficios en cuidar a los enfermos y proporcionarles alimentos y medicinas.

Seacole fue tan admirada como Nightingale, pero regresó a Inglaterra arruinada económicamente. Sus deudas fueron pagadas por veteranos de guerra agradecidos.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen 005Quico
005Quico

Interesante

Imagen takataka
takataka

Conocía la historia de Florence, pero no la de Mary, que triste es que gente como ella que lo dieron todo en bien de los demás terminen de esa manera, gracias a Dios por lo menos hubo reconocimiento de parte de los que fueron beneficiados por su servicio.

Notas Relacionadas